Ir a la barra de herramientas
Importante

Costará mil 762 pesos a cada mexicano construir las dos pistas en Santa Lucía

17 de octubre de 2019/Efraín Klériga/MXpress. -Mientras construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de México(NAIM)  hubiera significado un 309 pesos a cada mexicano, pero construir  Santa Lucía tendrá un costo de mil 571 pesos para cada habitante en el país y usará el impuesto para pagarle a los tenedores de bonos del NAIM.

El costo máximo del NAIM sería de 170 mil millones de pesos y el costo mínimo de Santa Lucía será de 223 mil millones de pesos, más las obras de modernización del actual Aeropuerto Benito Juárez, que deberá seguir funcionando, porque el tráfico que puede mover el aeropuerto de López Obrador, es mínimo.

En la ceremonia con la que presuntamente inicia la construcción de un aeropuerto aún no diseñado y que por tanto,  no tiene Manifestación de Impacto Ambiental ni permisos de las autoridades aéreas internacionales, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a mentir y dijo que había sido el pueblo el que pidió cancelar el NAIM.

“Aquí donde estamos, es suelo firme, allá es un lago, no hay tierra firme, sólo a 30, 40, 50 metros de la superficie, es un lago, es fango, es una zona de hundimiento permanente”, dijo y evito decir que Santa Lucía se construyó sobre terrenos desecados del lago de Zumpango y que el suelo es más blando y más proclive a hundimiento.

lopezsantaluci
Y al presidente López simple y sencillamente no se le da la gana hacer el saludo obligatorio a la Bandera, porque él se siente por encima de la ley.

Mientras en NAIM hubiera colocado a Ciudad de México como un destino aéreo troncal, Santa Lucía ha hecho que la capital mexicana se borre de los planes a futuro de líneas aérea que, consideran peligrosa la operación de los dos aeropuertos: Santa Lucía y Benito Juárez.

Ver: Presiona López Obrador  a jueces por amparos contra Santa Lucía.

Mientras en NAIM estaba basado en una muy neoliberal estrategia de “ganar ganar” y ponía en manos de una empresa privada tanto la operación del aeropuerto en Texcoco como las ganancias y las pérdidas y el Estado se quedaba con los impuestos, Santa Lucía está basado en una estrategia populista de “perder perder” y son lo mexicanos los que corren con los costos, nunca recibirán las ganancias pero si absorberán las pérdidas.

Mientras el proyecto cancelado del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, usó 39 mil millones de pesos de fondos públicos, los cuales ya se pagaron, del resto del dinero —que se financiaría con el impuestos por uso de aeropuerto— se habían invertido unos 79 mil millones de capital privado, pero  el gobierno de la Cuarta Transformación, capitalizó esa deuda para el erario y ahora se pagará con dinero de todos los mexicanos, esos 79 mil millones de pesos, más intereses.

El genial plan de Santa Lucía del presidente Andrés Manuel López Obrador, su secretario de Comunicación, Javier Jiménez Espriú y su socio José María Rioboo, es que los impuestos por uso de aeropuerto tanto en Santa Lucía como en el viejo y anticuado Aeropuerto Benito Juárez, es que se utilicen para pagar los 79 mil millones de pesos más intereses, por las  indemnizaciones

Los datos oficiales informados por el secretario Jiménez Espriú, dicen que la cancelación de los 692 contratos relacionados con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) tendrán un costo de 71 mil millones de pesos, a lo que debe agregarse los 34 mil millones ya pagados del Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces (Fibra E) y los 39 mil millones de fondos públicos gastados en el NAIM por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Ver: López amenaza con desaparecer poderes para construir Santa Lucía

En suma, cancelar el NAIM  tuvo un costo real de 144 mil millones de pesos a los que deben agregarse los no menos de 79 mil millones de pesos que costará construir un aeropuerto, que operara cinco veces menos tráfico que el NAIM y solamente podrá utilizar una pista al mismo tiempo.

La Secretaría de la Defensa Nacional ha hecho un nuevo proyecto para el Aeropuerto de Santa Lucía, el cual está a cargo del arquitecto Francisco González Pulido, quien ha sido contratista en obras en el aeropuerto de Bangkok, Chicago y Munich, y diseñó el estadio de beisbol de Diablos Rojos.

Ver: Logra López ministra amiga y socia en SCJN

Santa Lucía será un aeropuerto solamente para las llamadas líneas de bajo costo, debido a que las grandes líneas aéreas internacionales, lo consideran muy inseguro.

Con los costos que tendrá el nuevo diseño Santa Lucía aumentará en al menos mil millones de dólares la inversión en el aeropuerto López Obrador y retrasará en inicio de obras varios meses, además de que la construcción requerirá una cimentación mejor que el NAIM, porque el terreno en Santa Lucía es más proclive a hundimientos

A %d blogueros les gusta esto: