Ir a la barra de herramientas
Importante

Con López ni a la Lotería le salen las cuentas

La Adminsitración Pública Federal en su conjunto se tiene que adaptar a lo que al presidente se le ocurre, porque al macuspano no le preocupa ni respetar la ley ni ceñirse a los procedimientos.

7 de marzo de 2020/Efraín Klériga/MXpress. -La insólita rifa simbólica del Avión Presidencial “José María Morelos y Pavón”, está llena de verdades a medias o imprecisiones, y muestra que el presidente Andrés Manuel López Obrador actúa por ocurrencias y obliga a que sea la ley la que se ajuste a sus caprichos.

La sucesión de hechos muestra que para este sorteo lo primero fue la ocurrencia presidencial y sus constantes declaraciones, por lo que la Lotería Nacional tuvo que  buscar la forma de ajustar sus posibilidades legales, estirando el Derecho, a los que quiere el presidente, en lugar de que el proceso parta primero de la planeación y después siga el anunció.

Aunque según el Director de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública (Lotenal) Ernesto Prieto Ortega, hay antecedente  de rifas en especie, la última hace 207 años,  está será la primera vez que un sorteo anuncian un objeto como premio y reparte dinero en efectivo.

López anuncia que se recaudarán tres mil millones de pesos, pero para estos es necesario que se venda el 100 por ciento de los boletos y que los expendios o vendedores no cobren comisión alguna.

“En 1800, en los años 1813 y 3 se rifaron o se sortearon unos bienes inmuebles, una finca de un inquisidor en esa época, o sea que sí hay antecedentes de que se han hecho sorteos de la Lotería Nacional que fue fundada en 1770”, dijo respecto a estos sorteos donde se anunció un bien y se entregó ese bien.

Según la información que ha circulado, la rifa de dinero con pretexto del avión “José María Morelos y Pavón”, habrá 100 boletos premiados con  20 millones de pesos cada uno y se emitirán seis millones de boletos con igual cantidad de números desde el uno  o,  0000001 al 6000000.

“Ya se elaboraron seis millones de cachitos con un costo de 500 pesos cada uno. Ahí está el reverso del billete, del billete donde está estipulado que son 100 premios de 20 millones, son seis millones de cachitos”, dijo el director de Lotenal.

Según las cuentas de López, si se vende el total de cachitos expedidos, el Gobierno recaudará tres mil millones de pesos, de los cuales pretende destinar dos mil 500 millones de pesos a comprar equipos médicos para hospitales, y los  500 millones de pesos restantes se usarán para mantener el avión en un hangar de un aeropuerto público a cargo de la Fuerza Aérea.

Lo que significa que no piensa en darle comisión a quienes vendan los boletos, o no sabía que los que venden lotería son comisionistas ni no empleados públicos.

No habrá reintegros ni otros premios, y los números son directos sin series ni vigésimos, y según López se recaudarán tres mil millones de pesos, de los cuales dos mil millones se le regresarán al instituto de cómico nombre: Instituto para devolverle al Pueblo lo Robado, y habrá una utilidad de mil millones.

La rifa tuvo que organizarse de esta manera porque el anuncio fue una ocurrencia de López antes de consultar con  Lotenal sobre las posibilidades de la rifa y las características que tenía que haber para emitir, números, series, premios y reintegros.

La estructura de la rifa es la misma que tienen las de oficinistas o personas que rifan algo con cargó a la terminación del último o últimos dos, o tres números del premio mayor de algún sorteo, pero carece de una lógica de planeación que permita a la Lotenal no caer en una falla de procedimiento por arropar al Presidente.

Denuncia PRD a AMLO por concusión y cohecho por pase de charola a empresarios

CFETelecom ¿Otro proyecto fantasma de López Obrador?

Para rifar avión cadena de cohecho, recursos ilícitos y peculado

De acuerdo con la Ley Orgánica de la lotería Nacional para la Asistencia Pública, en cada sorteo o rifa un 10 por ciento se entrega en comisiones para los expendedores, y pagan de este porcentaje a sus vendedores.

caja Ley Org´ánica.jpg

Lo que significa que para este sorteo o no ganarán los expendedores y vendedores o la cantidad que se reúna será solamente de dos mil 700 millones o, la Lotería nacional correrá con el gasto para pagarle a los expendios.

Además, en cada sorteo hay un pequeño porcentaje de números que no se venden, aunque la Lotería nunca informa de estos y no se sabe si los premios se cobran o entran a formar parte del patrimonio de la Institución.

Para un sorteo común de la Lotería Nacional se emiten entre 60 mil y 80 mil números en una a cuatro series de 20 cachitos o vigésimos cada una, pero para la rifa simbólica que toma como excusa el avión presidencial, se han emitido seis millones de números, del 0000001 al 6000000, sin enteros ni series ni vigésimos.

Pero como López ya compró el número 000, o se emiten 61 mil o el último número es el 599999.

“También quiero informarles que el día de hoy voy a hacer entrega de la primera venta del billete de avión presidencial al señor presidente, le voy a entregar el número 000 para que él pueda efectuar el pago de este billete, que es de 500 pesos”, dijo Ernesto Prieto, director de Lotenal, quien al parecer también ignora la mecánica de los sorteos.

La experiencia de Prieto es como funcionario en varios cargos dentro del Registro Civil y el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Distrito Federal, como Juez Municipal, Secretario del Comité de Agua Potable en Salamanca, y candidato derrotado  la Alcaldía a la Gubernatura de Guanajuato en 2012.

biletesreales Ciro.jpg
Billetes reales que presentó Ciro Gómez Leyva en su noticiario del Canal 3

Los sorteos comunes de la lotería Nacional ofrecen entre 460 a 600 premios y además entre 16 mil a 22 mil reintegros. La bolsa total con premios y reintegros corresponde al 60 por ciento del total de los premios que han de venderse, y 10 por ciento del total es para los vendedores.

En un sorteo como el Gordo de la Lotería que en diciembre repartió  204 millones en cuatro series o un total de 80 cachitos por número y cada vigésimo tiene una posibilidad en tres mil  de ganar un premio de 2.55 millones.

Conjuntando los 460 premios y multiplicados por 20, lo que es igual a mil 840 premios, entre 240 mil cachitos, por lo que la posibilidad de ganar un premio entre poco más del precio del boleto hasta dos millones 550 mil, es igual a 140 a uno, la posibilidad de obtener un reintegro es de 14.89 a uno, porque para cobrar reintegro es requisito no haber obtenido premio.

 

A %d blogueros les gusta esto: