Ir a la barra de herramientas
Opinión

Adoctrinar con mentiras, estilo de la 4T

El estilo personal de gobernar de Andrés Manuel López Obrador es utilizar las falacias para crear “paraísos artificiales”, decir verdades a medias y concentrarse en acumular poder, no en beneficiar a los gobernados.

31 de agosto de 2019/Efraín Klériga/MXpress. -Sin siquiera tartamudear como acostumbra, el presidente Andrés Manuel López Obrador comparó el costó que tuvo construir el Hospital Belisario Domínguez, en Iztapalapa, con el Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, concluido 12 años a después y utilizó número fuera de contexto para presumir su presunta honestidad.

El estilo es el mismo con el que ha golpeado a la Suprema Corte, y  las instituciones autónomas del país que lo obligan a transparentar y rendir cuentas o a ajustarse la ley, como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el Instituto Nacional Electoral, el Coneval, el Inegi, la Comisión Nacional de Hidrocarburos, la Comisión Reguladora de Energía, las fiscalías independientes en los estados.

Ver: Ciudadanos “infelices” con seguridad pública de AMLO

“Cuando fui jefe de gobierno construimos un hospital, se llama Belisario Domínguez, en Iztapalapa, de 150 camas, nos costó 350 millones de pesos. Poco después se hizo un hospital de 120 camas en Zumpango, en el Estado de México. ¿Saben cuánto cobraron? Siete mil millones de pesos, 20 veces más”, dijo sin apego a la verdad ante un público de acarreados a un mitin en Puebla, quienes aplaudieron delirantes.

Este sábado, además de las mentiras sobre los hospitales, aventó una de sus mejores falacias: “En los primeros nueve meses de gobierno se han ahorrado unos 500 mil millones de pesos por no permitir la corrupción, por la austeridad republicana y no gobernar con lujos»,estimó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

No dijo dónde están esos 500 mil millones, cómo se ahorraron, si es un cálculo chilero o un sueño; y tampoco dijo que hay 196 mil millones de pesos de dinero presupuestal que no se ha gastado, 36 mil millones quitados a estados y municipios, y que Pemex ha recibido 110 mil millones de pesos más que lo que estaba presupuestado y aún así sus ingresos han caído 220 mil millones de pesos.

Respecto a los hospitales, como en todas sus declaraciones, López, olvido algunos detalles y exageró otros: El Belisario Domínguez inaugurado inconcluso en 2005, tiene 142 camas censables, 29 consultorios, la construcción costó 400 millones, no 350, y el equipamiento posterior sumó otros 90 millones de pesos.

hospitalescomparados

El Hospital de Alta Especialidad en Zumpango, Estado de México, no costó siete mil millones, sino 534 millones de pesos, 12 años después; tiene 124 camas, pero en cinco quirófanos y 29 consultorios, atiende el triple de pacientes en consulta que el de Iztapalapa, además tiene 28 especialidades de alto nivel, y cuenta con la tecnología más moderna que tiene el Sector Salud.

Los siete mil millones a los que se refiere López es el costo que tendrá la unidad de Alta Especialidad durante 20 años, incluido el mantenimiento, conservar las instalaciones al 100 por ciento, renovar y mantener todos los aparatos de diagnóstico con tecnología de punta y pagar los intereses de la inversión.

Ver:AMLO endosa pérdidas del sector energético a las entidades.

Lo mismo ocurre cuando habla del petróleo, y condena la caída en la producción de los 10 últimos años y lo pone como una prueba de que la Reforma Energética no sirvió, pero olvidó decir que durante su gobierno la producción de crudo no sólo ha caído un 8.3 por ciento durante su gobierno, sino que la producción actual de crudo es de 1.67 millones de barriles por día, es decir, 38 por ciento menos que hace una década

Lo que callan los morenos

En solamente nueve meses la economía de México ha pasado de ser  la de más rápido crecimiento en las exportaciones de manufacturas y alimentos, a ser una de las que va a la baja. En nueve meses las perspectivas de crecimiento del país pasaron de 1.8 por ciento a menos de 0.5 por ciento

“Esta menor expectativa de crecimiento se debe principalmente a una fuerte contracción en las inversiones brutas de capital fijo que comenzó en agosto de 2018, que es poco probable que se recupere. Creemos que la disminución de las inversiones refleja una menor confianza de los inversores en la dirección de la política gubernamental y las condiciones comerciales generales”, le dijo la calificadora de riesgo financiero Moody’s Analytics .

López habla de corrupción, pero los tres líderes gremiales más corruptos del país: Carlos Deschamps, Elba Esther Gordillo Morales y Napoleón Gómez Urrutia, están dentro de su partido o no han sido siquiera investigados.

¿Cuáles transformaciones?

Pero la mayor falacia de López Obrador es su cuarta transformación, muy cuestionable desde el punto de vista histórico y más aún desde el punto de vista económico y político.

“Ha habido tres grandes transformaciones en la historia del país: la Independencia, la Reforma, la Revolución, y nosotros estamos llevando la Cuarta Transformación de la vida pública de nuestro país sin violencia, de manera pacífica, porque las tres transformaciones anteriores, por las circunstancias, se tuvieron que hacer con las armas, hubo violencia”, afirma.

Olvida la Guerra de Texas, la Invasión de Estados Unidos que concluyó con el Tratado de Guadalupe Hidalgo, con el que México cedió a Estados Unidos más de la mitad del territorio. Olvida el Imperio que no es lo mismo que La Reforma; olvida la transformación institucional luego de la creación en 1929 del Partido Nacional Revolucionario al que él perteneció por más de 15 años y finalmente la globalización, la cual derivó en que López recibiera las finanzas más sanas que ha recibido un presidente de México.

gastoprogramable jul19

A %d blogueros les gusta esto: