De facto, Trump convierte a México en “tercer país seguro”

17 de julio de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Aquella canción de “comenzó por un dedito y al brazo llegó”, parece describir la manera en como el presidente Donald Trump ha ido envolviendo al Gobierno Mexicano, al cual primero lo hizo erigir un muro humano contra la migración centroamericana y ahora lo obligará a ser de facto un “tercer país seguro”.

Ahora, cambia la reglas para poder enviar a México a miles de personas que están en campamentos y para poder deportar más extranjeros y enviarlo a México si ingresaron por la frontera común

La nueva regla que Trump le despachó a México, podría dejar en territorio mexicano a unas 200 mil personas de diversas nacionalidades americanas, africanas o asiáticas, que pensaban que estaban en proceso de obtener el asilo y el ingreso a Estados Unidos, incluso de los que ya fueron admitidos en EUA, si no comprueban que antes de iniciar su trámite, México ya les había otorgado ante el asilo.

Migrantesesperan12

“El gobierno de Trump intenta revertir unilateralmente el compromiso legal y moral de nuestro país para proteger a quienes escapan del peligro”, dijo Lee Gelernt, directivo de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU). “Esta nueva regla es de manera patente ilegal y demandaremos rápidamente”.

La modificación dice que cualquier persona, de cualquier nacionalidad que ingrese a Estado Unidos desde México le será negado el asilo si no “solicitó la protección contra la persecución o la tortura cuando estaba disponible en al menos un tercer país fuera del país de ciudadanía, nacionalidad o última residencia habitual legal del extranjero a través del cual él o ella transitó en ruta a los EU”, publicó The New York Times

Esto último obliga a que los migrantes en México soliciten y obtengan el asilo en México antes de ingresar a Estados Unidos por la frontera sur, y deriva en que miles de los que están solicitando actualmente el asilo y se encuentran en Estado Unido o en la frontera mexicana, ya no sean sujeto para obtener el asilo y e queden en México o sean regresados a sus países de origen

“El gobierno estadounidense dio a conocer una nueva regla que entrará en vigor hoy y establece que quienes no lograron solicitar asilo en el primer país por el cual pasaron en su camino hacia la frontera suroeste de Estados Unidos no obtendrán protección”, cita el New York Times.

Pese a que Trump ha ido subiendo lo requerimiento de migración con amenazas y sin tener primero el consentimiento del Gobierno de México ─el cual tendría que contar con el aval del Senado─ el presidente Andrés López Obrador no ha hecho reclamo alguno y acata con su silencio las exigencia de Trump.

El periódico hispano de Florida, El Nuevo Herald, señala que: “La iniciativa se enmarca dentro de la agenda que impulsa el gobierno de Trump orientada a reducir la inmigración legal e ilegal sin la necesidad de recurrir al Congreso de Estados Unidos. Y se produce en momentos en que la política de “tolerancia cero” de la administración ha sido duramente criticada por la separación de padres e hijos inmigrantes”.

Migrantesdibujoi.jpg

Advertisements