29 de junio de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Marcelo Ebrard anunció en su cuenta de Twitter que tras platicar con el Presidente de China, Xi Jinping, el próximo lunes iniciará una visita a Beijing para celebrar reuniones con el Canciller chino y otros dirigentes de ese país con miras a mejorar la relación comercial.

Este mediodía en su cuenta de Twitter, López,  publicó un vídeo que explica los “retos urgentes que reclaman mi atención en el país y mi permanencia en el país”, como dijo en su carta al Premier Japonés y anfitrión de la G20, Shinzo Abe.

“Supervisión de construcción de caminos a cabeceras municipales, desde San Juan Atepec, Oaxaca”, dijo en un mensaje donde hay un vídeo adjunto en el cual habla en un mitin al parecer de poca monta.

https://www.pscp.tv/w/1mnxevXaeMYKX

Unas horas después de que el presidente Donald Trump anunció la suspensión de sanciones contra el gigante digital chino Huawei, el súper canciller regente, hizo el anuncio y afirmó también haber platicado con el presidente Justin Trudeau, tras lo cual la canciller canadiense tuiteó:

concursa

https://www.scjn.gob.mx/sites/default/files/micrositio/documentos/GeneroYJusticiaXEdicion.pdf

“Sobre la ratificación del nuevo TLCAN y los problemas que enfrenta nuestro hemisferio, Canadá y México siempre tienen mucho que discutir. Gracias, @m_ebrard , por tomarse el tiempo para hablar en el #G20”, dijo en un  tuíter que Ebrard agradeció de inmediato en un retuit y Andrés Manuel López Obrador ni siquiera ha comentado aunque sea en la red.

En lenguaje diplomático eso significa que Ebrard dio explicaciones de las sanciones de la CFE a dos empresas candienses, avaladas por el presidente López, y se ha iniciado una plática tendiente a logar acuerdos.

El canciller, quien hasta ahora es la figura visible de México en el exterior, también entró en contacto con la presidenta del Fondo Monetario Internacional, Cristina Lagarde y con los mandatarios de los estados hispanohablantes del G20: Pedro Sánchez, España; Sebastián Piñera, de Chile, y, Mauricio Macri, de Argentina.

En seis meses de Gobierno, Ebrard ha sido quien ha negociado los asuntos del Estado Mexicano ante Estados Unidos, y ahora lo hace ante la G20. Es el secretario que más veces ha estado en la conferencia mañanera de López y el que ha sido acusado de intentar quedarse también con las decisiones para organizar la política de migración, que es un asunto del interior, entiéndase, Gobernación.

Fue Ebrard quien negoció a puerta cerrada con el Departamento de Estado, un plan a satisfacción de Donald Trump, que subordinó a México y los puso a la aprobación del presidente de Estados Unidos, el cual, en ocho ocasiones publicas a alabado en plan, restregando la herida.

Ver:Ebrad intenta convencer que única solución era agacharse ante Trump