Historia de terror: El “factor López” golpea nuevamente legalidad y economía

El rumbo de la 4T no es socialista, ni liberal, ni nacionalista, sino populismo personal

14 de enero de 2020/Efraín Klériga/MXpress. –Tras un año en que el país decreció solamente debido al “factor López”, la Cuarta Transformación se dispone a redoblar su regreso a los años 70, y cierra por completo el sector energético al capital privado, le quita a las entidades federativas el manejo de la educación y la salud, y hace uso discrecional del Presupuesto de Egresos y de los bienes de la Federación.

Sin consulta alguna y claramente sin tener la información necesaria, Andrés Manuel López Obrador convierte a las decisiones sobre el rumbo de la economía mexicana, en una decisión personalísima, que obedece a sus gustos y su fobia hacia la libre empresa, y su necesidad de poder.

La Presidente, Consejo Ejecutivo de Empresas Globales CEEG,  y presidente de DuPont, para América Latina, Claudia Jañez, advirtió de la “profunda preocupación (de)  como se ha incrementado la percepción de incertidumbre y hostilidad a la inversión privada”, por la Cuarta Transformación.

“Nos está costando mucho trabajo convencer a nuestras casas matrices de continuar invirtiendo en México”, dijo Jañez.

claudiajanez.jpg

“Al igual que cámaras empresariales y analistas económicos de todos los matices, Jañez coicide en que el decrecimiento de la economía mexicana no proviene de ni del contexto internacional, ni del comportamiento típico del primer año de gobierno.

“Esa falta de crecimiento se explica, por la incertidumbre generada por el diseño y ejecución de políticas públicas, el sistemático cambio de reglas para hacer negocios y los constantes mensajes políticos en contra de los mercados y las empresas. Todos ellos elementos que han inhibido la inversión”, sentenció Jañez en rueda de prensa.

Las Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) consideró que la cancelación de las Rondas Petroleras, tendrá consecuencias en los costos de la energía y por tanto en la competitividad.

Lopezlocochon21.jpg

“La cancelación de las Rondas Petroleras, mediante las cuales Petróleos Mexicanos se asociaba con empresas privadas para la exploración, explotación y producción de hidrocarburos, es una regresión histórica que tendrá consecuencias en los costos de la energía”, advirtió Canacintra.

Con López Obrador los mexicanos deben acostumbrarse a perder dinero, a ser acosados por el fisco, por el aparato gubernamental, convertido nuevamente en la cuatropea gobernícola de los años 50, 60 y 70.

En 2019 la economía en global tuvo datos negativos de apenas medio punto porcentual, pero  el ingreso per cápita, el de cada uno de los ciudadanos,  bajó casi dos puntos en 2019.

Programas de  López desvían dinero y quitan a salud, educación y seguridad

También  el flaco estado de derecho que encontró López, se debilitó con acciones abusivas y claros fraudes a la ley, y para cumplir promesas de campaña, promesas suyas, porque nunca fue condicionado a ello por agrupaciones políticas o sociales,  y con ello dilapida el patrimonio de todos.

Promesas absurdas como vender el avión y la flota aérea estatal, que no es de su propiedad sino de todos los mexicanos, o cancelar la promisoria obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, para construir un galerón sin futuro, se han convertido en pérdidas netas  de dinero público.

Cada promesa de López nutre su dinámica de perder -perder y lo que no resulta en quebrantos económicos, queda en obras de infraestructura de dudoso beneficio.

Y López nunca alcanzará su 4% de crecimiento, el PIB per cápita decrece

El martes, luego de un año de tratar de vender el 787 presidencial, se confesó que tras seguir amortizado el saldo del avión, y haber pagado más de 40 millones de pesos por tenerlo en California, lo podrán a la venta y en el mejor de los casos la pérdida será de sólo 13 millones de dólares.

El 787 Dream Liner TP-01, costó 218 millones de dólares, lo que significaron unos  dos mil 900 millones de pesos a la fecha de la compra, que se realizó mediante un contrato con el Banco Nacional de Obras y Servicios, y al cierre del 2019 se ha gastado ya en el pago de deuda más intereses mil 833 millones de pesos y todavía existe un remanente de pago de 2020 a 2027 de dos mil 724 millones de pesos.

López, Seade y Ebrard sí aceptaron vigilancia de inspectores laborales de EU

Pero la pérdida más grave en la venta del TP-01 no es económica sino legal, porque el avión se financió mediante un  contrato de arrendamiento con el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) y en el contrato que ni el presidente puede modificar, dice: 15 años después de la compra la aeronave formara parte de la Fuerza Aéreas Mexicana subordinada a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Pese a que el avión presidencial dejará pérdidas, López ha ofrecido las ganancias para gasto social, para llevar agua a Zacualtipán, Hidalgo, para apoyar a pueblos indígenas.

El capital dice no a la 4T, convertida en Muro de Trump

La cancelación del NAIM, endosó pérdidas de más de 120 mil millones de pesos, cantidad con la que se podría financiar medio  millón de becas de posgrado o un millón de becas para licenciatura.

Las promesas de López en materia petrolera son tan falsas como su intención de hacer crecer al país con la inversión. En diciembre de 2019 prometió que tras una inyección de 60 mil millones de pesos las seis refinerías producirían más combustibles, pero no fue así.

De diciembre de 2018, cuando López asume la presidencia, hasta el 30 de noviembre pasado, la producción total de las seis refinerías fue de casi dos por ciento inferior que la de igual periodo anterior: diciembre de 2017 a noviembre de 2018, último año del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Se ha advertido por (literalmente) docenas de expertos en cada materia que, Dos Bocas es inviable económicamente, que el Aeropuerto de Santa Lucía no servirá para aumentar el tráfico aéreo y que el Tren Maya nunca recuperará la inversión, en caso de que se termine.

cajacanacintra.jpg

La cancelación del Seguro Popular comenzó a dar problemas desde que indebidamente utilizó sin permiso del Congreso, el Fondo para gastos catastróficos del Seguro Popular.

Su Insabi, cuyas siglas deberían ser Insano, fue lanzado igual que sus programas sociales y sus obras: Sin estudios de factibilidad, sin legislación secundaria y sin reglas de operación.

Los que piensen que 2019 había sido malo y lleno de errores y horrores gubernamentales por ser el primer años de gobierno, les falta ver la parte más escalofriante de esta película en la que todos los mexicanos somos actores.