Reconoce Banxico “ligera recesión”

14 de julio de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Para 2019 se anticipa una tasa de crecimiento en México menor a las observadas en los últimos diez años en México, y por debajo de las proyectadas y se espera al menos un ligera recesión que pondría a México en mal lugar debido a la recesión de la economía mundial para 2020.

“Las tasas de crecimiento de los últimos dos trimestres, y los resultados del Sistema de Indicadores, por Compuestos Coincidente y Adelantado (SICCA), ya sugieren la posibilidad de una ligera recesión”, afirma la reciente Minuta de la Junta de Gobierno del Banco de México.

Banxico advirtió que con el dato de crecimiento de junio a la baja, la tasa acumulada del primer semestre apunta a ser la segunda más baja, después de la cifra mínima histórica de 2015, cuando la economía mexicana resurgió debido a las reformas estructurales y la apertura del sector energético.

Fuera del presidente Andrés López Obrador, los pronósticos de crecimiento para 2019 van desde los optimistas que hablan del 1.1 por ciento, a los realistas que consideran un promedio de 0.7 a los pesimistas que opinan que podría ser una tasa negativa,

Ante el fracaso económico, los voceros de la Cuarta Transformación ahora dicen que el presidente Andrés Manuel López Obrador jamás prometió que el primer año de su gobierno habría un crecimiento del cuatro por ciento, sino que dijo que esas tasas serían “hasta finales del sexenio”.

En entrevista con Andrés Oppenheimer, el senador moreno Héctor Vasconcelos, aseguró que López nunca prometió que se crecería al cuatro por ciento en 2019.

El 28 de noviembre pasado, López, al término de una reunión privada con el Consejo Mexicano de Negocios dijo: “Que ya no tengamos solo dos por ciento de crecimiento anual, como ha venido pasando en los últimos 30 años, sino que la economía pueda crecer al doble, cuando menos al cuatro por ciento anual, y esto se va a lograr con la participación del sector privado, del sector social y del sector público, en armonía”, dijo.

Pero “la armonía” se desbarató el pasado 20 de junio, cuando López Obrador respondió a los reclamos del Consejo Coordinador Empresarial de que se había roto un consenso, burlándose de los empresarios.

El gobierno de la Cuarta Transformación no ha logrado crear empleos y para mayo los datos del Instituto del Seguro Social mantenían un déficit de 75 mil puestos de trabajo, contra el histórico de noviembre del 2018.

El 14 de junio, firmaron un convenio en el que los empresarios mexicanos se comprometían a una inversión de 623 mil millón es de pesos anuales, si estaban abiertos todos los campos, pero unas horas después de la firma La Comisión Nacional de Hidrocarburos, ´publicó que se habían cancelado las asociaciones de Pemex con privados para este año, lo que fue tomado como burla por los empresarios,

Lejos de hacer una aclaración en su conferencia mañanera, López calificó a los empresarios de ridículos, les dijo que no se “se estresen tanto, en vez de hacer un cuestionamiento diario, que hagan uno cada dos días” y reitero que: “No podemos, se los explicaba ayer, seguir dando contratos como se hacía con la minería, contratos y contratos y contratos”, dijo López.

El ex presidente Felipe Calderón dijo que el gobierno del presidente López Obrador prometió que creceríamos al cuatro por ciento, ya luego corrigió y dijo que creceríamos al dos por ciento, pero ahora con dificultades vamos a llegar al uno por ciento, pero, si el Gobierno sigue ahuyentando la inversión, lanzándose todos los días en la mañana contra los inversionistas, mexicanos y extranjeros, y sigue llamando a quien increpa al Gobierno como ‘fifí’ conservadores, abusivos, mafias, nadie en su sano juicio va a invertir”.

Banxico consideró que luego de los resultados del Indicador Global de la Actividad Económica en junio, las perspectivas del crecimiento seguirán ajustándose a la baja.