12 de septiembre de 2019/Efraín Klériga/MXpress. –Los alumnos que salgan de las normales, sin importar el promedio con el que lo hagan, tendrán derecho a una plaza magisterial de inmediato, aceptó el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que eso es un “nuevo paradigma”.

Además, serán las centrales sindicales como la Coordinadora  Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que se ha distinguido por suspender clases un  promedio de 100 días por año en la última década, quienes administrarán las plazas docentes.

“Ya se acabó la política privatizadora en materia de educación. Hizo mucho daño eso lo de los exámenes de admisión, usaron los exámenes de admisión para rechazar a los jóvenes que querían estudiar y pasaban el examen, no es que no pasaran el examen”, cantinfleó López.

Además anunció que se reabrirá la escuela Normal Rural Luis Villarreal, ubicada en Mexe, en Hidalgo, Alma Mater del guerrillero Lucio Cabañas, y la cual fue cerrara hace una década luego de que los normalistas se habían dedicado a organizar movimientos políticos violentos que incluyeron secuestros, quema de vehículos, asaltos a comercios y paros de clases indefinidos.

“Voy a Hidalgo y voy a repetir que se abre El Mexe, que lo cerraron, una vergüenza que hayan hecho eso, como han cerrado otras normales. No se van a cerrar ya las escuelas normales; al contrario, se van a abrir más escuelas normales. Y el que salga de la escuela normal va a salir con su plaza, aunque no les guste a los conservadores”, dijo López Obrador desde su pulpito este jueves 12 de septiembre

Para el ductor de la Cuarta Transformación el que concluyan la carrera en una de las normales, incluso las rurales donde los requisitos de admisión son mínimos y cuyos maestros no pasan las evaluaciones, es suficiente para que se les otorgue una plaza.

“Me van a decir: ‘¿Y la evaluación… Y la evaluación?”, cuestionó y luego deliberó: “¿Y qué, no van a estudiar?, ¿No el estar en una normal en nivel licenciatura significa prepararse para dar clases? ¿Qué más capacitación? ¿Qué más formación?”, deliberó López.

“Sí, yo planteé eso, yo sugerí eso. Sólo que se ponga en correspondencia con las vacantes, pero que las plazas las cubran y tengan preferencia los egresados de las normales públicas”, declaró.

Para López Obrador el dinero que se destinó a la capacitación y las evaluaciones fue dinero que se usó para desprestigiar a los maestros, y aseguró que no existe el peligro que la chamaba automática para normalistas vaya incidir en la baja calidad de los docentes.

– ¿Pero no considera que este modelo podría poner en riesgo la calidad de los docentes? Le cuestionó una reportera.

– No, no, no. Al contrario, al contrario, los maestros de México están capacitados. Alegó el Cuarto Transformador.

Y luego hizo dio una de sus peroratas: “Y ya basta de estar partiendo de supuestos falsos. Eso de que no tienen capacidad los maestros, que no están bien formados los maestros mexicanos, eso tiene que ver con la política neoliberal y con la agenda que establecieron en Estados Unidos para imponer las llamadas reformas estructurales. Eso es un asunto fundamentalmente ideológico, nosotros no actuamos así, nosotros nos apegamos a la realidad”.

Y como prueba de que está apegado a la realidad, López afirmó que: “Se destinó muchísimo dinero para desprestigiar a los maestros, dinero del presupuesto; se pagaban campañas para meter esa idea de que los maestros son irresponsables, de que los maestros no dan clases, que ganaban muchísimo dinero”.