• Todos los indicadores muestran que la economía mexicana perdió su vigor

3 de junio de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Todos los indicadores confirman que la economía mexicana ya está en recesión, em mayo todos los indicadores muestran que la economía se encuentra ya en plena contracción y que el crecimiento que exista será mínimo.

Según el reporte del Banco de México los analistas del Sector privado bajaron la expectativa de crecimiento del PIB para 2019; a un máximo del 1.32 por ciento contra 1.52 por ciento de la estimación previa.

crecimienadelantado.jpg

las semana pasada el mismo Banxico ajustó por cuarta vez consecutiva su proyección de crecimiento económico para 2019, ante un complicado inicio de año por el débil desempeño de la economía global, a un rango de 0.8-1.por ciento.

Baja la confianza del consumidor, la confianza empresarial, las ventas de vehículos, mercado que suele mostrar si la gente piensa que tendrá o no recursos en el futuro inmediato, cayeron 11 por ciento en mayo con respecto al mismo mes del año anterior

“En mayo, las expectativas empresariales disminuyen, pero se mantienen favorables en construcción bajan 1.2 puntos para ubicarse en 51.3 puntos”, dice Inegi.

Hasta abril solamente seis entidades tienen cifras positivas de creación de empleo, durante los cuatro primeros meses de la Cuarta Transformación, la cual lleva un déficit de empleo formal de casi 158 mil, contra los que 20 millones 457 mil 926 que registraba el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en noviembre de 2018, último mes de la administración de Enrique Peña Nieto.

Igualmente en mayo el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) elaborado de manera conjunta por el INEGI y el Banco de México registró una disminución mensual de (-)1.1 puntos con datos ajustados por estacionalidad.

En el mes de marzo de 2019 el Indicador Coincidente se posicionó por debajo de su tendencia de largo plazo al registrar un valor de 99.3 puntos (véase gráfica 1) y una variación de (-)0.10 puntos respecto al mes anterior, lo que es una zona de contracción.

Las cifras de Indicador IMEF (Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas)  muestran que durante mayo tanto el Indicador manufacturero como el no manufacturero regresaron a zona de contracción y, de manera simultánea, todos sus componentes mostraron caídas.

“De esta manera, la mejora marginal que se había registrado en abril se revertió en mayo. Así, los resultados del indicador de junio, que estarán disponibles el 1º de julio, serán de gran utilidad para anticipar si la actividad económica durante el segundo trimestre del año se recuperará luego de la contracción que tuvo durante el primer trimestre del año”

Todos los organismos privados e instituciones públicas que observan el crecimiento y realizan pronósticos han bajado la expectativa pata México a un promedio entre el 0.5 y el 1.5 por ciento.