Ir a la barra de herramientas
Importante

4T clava las uñas a consumidores para Pemex y entregas de efectivo

Más de lo mismo: Poco crecimiento, mucha delincuencia, mucha demagogia. El cambio es que habrá que pagar más impuestos

11 de enero de 2020/Efraín Klériga/MXpress. –Como en 2019 las políticas equivocadas de la Cuarta Transformación hicieron caer el IVA y el ISR, ahora López Obrador intenta que sea los impuestos a la gasolina, alimentos calóricos y cereza, los que alimenten a Pemex y su compra de votos, mediante entregas de efectivo.

Estos impuestos al pan, refrescos, cigarrillos, cerveza, lo mismo que el del 15 a 20 por ciento impuesto a las plataformas Cabify, Uber o DiDi o Air B&B no lo pagarán las empresas sino los consumidores.

Lo grave es que el dinero no se utilizará para proyectos productivos que den retorno fiscal,  sino para incrementar la entrega de dinero en efectivo, financiar a Pemex y para planes locos y sin futuro como el Aeropuerto de Santa Lucía y la construcción de sucursales del hasta ahora inexistente Banco del Bienestar.

Construir sucursales bancarias que no hacen falta y cuya inversión ya se vislumbra como un fuerte quebranto para el erario, además incidirán los siguientes años  en el Gasto Programable en unos cinco mil 800 millones de pesos nuales, porque este banco no generará utilidades.

producc refineri 18 19

La entrega de dinero en lugar de programas de fomento que mejoren el empleo, la educación, la salud,  no ha acabado con la pobreza en ninguna parte del mundo, pero sí logra sacar a los pobres extremos de la estadística, mientras reciban dinero.

En México hay cientos de miles de personas que cobran subsidios en efectivo desde que inició Progresa hace más de 20 años y su condición socioeconómica es igual de mala, por lo cual no pueden dejar de recibir los subsidios.

Genera 4T desempleo, subempleo o empleo informal

En los lugares del Asia y África, donde ha habido éxito en este siglo para disminuir la pobreza, los países que la han abatido ha sido gracias a mejorar sustancialmente la educación y promover el emprendimiento, la inversión foránea, el libre mercado,  y con todo esto, incrementar el empleo y la productividad.

La pobreza ha descendido en países como Tajikistán, China, Vietnam, India, merced a una mejoría en la educación y el empleo, y los programas líderes además de becas escolares y mejoras al sistema educativo, han sido microcréditos para aumentar el emprendimiento.

En 2019 las políticas equivocadas del líder de la Cuarta Transformación, Andrés Manuel López Obrador derivaron en una caída del crecimiento y por ende en la caída de ingresos fiscales.

Por lo menores ingresos, López recortó el gasto en salud, educación e infraestructura, pero lo aumentó a  Pemex y los programas que regalan dinero en efectivo que tuvieron el mayor apoyo federal histórico.

Y López nunca alcanzará su 4% de crecimiento, el PIB per cápita decrece

La producción del monopolio de los hidrocarburos, Petróleos Mexicanos, ha disminuido constantemente durante los últimos 15 años, desde  2.8 millones barriles por día en 2014 a 2.08 millones al terminar el gobierno de Enrique Peña Nieto y a 1.92 millones el año pasado.

Luego de que hasta noviembre de 2019 la recaudación anual  del Impuesto Sobre la renta había registrado un decremento de (-)1.6 por ciento y la del Impuesto al valor Agregado (-)3.7 por ciento, y la proyección es que sigan bajando en 2020,  la “Cuatrote” ha proyectado sacar de la venta de gasolinas, comida chatarra y cerveza y un nuevo impuesto a las plataformas digitales,  dinero para Pemex y repartirlo entre los grupos de Morena.

En cambio el IEPS o Impuesto especial Sobre Producción y Servicios a los combustibles, tuvo un fuerte incremento en la recaudación muy por encima del aumento de las ventas de combustible.

Hasta noviembre el IEPS se había incrementado en 58 por ciento, equivalente a un aumento de casi 106 mil millones de pesos en la recaudación de este impuesto.

El incremento de impuestos a los productos calóricos como pan, refrescos, al tabaco, incidirán no solamente en una burbuja inflacionaria sino en que el consumo siga cayendo y con ello la recaudación de IVA e ISR.

Los problemas que han llevado a México a una caída del crecimiento y seguramente una deflación, no serán corregidos en 2020 de acuerdo con lo que ha declarado López y a la estructura de su Presupuesto de Egresos.

Los analistas de Raymond James consideran que la meta del gobierno mexicano de alcanzar 2.6 millones de barriles diarios de crudo para el final del mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador en 2024 es l menos  «demasiado optimista»,

Dichos analistas dudan  que el monopolio mexicano petrolero, Pemex pueda siquiera mantener la actual producción y menos incrementarla notoriamente.

Igualmente se considera que el crecimiento en 2020 no alcanzará ni la mitad del 2.5 por ciento proyectado por el Presupuesto de Egresos y las estimaciones más alegres hablan de 1.3 por ciento mientras hay otras que señalan que estará más cerca del cero que del uno por ciento.

A %d blogueros les gusta esto: