Miente AMLO sobre pensión a senectos y asoma desvío de hasta 15 mil Mdp

Vuelve a los otros datos  y hasta un millón de adultos mayores que no existen “cobran pensión”,  el desvío sería de mil 275 millones por mes, y además no hay padrón de derechohabientes.

18 de noviembre de 2019/Efraín Klériga/MXpress. -Aunque según el presidente Andrés Manuel López Obrador se entregan bimestralmente 20 mil 400 millones en pensiones para adultos mayores, a un total 8.2 millones de personas, pero no hay datos que confirmen cuántas pensiones se entregan, a quién, en qué ciudad ni cuántos de esos son indígenas y cuántos “mestizos”.

El domingo, el presidente López dijo en Nayarit que  son ocho millones de adultos mayores los que “ya están recibiendo, no mil 160 pesos, dos mil 550 pesos, la mayoría. ¿Saben cuántos en el país? Ocho millones de ancianos respetables. Los mestizos, desde los 68 años; los indígenas, desde los 65 años”, dijo.

La primera prueba de que el dato de ocho millones declarado por López es falso, es la misma declaración de la Secretaría del Bienestar que dijo que “cuatro de cada cinco personas que no reciben pensión”, lleva el universo a menos de seis millones de personas.

Los datos de población y etnicidad llevan a pensar que es falso el dato de que ocho millones de personas estén cobrando dicha pensión, aunque como en todos los casos de los programas sociales que administra la Cuarta Transformación, no existen padrones, una operación aritmética hace pensar que no llegan a siete millones.

Contando a toda la población del país de más de 68 años y agregando la proporción de quienes son considerados indígena mayores de 65 años, llega a un total de siete millones 430 mil personas, por lo que no es factible que “ocho millones de “Ocho millones de ancianos respetables” estén recibiendo el beneficio, porque no hay dicha cantidad.

Para llegar a ese número, López tuvo que falsear las cifras e instalar en 8.5 millones de personas a los mayores de 68 años años, lo que se debe a que anunciaron el 10 de septiembre pasado una erogación de 96 mil 300 millones de pesos por concepto de esa pensión.

Las cifras al parecer fueron inventadas por la Secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, en un informe del 10 de septiembre, pero  no coinciden con ninguna base aritmética y obviamente son falsas, pero la erogación de 96 mil 300 millones es preocupante, especialmente porque no hay datos de derechohabientes del programa.

Albores incluso aumentó el porcentaje de indígenas del 7.4 al 8,4 por ciento, y el de senectos o adultos mayor de 8.2 millones de total a más de 10 millones.

perdidos.jpg

Si en los ocho primeros meses del año hubieran entregado la pensión de mil 275 millones de pesos, el padrón tendría que ser de nueve millones 441 mil personas, lo que excede por dos millones el total de adultos mayores.

En caso que para el 10 de septiembre ya hubieran entregado nueve meses —lo que no es factible porque las entregas son bimestrales— el universo de personas sería de ocho millones 392 mil, pero si hubieran entregado lo correspondiente has ta octubre, el universo de beneficiarios tampoco coincide, pues sería de siete mil 553 mil personas.

Los requisitos muestran que para recibir el programa hay que ir a solicitarlo

requisitrospensión.jpg

De acuerdo con estimaciones  de la Sedesol, al 30 de diciembre pasado eran  poco más de dos  y medio millones de adultos mayores los que no recibían el programa, porque tenían otra pensión o  nunca habían gestionado su alta en el padrón de adultos mayores, uno de los principales requisitos.

En México se estima la población indígena entre los 65 y los 67 años en 159 mil personas y los que tienen 68 o más años son unos  538 mil más, lo que significa que serían de 697  mil a 700 mil  los adultos mayores considerados indígenas quienes  estarían recibiendo el programa, en caso que todos hayan sido censados o hayan gestionado su incorporación.

Agujero de 600 mil Mdp en finanzas públicas y una crisis estructural, saldo de 11 meses de la 4T

Sumando indígenas mayores de 65 años y el resto de la población mayor de 68, el total según estimaciones del Consejo Nacional de Población se situaría en  siete millones 430 mil personas, de las cuales al menos el 10 por ciento no recibe beneficio alguno, es decir, el máximo de personas que cobrarían la pensión llegaría, en un escenario ideal, a seis millones 700 mil personas con residencia en México.

De acuerdo con información de la Secretaría de hacienda y Crédito Público, en los primeros nueve meses del año, la Secretaría del Bienestar pagó por pensiones a jubilados y por subsidios y transferencias un total de 109 mil millones de pesos, lo que incluiría todos los programas.

Dicha cantidad de 8 mil millones de pesos, que corresponderían a 12 mil millones mensuales, muestra que no es  factible que se estuvieran entregando 10 mil 200 millones mensuales sólo por el  Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, lo que muestra que el presidente López ha vuelto a mentir.

Advertisements