26 de agosto de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Desde hace 12 meses la industria de la construcción ha disminuido su tamaño y los volúmenes de obra y en junio, con 501 mil 438 puestos de trabajo alcanzó la cifra más baja de empleo generado por el sector en 15 años.

El Inegi reporta que, en junio, “el valor real de producción de las empresas constructoras presentó una reducción de (-)7.8 por ciento, las horas trabajadas de (-)7.1 por ciento; el personal ocupado total de (-)5.4 por ciento y, las remuneraciones medias reales fueron menores en (-)0.2%, en junio de 2019, frente al mismo mes de un año antes”.

CAJACONSTRUCCIÓN c.png

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, muestran que, en 2019, el sector de la Construcción ha perdido 32 mil empleos, que son puestos de trabajo con prestaciones de ley y con salarios arriba del promedio nacional.

 

La caída de la industria de la construcción inicia con la victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador, cunado el gobierno de Enrique Peña Nieto deja de realizar nuevas obras por el cierre de admnistración.

Luego, los recortes presupuestales de la Cuarta Transformación, afectan sobre todo a la obra pública para el transporte en ciudades y urbanización, registró una caída de (-) 43.2 por ciento  y la obra pública para la construcción de carreteras, caminos y puentes, observó una disminución del (-) 11.6 por ciento, según datos del Ceesc.

Ver: Falso que aumentó Inversión Extranjera, va a la baja

La construcción no es un proceso simple sino una actividad que integra, además de mucha más mano de obra que el promedio de las actividades productivas, una gran cantidad de insumos que hacen funcionar a las industrias de la minería, cemento y concreto, acero, vidrio, plástico, electrónico, maquinaria, vehículos, entre los principales.

Ver: Desarrollo sin crecimiento económico o la nueva mentira de López

Venezuela y Argentina, México son las únicas tres principales economías de Latinoamérica donde el sector de la construcción tiene un año con números rojos y donde la fabricación de insumos para esta industria muestra una pronunciada caída.

El Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (Ceesc) señaló que durante “el primer semestre de 2019 se observó una tendencia decreciente en el nivel de precios de los insumos utilizados por la industria de la construcción.

El Ceesc afirma que la construcción está inmersa en un ciclo recesivo que se traduce como “una contracción de (-)16.4 por ciento en términos reales”, lo que significa un volumen de obra 24 mil millones de pesos por debajo del mismo periodo del 2018.

Son las entidades objetivo de los programas de Andrés Manuel López Obrador, en los que afirma el presidente que hay “desarrollo”, donde la industria de la construcción tiene la caída más pronunciadas con decrecimientos entre menos 34 por ciento y menos 48 por ciento: Chiapas, Tabasco, Oaxaca y Zacatecas.