Ir a la barra de herramientas
Importante

Prometió 6% de crecimiento y no llegó ni al  «cero menos cero»

Desde que asumió la presidencia lo único que abunda son descalificaciones, excusas, la imposición de incondicionales en puestos clave para el desarrollo nacional y la paz, la opacidad, las violaciones al estado de derechos, y un aumento del número de desempleados, de las víctimas de delitos violentos

26 de noviembre de 2019/Efraín Klériga/MXpress. –La noticia de que el Fondo Monetario Internacional pronostica que en 2019 México no tendrá crecimiento económico, muestra un serio fracaso de la Cuarta Transformación y su economía moral, caracterizada por sembrar incertidumbre, imponer decisiones ilegales, actuar con  opacidad y desacatar la ley constantemente.

Las perspectivas del FMI tienden a ser cautelosas y dan el escenario máximo, debido al peso que sus declaraciones tienen en los mercados de dinero, pero los  reportes de crecimiento del Inegi, ahora defendidos con que son de “cero menos cero”, señalan que por segundo semestre consecutivo la economía tuvo crecimiento negativo a tasa anual.

Mientras Andrés Manuel López Obrador hacía promesas de crecer aceleradamente, desde su promesa del seis por ciento en Tercer Debate Presidencial de Junio y luego de “más del tres por ciento” en su discursos de Toma de Posesión, la realidad de la economía mexicana ha ido cayendo de un crecimiento anualizado del 2.0 por ciento en diciembre pasado, a 1.4 en julio de este año, hasta el menos 0.3 por ciento del último reporte.

“En su comparación anual, el Producto Interno Bruto tuvo un descenso real de (-)0.2 por ciento  en el tercer trimestre del año actual con relación al mismo lapso de 2018”, reportó el 25 de noviembre el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

En enero de 2019  la expectativa de crecimiento que le daba el Fondo Monetario internacional a México era de 2.5 por ciento, pero la incertidumbre por la mala conducción política del país, las frecuentes violaciones al Estado de Derecho y el aumento en la criminalidad, han derrotado cualquier oportunidad de que la economía crezca.

Datos formalizan la recesión, PIB per cápita ha caído (-)2.17%

Crece 22 mil millones de dólares deuda pública con 4T

Pemex en picada: producción cae a nivel más bajo desde 1979

Fracasan abrazos no balazos y aumentan delitos graves a 994 víctimas por día

Además de la caída de la economía, hay una clara caída en la generación de empleo, en la inversión pública, en la producción agropecuaria, en la minería, en la construcción, mientras la inseguridad aumenta al igual que la  incertidumbre por cuestiones de gobernanza, señalada por expertos financieros locales o internacionales, como la principal traba para invertir en este país.

“El gasto total realizado por los hogares en bienes y servicios de consumo, medido por el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (Imcpmi), pasó de un aumento de 2.53 por ciento en agosto de 2018, a un decremento de 0.50 por ciento en el mismo mes de 2019”, dice Inegi.

cromenoscero.jpg

Tan abundantes son las declaraciones del presidente López respecto a que “la inversión privada es fundamental para detonar el crecimiento y el desarrollo económico de México”, como los proyectos cancelados, las trabas para invertir en la energía y el tildar de rapaces y adversarios a los inversionistas; la igual que  constantes los cambios de humor, contradicciones y afirmaciones sin sustento.

El 13 de junio de 2018 durante el Tercer Debate Presidencial, López prometió: “Vamos a crecer a tasas de 6 por ciento  anual para crear un millón 200 mil empleos cada año”, además afirmó que “no  ha funcionado la actual política económica. No ha habido crecimiento. Y si no hay crecimiento, no hay empleo. Y si no hay empleo, no hay bienestar. Y si no hay bienestar, no puede haber paz y tranquilidad social”.

Pero el 1 de se septiembre, ya con pronóstico de crecimiento menores al uno por ciento, opinaba que se debería hacer a un lado “la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del simple crecimiento económico. Nosotros consideramos que lo fundamental no es lo cuantitativo, sino la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza. El fin último de un buen gobierno es conseguir la felicidad de la gente”.

Las siguientes mediciones comprobaron que en México la gente no está feliz, que la mayor parte tiene incertidumbre por el futuro, que aumentan los crímenes violentos y los suicidios.

Atrás quedaron sus promesas de crear un millón 200 empleos, porque el saldo de noviembre de 2018 a la fecha indica menos de 200 mil empleos, la sexta parte, y para septiembre, la medición más reciente del empleo, a escala nacional la tasa de desocupación había aumentado tres décimas de punto porcentual

Desde  el 1 de diciembre de 2018 y, hasta el 30 de septiembre de 2019, solamente se habían generado 109 mil 500 nuevos empleos, y el número de desempleados llegó a cuatro millones 333 mil personas.

 

A %d blogueros les gusta esto: