Ir a la barra de herramientas
Importante

Para la 4T lo mejor es contaminar y no gastar en combate al cambio climático

En 2019 la generación de gases de invernadero en México aumentó lejos de disminuir, debido a una política en energía que prioriza los costos sobre la protección del medioambiente y aumenta la contaminación desde Pemex y CFE, y que busca impedir la inversión privada en energía.                                                     

14 de diciembre de 2019/Efraín Klériga/MXpress. –Luego de un  año de bloquear el financiamiento a las energías renovables y de caer abruptamente en el ranking de los países  con potencial para las inversión en este rubro, el gobierno mexicano intentó hacer suyos proyectos privados que iniciaron sin su apoyo ni su financiamiento.

Es el caso de  dos parques eólicos y cuatro plantas solares fotovoltaicas con una capacidad total de 721 megawatts (MW) que logró impulsar una asociación de la francesa Engie con  Tokyo Gas, financiados por un crédito de Proparco, una subsidiario de la Agencia Francesa para el Desarrollo, festejado por la agencia noticiosa del Gobierno Mexicano, Notimex.

papacoyotey tres coyo

Pese a que el nuevo tratado de libre comercio, el TMEC obliga a México a cumplir con estándares internacionales de remediación del medio ambiente y de descenso en la emisión de gases de invernadero, la 4T no tiene proyectos para realizarlo y de hecho su política en energía no incluye al medio ambiente.

En sólo un año la generación de electricidad en México pasó del 24 por ciento al 27 por ciento del total, además  que la gasolina que vende Pemex ya no es UBA o ultra baja en azufre, y la  nueva refinería, cuya utilidad no ha sido justificada, devastó una reserva ambiental y se prevé una planta altamente contaminante.

El octogenario director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, dejó claro que los resultados inmediatos se privilegian sobre la realidad y el futuro, aunque la realidad que subyace es no permitir la inversión privada en energía, pese a que el Gobierno Federal lo hace muy mal.

La operación de las dos empresas productivas públicas del sector energético acumula en 2019 enormes pérdidas: CFE tiene un balance con un déficit de 16 mil millones de pesos o un menos 65  por ciento, mientras Pemex, mientras el balance de Pemex es de menos 26 mil millones de pesos o una merma del 70 por ciento.

La 4T lejos de dar su apoyo a las energía limpias  con una muy baja huella de carbón, ha hecho todo para impedirla, basado en la ineficiente operación de las plantas de energía eólica que opera el monopolio y en la idea de que el futuro de México son los hidrocarburos, como hace 49 años.

“Es un gran mito este de que las limpias generan una gran facilidad y una energía muy barata, eso es mentira” y expresó su curioso criterio respecto a que solamente se producen cuando hay viento o sol, y mostró que la CFE pagó casi el doble por la energía generada de fuentes eólicas, que por la generada en centrales de ciclo combinado.

Si en 2017 en  México las subastas para inversiones en  capacidad solar y eólica alcanzaron los máximos más recientes en México, en 2019 la inversión nueva en  generación de energía renovable se hundió 38 por ciento a sólo tres mil 800 millones de dólares, la totalidad en proyectos que habían iniciado el proceso de factibilidad en  el gobierno anterior, y el resultado es que el país se despeñó de lugar  12 al 19 como puerto para inversiones en dicho campo.

Con las declaraciones cortoplacistas de Bartlett —un funcionario señalado por no haber declarado más 12 empresas y 23 residencias— queda claro que el concepto de caro y barato para la Cuarta Transformación no incluye que remediar agua, aire y suelo resultará impagable a mediano y largo plazo

En enero pasado los representantes mexicanos de las secretarías de Hacienda, Medio Ambiente y el Banco Nacional de Obras y Servicios, avisaron al consejo del Banco de Desarrollo de América del Norte, que financia obras con impacto positivo para el medio ambiente en la frontera de Estados Unidos y México, que no se apoyarían proyectos ese año ni siquiera los que contaran con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo.

Sube gasolina en México contra precio EU y cobran más impuestos por la venta

WSJ hace pedazos a la 4T: Estado Fallido con estrategia  “mumbo -jumbo”

El Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero, que el gobierno de Enrique Peña Nieto dejó con un retraso de tres años en los datos, ahora tiene cuatro años de retraso, pues en un año la 4T no ha realizado ninguna medición.

Ya en 2015, según dicho Inventario, México emitió 683 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente (MtCO2e) de gases efecto invernadero (GEI) en el 2015. Este es el resultado de la actualización del “Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero (INEGYCEI)” que presenta el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) en apego al Artículo 74 de la Ley General de Cambio Climático.

Hace 4T hoyo de 150 mil Mdp y lo salva fondo creado por EPN

Abandona AMLO a México a su suerte ante el cambio climático

La CFE no ha invertido en plantas de energía “verde” pero si ha invertido en centrales termoeléctricas, las cuales califica de ciclo combinado sin serlo, y aumentó su emisión de gases con efecto de invernadero en proporción a como fueron aumentando sus pérdidas.

En 2019 la CFE invirtió 10 mil 416 millones en modernizar termoeléctricas de carbón casi obsoletas, mil 230 millones en plantas de energía renovable y el Banobras frenó al menos siete proyectos eólico o solares, medianos y pequeños, en estados de la frontera norte.

 

1 comentario

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: