Ir a la barra de herramientas
Importante

Bolivia da otra versión y dice que espera a Ebrard en La Haya

México ha insistido en la confrontación con el gobierno provisional de Bolvia, con lo que beneficia a Evo Morales

28 de diciembre de 2019/Efraín Klériga/MXpress. -El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, reiteró que a pesar de que el gobierno de México anunció demandar a Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, por el asedio a su representación diplomática, el Gobierno boliviano continuará resguardando la embajada mexicana, porque esa es su misión.

“Nosotros no tenemos ningún problema, vamos a seguir resguardando porque es nuestra obligación pese a que la embajada mexicana está resguardando algunos delincuentes, buscados por la justicia boliviana, como ejemplo Juan Ramón Quintana, todos saben que no es de nuestro agrado por ser tan sanguinario”, manifestó Murillo.

Aplaudió el que se puedan encontrar en La Haya, el gobierno boliviana y mexicano, para evidenciar la violación de los tratados internacionales, en los cuales ha incurrido, tanto el gobierno de México como el expresidente Evo Morales, en su calidad de asilado.

“Allá nos veremos con mucho gusto y veremos quiénes han violado tratados, nosotros ¿protegiendo la embajada y la residencia? o ellos permitiendo que el señor Morales, haga lo que le dé la gana violando los tratados internacionales”, indicó el Ministro de Gobierno.

En España , el Ministerio de Asuntos Exteriores de España confirmó  la visita realizada por la encargada de Negocios del país a la embajada de México en Bolivia, pero rechazaron que haya sido una artimaña para «facilitar la salida de las personas” que están asiladas en esas dependencias, entre ellas exministros de Evo Morales.

Bolvia expresó que es preocupante el ataque que está ejerciendo el Gobierno de México contra Bolivia, más aun cuando ellos saben que la seguridad otorgada a este ente diplomático, va en beneficio de evitar eventualidades que se puedan dar con gente que amenazan con acudir al lugar.

“Hemos recibido informaciones de que movimientos sociales estarían detrás de tomar la residencia mejicana e incendiarla, para sacar a Juan Ramón Quintana, puesto que algunos movimientos sociales culpan por la caída del Movimiento Al Socialismo (MAS), y como el mayor promotor de la caída del partido, por sus posiciones radicales”, señaló.

Por último, desmintió que se esté revisando vehículos diplomáticos, como denunció la representación diplomática de México, porque el mismo Ministro de Gobierno, constató y remarcó que se está “faltando a la verdad”.

A %d blogueros les gusta esto: