Ir a la barra de herramientas
Importante

AMLO insiste en arbitraje y Canadá frenaría TMEC

Se avizoran nuevos problemas que no solamente redundarán en el erario, como los 20 mil millones de dólares por la cancelación del NAIM, e otro daño a la confianza de inversionistas extranjeros y, la acción viene cuando la economía mexicana ya está en recesión y la amenaza de que Donald Trump de imponer aranceles está sujeta al triunfo de un plan anti-inmigración que costará más de 20 mil MDD.

Más daño para la economía por otra acción unilateral de la 4T que provocará pérdida de inversiones y dispendio con el erario

27 de junio de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que cambiar un contrato firmado en 2016 para no pagarle las multas por retrasos a las empresas canadienses que construyeron el gasoducto Texas-Tuxpan, no es ilegal y rechazó que este acto unilateral pueda afectar la TMEC en Canadá.

En su rueda de prensa mañanera no quiso diferenciar entre no cumplir con el pago considerado en un contrato ya firmado hace tres año, en el que se consideraron multas si había retrasos en la obra por eventos no adjudicables a las empresas y la independencia en el sector energético que México conserva en el TMEC.

“(El TMEC dice) palabras menos, que México es un país libre y soberano en el manejo de sus recursos naturales, en particular del sector energético y en especial del petróleo.  Eso no está en el tratado. Si alguien dice que no va a suscribirse el tratado por eso, la respuesta es: eso no está acordado, para que quede claro”, dijo en su rueda de prensa Mañanera

El boletín de Standard & Poor’s  recordó que la CFE inicialmente reconoció las multas por la demora  en el  de la construcción del ducto, “ pero ahora considera que estos son inapropiados, dijo IEnova, la subsidiaria mexicana de la estadounidense Sempra Energy”.

La CFE no solamente va contra IEnova sino ahora busca también quitarle dinero a Grupo Carso por multas por el retraso debido a sabotajes, que la empresa intenta aplicar arbitraje para anular ciertas cláusulas del contrato de gasoducto Samalayuca–Sásabe.

El ducto  que aún se encuentra en construcción y corre entre los estados de Chihuahua y Sonora, daría a la empresa la administración por un período de 25 años y permitiría el transporte de 472 millones de pies cúbicos diarios a industrias del noroeste de México.

Esta sería la segunda obra de empresas de Carlos Slim que frene el gobierno de López, luego de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco, y aunque de inmediato las repercusiones son para las empresas de infraestructura energética IEnova y de Grupo Carso, de Carlos Slim, cuyas acciones han sufrido en las cotizaciones de lka Bolsa Mexicana de Valores (BMV) lo previsible es que el erario termine pagando las multas y los nuevos daños.

El gobierno de Andrés López Obrador había incidido hasta finales de abril una deuda de más de 1.2 billones (millones de millones) de pesos, y a esta deuda ahora se suman los 20 mil millones de dólares para financiar el plan anti-inmigrante ordenado por Donald Trump y aceptado por el gobierno de López, y lo 30 mil millones de dólares por la cancelación del Aeropuerto de Texcoco.

Este jueves, López insistió en que frenar el proceso de entrada del gasoducto Texas-Tuxpan ya concluido y no pagarle a las candienses IEnova y TC Energy, es solamente un proceso de negociación y no una desplante de poder unilateral.

“Dijimos -es cosa de recordar las anteriores conferencias- que íbamos a buscar el acuerdo para que las empresas ayudaran y que no se tuviese que pagar tanto, porque si esos contratos se aplican tal cual, se terminaría de quebrar la Comisión Federal de Electricidad, se arruinaría la Comisión, que de por sí la entregaron muy disminuida, muy mal económicamente, saqueada prácticamente”, dijo en rueda de prensa.

“Se inició un proceso que tiene como propósito principal el que haya un diálogo con las empresas, en este caso esta empresa canadiense, y se va a buscar que mediante la conciliación se resuelva el problema”, afirmó.

La CFE está al borde de la quiebra por la mala administración de Manuel Bartlett y a finales de mayo pasado, la Comisión Federal de Electricidad intentó ocultarle a la Bolsa Mexicana de Valore pérdidas de 13 mil 400 millones de pesos que acumuló en el primer trimestre del año, la cual es derivada de haber rechazado inversiones privadas.

Dichas pérdida aumentarán cuando deban impactarse los pasivos por 11 mil millones de pesos no pagados por usuarios de Tabasco, los cuales ilegalmente condonó le presidente López, y que se derivaron de una maniobra electoral que él mismo López provocó cuando en 1994 protestaba un presunto fraude en las elecciones a gobernador de Tabasco-

Sin embargo, López insistió en que exigir una negociación que rompe el contrato es “un procedimiento legal y buscando que se llegue a un acuerdo, porque consideramos que fue un abuso el que se hayan hechos esos contratos que afectan la hacienda pública. Entonces, queremos un acuerdo para que no se perjudique la hacienda pública, eso es lo que se está buscando”, subrayó

Además de que en Canadá la aprobación del TMEC ya tiene detractores, IEnova ha declarado que es poco probable que el gasoducto que van del Sur de Texas a Tuxpan, Veracruz sobre el litoral, comience a funcionar si CFE procede con el arbitraje.

Esto significa que son muy poca las posibilidades de enviar gas natural hacia la Península de Yucatán, para evitar los cortes de energía eléctrica que ya hay en Mérida y las principales ciudades de la Riviera Maya.

A %d blogueros les gusta esto: