MXPress

El Sureste “abandonado por neoliberales” mentira de AMLO que todos pagamos

Anuncios

La diferencia entre el Norte y bajío progresistas y el sur y sureste atrasados y sin crecimiento económico, no estriba en un «abandono» presupuestal sino en  gran explosión demográfica, una cultura constumbrista, bajos niveles educativos y pésimos gobiernos, incluso, hoy.

21 de febrero de 2020/Efraín Klériga/MXpress. –Una de las mentiras que repite más el presidente Andrés Manuel López Obrador, y la cual además utiliza  como “dato duro” definir su política económica y social, es que los gobiernos neoliberales abandonaron al Sur y el Sureste, la región más atrasada económicamente y con mayores índices de pobreza y marginación en el país.

Pero es mentira como tantas de sus declaraciones, porque el Sureste ha sido favorecido por el Pacto Fiscal Federal y por las aportaciones del Ejecutivo Federal, desde hace más de cinco décadas y excepto Ciudad de México, las participaciones, aportaciones y apoyos de programas sociales, el llamado gasto federalizado, es el mayor por habitante.

Entre Ciudad de México, Nuevo León, Tamaulipas y Veracruz recaudan siete (69.90) de cada 10 pesos de impuestos federales, pero solamente se les participa  un 25 por ciento del total de lo recaudado y se les redistribuye con un 16.7 por ciento del total de las aportaciones federales.

Mientras entre siete estados: Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Morelos, Tabasco, Campeche y Yucatán solamente recaudan el 2.1 por ciento del total de los impuestos tributarios, pero se les entrega  el 16.7 por ciento de las participaciones y se les redistribuye vía aportaciones federales 22.7 por ciento de las aportaciones.

Desde hace más de cinco décadas, debido al Pacto Fiscal Federal, los estados con mayor desarrollo han tenido que aportar recursos a los de menor desarrollo, lo grave del caso es que los estados del centro, el Bajío y el norte del país, con excepción de Durango, Nayarit, San Luis Potosí  y Zacatecas, no han dejado de progresar mientras los estados del Sur y Sureste, especialmente Campeche, Chiapas, Oaxaca y  Tabasco, están estancados.

Un caso distinto es Veracruz, una entidad con altos niveles de marginación y pobreza, que recibe poco apoyo federal, recauda el 7.5 por ciento de los impuestos, recibe el 6.6 por ciento de participaciones ya portaciones y reciben programas sociales el 70 por ciento de la población

Las equivocaciones de López Obrador que han castigado presupuestalmente al norte y al Bajío han hecho que los gobernadores busquen un nuevo Pacto Fiscal Federal, porque son estas entidades las que viven una injusticia presupuestal, mientras el Sureste es consentido  hace décadas.

Las participaciones federales son recursos que  estados y municipios reciben como un porcentaje de los tributos federales que recaudan, es dinero que pueden ejerce con cierta discrecionalidad,  mientras que las aportaciones federales son recursos que envía la federación para redistribuir los ingresos, son recursos etiquetados o condicionados, porque la Federación determina en qué se deben gastar.

Pero hay más, desde que comenzó Progresa hace más de 20 años, y Procampo, hace 30, como los primeros programas en repartir dinero en efectivo (Visión neoliberal para el fomento social) Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Tabasco son  estados donde un gran porcentaje de la población recibe este tipo de apoyos.

Según el Padrón de Programas Sociales de la Secretaría del Bienestar, en Chiapas y Oaxaca reciben apoyos monetarios el 94 por ciento de los pobladores, en Guerrero el 77 por ciento y en Tabasco el 72 por ciento.

Si no votastes (sic) por mí no puedes reclamar, dice el Hayatole a los mexicanos

Que las refinerías producen más es otra mentira de López

En los debates presidenciales de 2018 quedó claro que él único de los candidatos que tenía clara la forma de impulsar el desarrollo en el en el Sur y Sureste era José Meade, quien lejos de hablar de proyectos faraónicos hablo de apoyar la infraestructura en comunicaciones, gas natural, agua potable y  electricidad y con ello promover la inversión privada.

Las propuestas de López de obras faraónicas como la refinería de Dos Bocas, la vía Transístmica y el Tren Maya, en el caso de que se lleguen a materializar, generarán unos miles de empleos, pero no los cientos de miles que requieren Campeche, Chiapas, Oaxaca y  Tabasco , además de Guerrero, Morelos, Tlaxcala y Yucatán.

Por contrario una de las primeras acciones de gobierno de  López, fue cancelar las Zonas Económicas especiales y con ello inversiones comprometidas por más de cinco mil millones de pesos que podrían haber generado más de cien mil empleos directos en el próximo lustro.

En los dos últimos ejercicios sumados, los estados de Campeche (1) Tabasco (3) Ciudad de México (4) Oaxaca (6) y Guerrero (7) se encuentran entre los que recibieron más aportaciones y participaciones por habitante, a pesar de estar entre los cinco que menos impuestos federales recaudaron.

Inhabilita 4T farmacéuticas por  «corruptas» y luego les compra Mmdp

Sube gasolina en México contra precio EU y cobran más impuestos por la venta

Entre los principales problemas del Sureste, además de la carencia de empleo formal, de industrias y servicios bien integrados, está la explosión demográfica y son de las entidades con mayor índice de fertilidad por mujer y sus poblaciones están entre las que más crecen, a pesar de que son entidades netamente expulsoras de pobladores.

Los científicos saben que el aumento de población genera pobreza, que los núcleos socioeconómicos de menores recursos son donde más aumenta la población; que  el aumento de población dificulta mantener un medio ambiente saludable y que, el calentamiento global genera más pobreza; sin embargo, el control de la natalidad ha pasado a segundo plano.

Ir a la barra de herramientas