Ir a la barra de herramientas
Importante

EU fuerza a México a actuar contra coronavirus, Trump hace los  anuncios

Los anuncios vienen ahora de Washington, las autoridades de salud se convierten un cuello de botella para la detección y el presidente sigue pensando que él no se contagia ni contagia.

20 de marzo de 2020/Efraín Klériga/MXpress. –Se esperaba el  anuncio de que México cancelaría los vuelos desde Europa, pero lo inesperado fue que el anunció no lo hizo el gobierno mexicano sino  el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien también anunció un acuerdo para limitar los cruces fronterizos.

«Cómo lo hicimos con Canadá, también trabajamos con México para instrumentar nuevas reglas  en nuestros puertos de entrada. Estas reglas no impedirán el comercio legal», dijo en rueda de prensa.

La situación en México no podría ser más caótica: El gobierno de Jalisco busca a cientos de posibles infectados quienes volaron en un viaje charter a Vail, Colorado, y de ese grupo han sido detectados ya 60 casos. El primer fallecido quien se contagiaría localmente asistió, el 3 de marzo a un concierto masivo en Ciudad de México donde hubo en total 60 mil asistentes. De los asistentes a dicho concierto no se sabe nada.

En el noticiero de Ciro Gómez Leyva en imagen, el reportero Humberto Paget mostró un vídeo  de estaciones del Metro en Ciudad de México donde no hay ninguna norma sanitaria ni por parte de los policías y taquilleros, mientras que un Cancerología, la enfermera que aplica el alcohol en gel en la puerta, ya no tiene suficiente.

El locuaz presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, no ha cancelado sus giras y da señales confusas: “Que los ciudadanos no se dejen manipular, que cuando se necesite transmitir algo, lo voy a hacer yo con toda claridad, si estoy en Tlaxiaco, Oaxaca, desde allá le voy a hacer un llamado al pueblo de que escuchen al presidente y nunca los voy a engañar”, declaró en una de sus homilías matinales que se trasmiten en Cadena nacional.

México caerá en crisis sanitaria y decrecería hasta un siete por ciento.

Empleo formal será otra víctima mortal del virus en tiempos de la Cuatrote

Dile al Covid-19 “detente, enemigo”, aconseja López Obrador.

Mientras el cierre de la frontera es parcial y en México no hay acciones contudente, en Texas el gobernador  Grega Abbot decretó medidas radicales , cerró bares, restaurantes y escuelas, pues estima que el número de casos  se disparará a las decenas de miles en dos semanas.

Varios medios internacionales han criticado duramente la indecisión con la que México combate la  pandemia mundial de coronavirus y que las autoridades posterguen hasta fines de marzo las acciones duras, por el hecho de que el primer caso confirmado en México fue el 27 de febrero.

“Este enfoque preocupa a muchos expertos”, dijo la cadena noticiosa mundial Associated Press (AP) “Aunque lo que más ha desconcertado a los mexicanos es la actitud personal de su presidente. Sigue asistiendo a mítines multitudinarios, estrechando manos y besando a bebés. Preguntado por cómo protegía al país, AMLO sacó dos amuletos religiosos de su billetera y los mostró con orgullo”, añadió la agencia.

AP citó el comentario del analista Jesús Silva-Herzog Márquez, quien consideró que intentaba proyectar confianza, pero: “ha terminado proyectando una minimización del riesgo de atender la emergencia, mensajes que son contrarios a los que se están escuchando en prácticamente todo el mundo”., dijo el politólogo.

El jueves según la Secretaría de Salud los casos confirmados de Covid-19, llegaron a  164 el número, casi el doble que el miércoles cuando eran 92. Y anunciaron la primera muerte confirmada: un hombre de 74 años que padecía hipertensión y tenía antecedente de viaje a Estados Unidos para determinar si murió a causa del virus.

“Se encontraba dentro del grupo de casos sospechosos, por lo cual se mantienen a la espera de resultados”, dijo el director general  de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, quien agregó que de los casos confirmados, 87 por ciento se atienden de forma ambulatoria, ocho por ciento están en hospitalización y se reportan como estables, dos por ciento están graves (un total de tres casos) y una muerte. Además se tienen 448 sospechosos.

Médicos y laboratorios particulares han denunciado que la Secretaría de Salud bloquea la certificación de casos por particulares y los pocos que pueden realizar la prueba diagnóstica, tienen que esperar hasta cinco días para que el órgano oficial conocido como Indre, rinda su dictamen.

“Mientras tanto una persona sospechosa de estar infectado no estará aislada”, dijo el dueño de un  laboratorio al que Salud le rechazó la licencia para hacer la detección primaria.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aseguró que debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus se ha retornado a México a mil 153 personas procedentes de diferentes países.

A %d blogueros les gusta esto: