Ir a la barra de herramientas
Importante

Sin rastro miles de millones de pesos de programas de AMLO

La llamada “estafa maestra” podría ser juego de niños, comparado con el fraude que al parecer se gesta con al menos 30 mil millones de pesos, sólo este año, en los programas sociales de la Cuarta Transformación

29 de agosto de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Al menos dos programas sociales del presidente Andrés Manuel López Obrador están bajo la sospecha de ser un inmenso desvío de fondos públicos, especialmente “sembrando Vida” y “Jóvenes Construyendo el Futuro”, que en conjunto representa una erogación mensual de cuatro mil m 650 millones de pesos.

No se sabe dónde están ni quienes son, al menos el 80 por ciento de los 900 mil jóvenes y 250 mil campesinos, quienes en conjunto reciben ayudas mensuales del erario por cuatro mil 650 millones de pesos  (54 Mmdp este año) además de que los derechohabientes de otros programas como el de Bienestar para Adultos Mayores, no reciben los fondos o una vez recibidos se los retiran.

          Ver: Los nuevos “compadres” y la escandalosa corrupción de López

Aunque hasta el momento no hay datos para hablar de ilícitos, lo que queda claro es el enorme desorden administrativo en el Gobierno que preside el presidente López, y la falta de apego a la ley de sus secretarias del Trabajo y del Bienestar.

Al igual que los 250 mil campesinos que se dice reciben un apoyo mensual de cinco mil pesos, la mayor parte de los 900 mil becarios del programa que según López Obrador está acabando con el desempleo y logrando “desarrollo”, son fantasmas, las empresas donde se dice que laboran no existen y hay la percepción de que se desvía gran parte de los 42 mil millones de pesos de dinero de los contribuyentes, que recibirá este año dichos programas.

Ver: NAIM, bajos salarios y arbolitos, logros que presume informe de AMLO

Según datos de la Secretaría del Bienestar, los 250 mil campesinos que según el presidente López Obrador han sido beneficiados por el programa, reciben cinco mil pesos mensuales, de los que se les descuenta un ahorro de 450 pesos, “destinados a una cuenta de ahorro de una institución financiera y 50 pesos son destinados al Fondo de Bienestar”.

No existe a la fecha ninguna ley orgánica para el tal Fondo del Bienestar, no se sabe en qué banco o cuenta se deposita ni que secretaría lo maneja, al igual de que no existen datos de que bancos manejan los 112 millones 500 mil pesos que presuntamente se retiene como ahorro a los desconocidos derechohabientes de Sembrando Vida.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad presentó el martes su estudio “Jóvenes Construyendo el Futuro ¿Cuántos son, dónde están, qué hacen?”, en el que realizaron una auditoría a la información presentada por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Los principales hallazgos del trabajo de MCCI: “¿Cuántos son, dónde están, qué hacen?”, encontró que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social paga los fondos sin tener un padrón de datos confiable, no se sabe el nombre de las empresas en las que los aprendices presuntamente laboran, donde quedan,  que tipo de oficio aprenden e incluso a quiénes seles da la prestación.

“Es un patrón estadísticamente atípico e inverosímil. Pero estos datos no pueden ser verificados debido a que no existe un padrón público con los detalles de los becarios del programa”, señaló MCCI.

       Ver: Prioriza SHCP gasto electoral a gasto en salud

Al igual que otros programas de la Cuarta Transformación en la que Mxpress ha solicitado datos sin obtenerlos los padrones no existen, no se responden las solicitudes de transparencia y la percepción generalizada es que se trata de un uso de fondos públicos con intenciones electorales.

“Jóvenes Construyendo el Futuro” eroga mensualmente, de acuerdo con los datos que ha mencionado el presidente Andrés López Obrador, un total superior a los tres mil 500 millones de pesos, cantidad superior al presupuesto anual de muchas universidades estatales y anualmente llega a  42 mil millones de pesos, una suma ocho por ciento superior a los fondos que anualmente entrega la federación a la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ver: Oficialía Mayor de Hacienda, compra mal y caro

“A partir del padrón oficial publicado por la STPS, la investigación muestra que a lo largo de todo el periodo previo al “cierre” del programa al alcanzar 900 mil becarios, el incremento en el número de becarios vinculados tuvo un comportamiento constante en el que, además, las proporciones de jóvenes por edad, género y escolaridad jamás se modificaron”, anotó MCCI.

MCCI refiere que al analizar la información oficial de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, se encontraron con  los datos incompletos, donde se registra solamente con el nombre de pila,  no hay datos d l nombre de los negocios, ni tampoco los número del Registro Federal de Causantes ni de los derechohabiente ni los lugares donde presuntamente son aprendices con salarios pagados por el erario.

El organismo no gubernamental que ha generado investigaciones como la llamada Estafa Maestra y el caso de la venta de medicamentos del compadre presidencial, Carlos Lomelí, hizo un trabajo de campo en la Ciudad de México, para tratar de encontrar encontrar a la mayor cantidad posible de Centros de Trabajo.

jovensdestruyendo.jpg

“El resultado de su trabajo de campo fue que, a pesar de que hay 6,469 centros registrados, sólo pudieron encontrar a 763 empresas que dijeron estar registradas en el programa. De ellas, sólo en 413 lograron encontrar a becarios capacitándose. El resto de registros no encontrados, no implica que los centros de trabajo no existen”, dice MCCI.

La ONG lamenta que “uno de los programas insignia de esta administración” no cumpla con la rendición de cuentas ni la transparencia porque la información pública es improbable, incompleta e inverificable.

A %d blogueros les gusta esto: