22 de julio de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – En los primeros 212 días de la Cuarta Transformación se registraron oficialmente 188 mil 685 víctimas de algún delito de alto impacto, entre los cuales 29 mil 790 fueron asesinados. Es decir, un promedio de un persona muerta a causa de una agresión cada 10 minuto con 36 segundos, y 13 víctimas de un delito de alto impacto cada minuto.

Hablamos de víctimas de delitos contra la vida y la integridad corporal; víctimas de secuestro, de extorsión; de corrupción de menores; de rata de personas y de, lo que clasifican como »otros delitos contra la sociedad» como prostitución y como pornografía infantil.

Pero si consideramos víctima de delito a todos lo que han presentado una denuncia, la cuenta llega a una víctima de delito cada cuatro segundo o un total de un millón 154 mil delito denunciados.

Datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) señalan que junio fue el mes con más víctimas de homicidios con tres mil uno, por arriba de mayo cuando la cifra se ubicó en 2 mil 901.

Los estados más violentos fueron: Baja California Norte (272), Guanajuato (248) Chihuahua (243) México (228) y Jalisco (226) y lo menos, de Yucatán, Baja California Sur, Campeche, Durango y Aguascalientes con tasas de ocho a dos homicidios por cada 100 mil habitantes

Lo datos son de diciembre al 30 de junio de 2018, por lo que no se han contado los mil 615 homicidio que la contabilidad oficial o los otros datos de López informan.

Delitos como el secuestro, que afectan a toda una familia y generalmente u patrimonial, han crecido un 18 por ciento si se comparan lo ocho primero meses de la 4T con lo último ocho meses del gobierno en Enrique Peña Nieto.