Ir a la barra de herramientas
Importante

Y la corrupción rodea la «santidad» de AMLO

Pese al halo de santidad con el que e trata de rodear el presidente Andrés Manuel López Obrador, hecho de corrupción de gente muy cercana a él como Jaime Bonilla, Rocío Nahle y cónyuge; de su compadre Carlos Lomelí, de u otro compadre, Miguel Rincón Arredondo; de su gran amigo, Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz, tienen un cerco difícil de evadir.

La corrupción rodea al presidente juarista-maderista. A los eventos conocidos como el conflicto de intereses y posible peculado de Carlos Lomelí Bolaños, ex super delegado en jalisco y proveedor de medicinas, la compra de patrullas por el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, y la asonada en favor de Jaime Bonilla, amigo muy cercano al Presidente, ahora se suman denuncias contra Pemex y contra la Secretaria de Energía y sus esposo.

El régimen de la Cuarta Transformación nos muestra que cerca del presidente hay más de una familia acomodada, bien acomodada, como lo Peña Nahle y lo Mollinedo.

Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía, dependencia sede en Villahermosa, tabasco, habita un lujoso pent-house propiedad de contratistas de Pemex, cuya renta no podría pagar ni con el cien por ciento de sus salario.

De Plumas Libres: ¿Cuánto le costó a Rocio Nahle el exclusivo Pent-House ?

Pero ahora surgen versiones de que el esposo de Nahle, José Luis Peña Peña, mediante un compadre, José Manuel Rocha Vallejo, armaron una red de moches en Pemex, por donde deben pasara a “retratarse” todos los contratistas o proveedores que quieran un contrato.

Rocha Vallejo, quedo al frente del Sistema Nacional de Refinación, el cual está a cargo de la rehabilitación de las seis refinerías existentes y del proyecto de Dos Bocas y e asegura que “no da paso sin huarache”.

José Luis Peña, es un cao extraño, pues se jubiló do vece en Pemex, la primera tras 33 año de servicios sin derecho a jubilación y la segunda, luego de que su cónyuge novió su influencias, con 120 mil pesos, tras 18 mese de servicios y, según versione, luego de que se habría querido suicidar cuando e le investigaba por actos de corrupción en Pemex.

José Luis Peña, es un caso extraño, pues se jubiló dos veces en Pemex, la primera tras 33 año de servicios sin derecho a jubilación y la segunda, luego de que su cónyuge movió sus influencias, con 120 mil pesos, tras 18 mese de servicios y, según versiones, también luego de que se habría querido suicidar cuando e le investigaba por acto de corrupción en Pemex.

En el portal plumalibres.com.mx, se asegura que “Rocha Vallejo es un paisano de Nahle y muy amigo de su esposo José Luis Peña Peña. Por cierto, Rocha Vallejo ha sido acusado de actos de corrupción en su natal Coatzacoalcos”.

Carlos Lomelí tiene acceso a fondos bancarios de Abisalud, según documentos

El ex chofer de Andrés Manuel López Obrador, Nicolás Mollinedo Bastar, de quien sus conocidos dicen que vive como un junio, anuncia la creación de un partido político, mientras su primo, Rafael Marín Mollinedo, está a cargo del programa del sexenio: el Corredor Interoceánico, sin haberse separado de la proveedora de alimentos, Tabana Banana, principal distribuidora de víveres en la Riviera Maya, pero también para la Guardia Nacional.

Una carta publicada por el portal plumaslibres.com.mx, firmada por “Trabajadores de Pemex Contra la Corrupción”, afirman que denuncia, “el abandono en que se encuentran las instalaciones de nuestro querido Pemex sino también de las distintas formas en que ocurre la corrupción dentro de la institución”.

Dicha corrupción, señalan los presuntos trabajadores de Pemex, se comete, con el “presupuesto de rehabilitaciones”, el cual “se está dirigiendo al mantenimiento ordinario y no a la verdadera rehabilitación”; además, afirman que se continúan la asignación “dirigidas” de contratos, mediante invitaciones restringidas amañadas.

