Ir a la barra de herramientas
Importante

López, Seade y Ebrard sí aceptaron vigilancia de inspectores laborales de EU

Luego del niño ahogado… La 4T se apura a tender cortinas de humo y hacerse los «yo no sabía», cuando el Congreso de Estados Unidos aprobará el TMEC con mecanismos para formar desde Washington casi una procuraduría del trabajo en México

15 de diciembre de 2019/Efraín Klériga/MXpress. -El 10 de diciembre Nancy Pelosi celebró la firma del nuevo tratado de libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México con un “No hay duda, por supuesto, que este tratado es mucho mejor que Nafta (siglas en inglés de Tlcan)” y se refería a la cláusula que habían impuesto los demócratas, reglas salariales, de asociación sindical y la supervisión por agente estadounidenses.

Aunque luego de que desde el Congreso de Estados Unidos se filtró el dictamen con la “letra chiquita” del Tratado Estados Unidos, México y Canadá (TMEC) Jesús Seade, el negociador del presidente Andrés Manuel López Obrador y el canciller, Marcelo Ebrard, fingen estar sorprendidos, muchos sabían de dicho trato que escondieron a la opinión publica mediante el maiceo de medios y un aguinaldo grande a los senadores de oposición.

También intentaron reventar un problema publico con la aprehensión, eso sí, de lado estadounidense, del ex porderoso secretario de Seguridad de Felipe Calderón, Genaro García Luna

Pero no todos lo creyeron y  la prensa sin convenios gubernamentales sí recogió la acusación del presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos,  que desde Santana (López de) no se negociaba con Estados Unidos con tanta impericia.

“El Presidente @lopezobrador_  dijo en la #Mañanera que mi postura sobre el Protocolo Modificatorio al #TMEC es “partidista”. Yo veo una debilidad “santanista”. Desde el Tratado Guadalupe-Hidalgo no se veía tanta “flexibilidad” ante USA. Y de paso, se le agradece a @realDonaldTrump”, escribió De Hoyos en su cuenta de Twitter.

Este domingo y luego de las descalificaciones del Cuarto Transformador, que en su homilía del 11 de diciembre calificó a De Hoyos, de hacer política partidista, lo que incluyó chayoteo a algunos medios para que lo repitieran y le agregaran, el empresario responde con valentía:

““En medio de la fiesta, sostuve que el @GobiernoMX actuó con impericia al negociar los cambios al #TMEC. Lamento que hoy, la iniciativa #HR3450 del Congreso de #USA lo confirme. Estamos listos para apoyar. En @Coparmex #DefendemosEmpresas”.

El 10 de diciembre, los dirigentes y voceros de la Cuatrote aseguraron que  no habría inspectores estadounidenses en México pero sí un mecanismo que para analizar el sistema  laboral mexicano con lupa, dar la potestad a Estados Unidos para ser árbitros, y decidir si se cumple el TLC o no a su juicio.

https://mxpress.mx/2019/12/11/lacteos-granos-aluminio-y-acero-la-vaselina-para-mexico-en-el-tmec/

“Como parte de este mecanismo de monitoreo, se contempla nombrar 5 agregados diplomáticos laborales en MX, cuya función no está clara pero que México JAMÁS aceptará si se trata en medida alguna de inspectores disfrazados, por una sencilla razón: la ley mexicana lo prohíbe”, tuiteó Seade, este domingo.

Cómo cooperar en la reelección de Trump, con cargo a los mexicanos

Siempre con apoyo de sus jefes director, Seade, afirmó a medios mexicanos que por convenios deben subir sus declaraciones, que l minuta sobre una legislación laboral paralela el TMEC,  presentada al legislativo de Estados Unidos “adiciona la designación de hasta cinco agregados laborales estadounidenses en México con la responsabilidad de monitorear la implementación de la reforma laboral que está en curso en el país»,

Pero su propia manera de hacer las cosas los acusa : Primero, el haber sacado a los representantes de los empresarios de las últimas dos jornadas previas a la firma, y segundo, la prisa por firmar y legislar con apenas los plazos que da la ley, en pleno día de la Virgen de Guadalupe, luego de que los senadores tuvieron solamente unas horas para analizar un documento que con anexo suma de literalmente cientos de páginas.

Todo apunta que la oportuna detención de Genaro García Luna el mismo día que López y representantes de los gobiernos de EU y Canadá firmaron el TMEC, tenía como intención crear un foco de atención para que no se concentrara en la letra chica de Tratado.

De hecho, este mismo domingo cuando la opinión publica pide ya la cabeza de Jesús Seade y el Canciller finge demencia  y acusa a estados Unidos de sumarle reglas al TMEC, López resucitó una de sus cortinas de humo más rentables: No me voy a reelegir, como si alguien le importara hoymm la suerte de un gobernante cuya popularidad cae aceleradamente.

A %d blogueros les gusta esto: