¿Por qué es una necedad pedirle a España disculparse por la Conquista y la Colonia?

12 de octubre de 2019/Efraín Klériga/MXpress. –Con la delicadeza de elefante en cristalería que caracteriza al presidente Andrés Manuel López Obrador, resucitó la torpe querella que le pide a España disculparse por la conquista y la colonia y, al Papa, por los abusos de los evangelizadores.

Para López Obrador son más importantes sus pantomimas políticas que las buenas relaciones con países muy importantes en lo económico para México, porque lo que busca no es un buen gobierno sino el aplauso.

“Estoy planteando el que se reconsidere lo de la excomunión de los padres de nuestra Patria. Si se dio, si no se dio, tocar el tema. Son asuntos que pueden provocar polémica, pero no deben de ocultarse”, dijo desde su púlpito mañanero el pasado 10 de octubre.

“(…)¿Qué significa para un español la Conquista? ¿Qué significa para un mexicano la Conquista? ¿Y por qué no ponernos de acuerdo y al final la reconciliación?”. Es un tema importantísimo”, agregó.

Los culpables son peninsulares  como sus tatarabuelos, dice Vargas Llosa a López

Alguien que se apellide López Obrador y tenga al español como lengua materna, un abuelo español quien aportó el patrimonio para que sus padres tuvieran un comercio –patrimonio que permitió costear sus estudios y salir de Tepetitán tras el homicidio de José Ramón López Obrador– no parece tener autoridad moral para pedirle al Rey de España una disculpa por lo que hicieron ancestros de ambos.

Si se tratara de pedir disculpas ¿Le pediría al Gobernador de Tlaxcala que se disculpe porque los tlaxcaltecas se unieron a las huestes de Hernán Cortés para atacar a los mexicas?¿Le pediría a la Orden Franciscana que se disculpen por la quema de códices mayas que ordenó fray Diego de Landa?¿Le pedirá a Donald Trump que se disculpe por la invasión de México hace 170 años, con la que usurparon más de la mitad del territorio, con la fuerza y triquiñuelas legaloides?

Trump esclaviza a la 4T y vuelve a México escalón para su reelección

En el aquí y ahora de México, y aunque suene impactante para la mayoría poco ilustrada eso exigir disculpas y reivindicaciones por lo que sufrieron los llamados pueblos originarios de América entre 1519 y hoy, resulta más importante conservar la relación con el país que es el segundo inversionista y el primer socio comercial de México en la Unión Europea.

“Cuando mandé unas cartas con este propósito, hubo mucha polémica, no estamos tocando ahora ese tema. No quiere decir que lo olvidamos, porque consideramos que son momentos para la reconciliación y que se debe de pedir perdón por los abusos que se cometieron durante la invasión, en este caso la conquista, y pedir perdón por todas las invasiones, y también por la represión a comunidades, a pueblos originarios”, afirmó Andrés Manuel López Obrador.

Resulta que el  apellido López es uno de los más antiguos en la América Hispana, pues con el ejército de Hernán Cortés venían: Álvar López, Andrés (sic) López, Diego López, Francisco López, Martín López y Pedro López, varios de los cuales fueron posteriormente encomenderos y hacendados.

Del apellido Obrador solamente se sabe que se origina en Mallorca –de donde llegaron los franciscanos Junípero Serra, Francisco Palou y Joan Crespí– pero  José Obrador, abuelo del actual presidente y sus hermanos  Manuel y Félix, procedían de un pueblo del norte de España, Cantabria de Apuero, y entre los tres abrieron un comercio de abarrotes en Tabasco al que llamaron El Palacio.

Gobierno español considera “traidor populista” a López

Fue el abuelo José quien le dio dinero a los papás de López Obrador para que pusieran la tienda Novedades Andrés, en Tepetitán, donde el 8 de junio de 1969 ocurrió el homicidio (al parecer imprudencial) de su hermano José Ramón, a manos del actual presidente.

López, quien incluso tiene la posibilidad de que alguno de los “López” del ejército conquistador sea su ancestro, parece ignorar que en España ha habido varias casas reinantes y que mientras el actual Rey de España, Felipe VI,  proviene de la  Casa de Borbón, o de Borbón-Anjou; el Rey Carlos I de España, quien era también Carlos V de Alemania, proviene de la Casa de Habsburgo o Casa de Austria.

Como le respondieron en España a López Obrador, no fueron los ancestros de Felipe VI, sino los de los actuales hispanoamericanos, los que maltrataron, esclavizaron y saquearon los bienes de lo que llama López: “los pueblos originarios de América”.

El maltrato, y esto está documentado, lo realizaron durante décadas los que llegaron a hacer la América, como los ancestros de López Obrador, y hubo frecuentes órdenes de monarcas españoles para ese maltrato cesara, pero los López peninsulares, criollos y mestizos y “otros López” hasta la fecha siguen maltratando, sojuzgando y engañando a los indígenas, hasta con promesas falsas y consultas a mano alzada.

“La llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas. Nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria”, indicó el Gobierno de España en la respuesta al dictador mexicano.

“Sobre el enorme caudal de afecto entre nuestros pueblos y su voluntad de progreso, el Gobierno de España reitera su disposición para trabajar conjuntamente con el Gobierno de México y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros dos países, que nos permita afrontar con una visión compartida los retos futuros”, añade el Gobierno Español.

Advertisements