Los nuevos “compadres” y la escandalosa corrupción de López

“Es clásico que se hacen invitaciones restringidas basadas en un estudio de mercado de dos páginas para favorecer a alguien. Por cierto, el área de estudios de mercado en compras sigue a cargo de los mismos ineptos que puso para enriquecerse (José Antonio) González Anaya”

La carta señala muchas otras posibles firmas de corrupción con compras y contratos, iguales a las que se han realizado por décadas, como realizar estudios para favorecer a un proveedor, reponer piezas que aún están en buen estado o favorecer a una marca, con contrataciones “donde se privilegia la marca (…) ejemplos de eso son las válvulas y las bombas, no salen de Sulzer por ejemplo cuando hay otras que podrían fomentar la competencia”.

Tanto “Nico” Mollinedo Bastar, como Rafael Marín Mollinedo, hoy a cargo de proyectos por 130 mil millones de pesos, son amigos del presidente López Obrador desde su adolescencia, y al menos al primero no le ha ido nada más durante los al menos 19 años al servicio del hoy Presidente.

En el portal “laotraopinion.com.mx”, se afirma que el hijo de “Nico” –El chofer de del jefe de Gobierno, López Obrador, que tenía 63 mil pesos de sueldo–Nicolás Mollinedo Portilla, asistió en 2006, cuando su papá y AMLO estaban oficialmente sin empleo, al a Culver, al colegio militarizado Culver Academy, en Indiana, que costaba unos 34 mil dólares por año-

Otro de los hijos de Nico, Samuel Mollinedo Portilla, fue balconeado en redes sociales por haber invitado al menos a dos amigas al Superbowl XLVI, a Nueva York, en un viaje que en hoteles clase turista, vuelo de bajo costo y los boletos más baratos, debería haber costado 10 mil dólares por persona.

“Samuel suele viajar en yates privados con sus amigos por lo menos desde agosto de 2012, hospedarse en resort en la costa mediterránea, en donde los precios oscilan por noche de los 330 a los 440 euros por persona”, asegura La Otra Opinión.

En la “Declaración Patrimonial” del 3de3, de 2016, Nico Mollinedo puso a sus tres hijos como dependentes, y aunque confesó ingresos anuales por poco más de 430 mil pesos (unos 36 mil pesos mensuales) había adquirido bienes inmuebles entre 2006 y 2012 por 8.4 millones de pesos y era propietario de un Mercedes Benz 2010 y un Jeep 2009.

La cercanía de Nico con López Obrador es de sobra conocida, pero no así la de Rafael Marín Mollinedo con el hoy Presidente. Pero la pista a los negocios del ex chofer mejor pagado de México entre 2001 y 2005, muestra que además de primos, los Mollinedo son socios y han conseguido ese tipo de negocios que solamente logran los influyentes.

«Nico», es esposo de Lydia Portilla Mánica hermana de Jorge Portilla Mánica, quien fue Secretario de Transporte en el gobierno de Pedro Joaquín en Quintana Roo, y estuvo relacionado con la averiguación previa sobre cajas de seguridad en Cancún, lo que le costó la candidatura a la presidencia municipal, aunque finalmente el ayuntamiento Moreno le dio un cargo como Director de Planeación.

Rafael Marín Mollinedo quien antes de quedar a cargo del programa del Istmo, tiene historia:  Cuando u primo Nico era super chofér del Jefe de Gobierno, el fungió como director de la Red de Transporte Público Ciudad de México y ahí contrató a su sobrina Gloria Aparicio Bastar, como subdirectora.

Marín Mollinedo, también  fue delegado estatal en Quintana Roo de Morena y dueño de la empresa Tabana Banana SA de CV, intermediario de frutas que vende supermercados y hoteles en Cancún y la Riviera Maya, aunque también es contratista de la alimentación en penales de Quintana Roo y ahora de Tabasco

En, en septiembre de 2008, al lograr el contrato “por adjudicación directa”, de la cárcel municipal en Benito Juárez, Quintana Roo, que les daría unos tres millones mensuales. el acta constitutiva de Tabana Banana mostró como accionistas, además de a Marín Mollinedo a María Amada Mollinedo Valencia, y como “comisario del Consejo de Vigilancia” a su primo, Nicolás Mollinedo Bastar.

A %d blogueros les gusta esto: