Ir a la barra de herramientas
Importante

Trump esclaviza a la 4T y vuelve a México escalón para su reelección

La falta de capacidad política del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien decide en forma ocurrente y sin planeación, han dejado a México como tercer país seguro y lo convierten en escalón para la reelección de Donald Trump.

14 de septiembre de 2019/Efraín Klériga/MXpress. -La mala decisión del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de convertir a México en policía migratoria para Donald Trump, para impedir una guerra de aranceles que también dañaría a Estados Unidos, ha dejado a México expuesto a las decisiones unilaterales del presidente de Estados Unidos, coinciden medios internacionales.

La decisión de un juez federal de Estados Unidos apoya que Trump aplique una nueva normativa que restringe las condiciones de solicitud de asilo, hasta hacerlas casi imposibles y permitirá a las autoridades estadounidenses regresar a México a todos los migrantes que ingresen a su territorio o se encuentren solicitando asilo.

Ver: Y Trump dijo  no al sueño de López: El miniplan Marshall contra la emigración

“La concentración cada vez mayor de migrantes centroamericanos en territorio mexicano dispara todas las alarmas”, añaden y señalan que ha surgido rechazo de la población a la inmigración, “y los brotes xenófobos se reproducen con más asiduidad. La vulnerabilidad a la que quedan expuestos los migrantes, a merced de las mafias del crimen organizado en un país con una grave crisis de inseguridad, merece un rechazo más contundente”, opina El País en su edición digital.

lopezebrard

El  Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha  sido tibio incluso ante  el fallo de la mayor autoridad judicial estadounidense, y acepta sin reclamos la nueva política, que según Univsión,  se conoce como “Regla Final Interina (IFR), la política fue puesta en vigor después de que el gobierno de Trump no consiguió llegar a acuerdos con México y Guatemala para convertirlos en ‘tercer país seguro”,

“Supone un triunfo de la intransigencia de Trump respecto a la migración. También vuelve a evidenciar la fragilidad a la que ha quedado expuesto México ante las decisiones unilaterales del presidente de Estados Unidos, convirtiéndose en una suerte de policía migratoria del inquilino de la Casa Blanca”, dice El País.

Ver: Carteles mexicanos, el demonio para los migrantes

Desde el 7 de junio pasado México ha desplegado a miles de elementos de la Guardia nacional en el sur del país, en funciones de policía migratoria, lo que según el informe del canciller mexicano, Marcelo Ebrard Casaubon, ha permitido que lleguen a Estados Unidos 58.7 por ciento menos migrantes desde México y es “una estrategia exitosa”.

“El punto en el que nos encontrábamos en el mes de junio era de que había habido un incremento de más del 300 por ciento, y ahora estamos en un punto en donde ha habido una reducción del 58.7 por ciento, y en el caso de personas provenientes de Centroamérica o de otras regiones del mundo del 70 por ciento”, informó el pasado 12 de septiembre Ebrard.

Migrantesdibujoi.jpg

Aunque el canciller y por ende el presidente López consideran como éxito del gobierno mexicano el freno al ingreso de indocumentados por la frontera sur de Estados Unidos, en sus discursos y declaraciones, Donald Trump las pondera como un éxito suyo y hace pensar que apenas ha comenzado a apretar.

“Increíble progreso realizado en la frontera sur. El número de inmigrantes indocumentados que se quedan en los Estados Unidos está disminuyendo rápidamente”, pone en un tuíter subido a su cuenta una hora después de la reunión bilateral donde se discutió precisamente ese tema y en ninguna parte dice que se trata de un éxito bilateral.

Ver: Quedarán en México docenas de miles de migrantes

Trump obliga a México y Guatemala a funcionar como tercer país seguro: “En la práctica, un candado en la puerta de Estados Unidos para cientos de miles de centroamericanos que huyen, en su gran mayoría, de la violencia y la pobreza. Hondureños y salvadoreños tendrían que pedir asilo en Guatemala y México; los guatemaltecos, por su parte, lo harían en México”, dice El País.

Aunque Trump ha dado claras señas de que no acompaña la política mexicana de invertir en Centroamérica, la 4T festeja que han dado dinero a gobiernos y creado 60 mil empleos en El Salvador, Honduras y Guatemala, “con lo cual vamos a demostrar en los próximos ocho meses que con una inversión pequeña -porque es una inversión pequeña- se podría lograr un mejor resultado que cualquier otra medida que se tenga prevista en el futuro, sobre todo por parte de los Estados Unidos”

El País recuerda que el aumento explosivo de la migración centroamericana en México se debido al mismo López Obrador, quien al inicio de su administración lanzó” una política de puertas abiertas hacia los migrantes centroamericanos e impulsó una suerte de Plan Marshall, que requería del apoyo económico de Estados Unidos.

“Todo eso se ha esfumado con los meses. México ha supeditado su política migratoria a los intereses de un Donald Trump que, en plena campaña por la reelección, no ha dado visos de que vaya a titubear a la hora de volver a criticar al vecino del sur si así lo requieren sus intereses”, dice el diario madrileño.

A %d blogueros les gusta esto: