Ir a la barra de herramientas
Importante

Sin viabilidad técnica ni drenaje Sta. Lucía volaría hasta 2022

La fecha para la inauguración de Santa Lucía sería 15 meses más tarde que lo previsto para la primera etapa del NAIM.

6 de enero de 2020/Efraín Klériga/MXpress. -El Aeropuerto de Santa Lucía será inaugurado hasta marzo de 2022, anunció este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su homilía matinal, en la que se dedicó a negar la evidente saturación del actual aeropuerto de Ciudad de México.

El aeropuerto internacional Felipe Ángeles o “Santa Necia”,  será inaugurado el 21 de marzo de 2022, según anuncio de López, quien mintió flagrantemente sobre la actual saturación y la emprendió groseramente contra la columnista de El Universal que dio a conocer que en el lapso llamado Guadalupe Reyes, se cancelaron unos 25 vuelos día debido a la saturación de la operaciones.

Con la nueva fecha resulta que el aeropuerto de López Obrador no solamente será más caro que Texoco sino que estará en operaciones 15 meses más tarde que la primera etapa del cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de México, conocido por sus siglas NAIM.

Aunque López aseguró que están “rehabilitando el actual aeropuerto, ampliando las salas, mejorándolo y estamos también por resolver la utilización completa el aeropuerto de Toluca”, la capacidad instalada resultante muestra que la saturación del Benito Juárez, que tienen más de una década no se resolverá con Santa Necia.

Como acostumbra, el Presidente mintió sobre costo y las fechas de conclusión del NAIM y olímpicamente dejó de lado el que serían dos etapas, la primera de las cuales debería estar lista a finales de este año.

La “construcción del aeropuerto en Texcoco, además del costo elevadísimo de 300 mil millones de pesos, además de que se iba a hundir, además de eso, si nos iba bien lo íbamos a terminar -a lo mejor ella (Sara Sefchovich) no tiene este dato- en 2025; esto, de acuerdo al proyecto de Texcoco”, mintió el tabasqueño.

De acuerdo con la última información dada a conocer en septiembre de 2019 antes de cancelar y comenzar a destruir el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) este habría comenzado a operar  a fines de 2020 con dos pistas, según declaró en septiembre de 2018 la Secretaría de Comunicaciones y Transporte.

Con esas dos pistas tendría una capacidad para desplazar hasta 76 millones de pasajeros y para su conclusión en 2024 serían 127 millones, en lugar de los 50 millones que desplazará Santa Lucía que solamente podrá operar una pista a la vez.

Aunque se precia de ser escritor, López le dijo a la editorialista que desconocía “algunos datos, se editorializa (sic)  está bien que no nos vean con buenos ojos que sean del agrupamiento conservador, pero un profesional del periodismo debe ser serio, objetivo, profesional».

En cuanto a los hundimientos, prácticamente todo el suelo en Ciudad de México es proclive a ello, pero mientras en Texcoco se realizó un exhaustivo estudio de suelos, se gastaron 97 millones de dólares en la construcción de drenaje, mientras que en Santa Lucía, con mayores posibilidades de inundación y hundimientos, no se ha realizado el drenaje.

Costará mil 762 pesos a cada mexicano construir las dos pistas en Santa Lucía

Presiona López Obrador  a jueces por amparos contra Santa Lucía.

Cancelación del NAIM se lleva de encuentro a economía

Tan lejos como agosto de 1995 (hace 25 años casi)  un estudio de la Fuerza Aérea Mexicana del entonces comandante de la Base Aérea Militar número 1 de Santa Lucía, general  Juan Arturo Villasana Castillo, decía: «Actualmente el AICM se encuentra en un punto crítico de saturación y con severos problemas de expansión y de contaminación (por ruido), es viable la construcción del nuevo aeropuerto” que, por entonces se contemplaba en  Tizayuca, Hidalgo.

Un artículo de diciembre de 2015 de Héctor De Mauleón, señala que el estudio de Villasana también acotaba que: El subsuelo en que se encuentra ubicada la Base Aérea Militar No. 1 (Santa Lucía) es del tipo arcilloso expansivo por haber sido en el pasado un lago, lo cual ha provocado hundimientos en las pistas y carretera de acceso a esta base, y en algunas instalaciones de la misma, lo que representa una limitante para aeronaves de gran tonelaje”.

Luis Robledo Cabello, ingeniero hidráulico y miembro de la Academia de Ingeniería, dijo que  para a que no se inunde, Santa Lucía “va a requerir un sistema de drenaje pluvial igualito al de Texcoco, con ocho o 10 kilómetros de túneles y 30 o 40 colectores a 10 o 15 metros de profundidad, una gran planta de bombeo y una gran laguna de regulación, pero eso no lo está considerando en el costo”.

En cuanto a la viabilidad técnica para operar simultáneamente Santa Necia y el Benito Juárez, hasta la fecha ningún organismo internacional ha avalado la posibilidad y la mayoría se inclina a decir que ambos aeropuertos deberán funcionar en forma alterna, lo que no ayudará a aumentar la capacidad de tráfico.

La empresa francesa NavBlue señaló que la operación de los aeropuertos de Toluca y el Nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, de Santa Lucía “es posible, sin embargo requerirán un rediseño grande del espacio aéreo”.

A %d blogueros les gusta esto: