Martes 7 de abril de 2020/Efraín Kleriga/MXpress. -Andrés Manuel López Obrador está dispuesto a pasar por arriba de la ley o de la razón o de quien sea, para llevar a cabo lo que él piensa que es un nuevo modelo económico, en el cual las decisiones monetarias son de corte neoliberal y las decisiones políticas de corte chavista y la economía sólo tiene como fuente de riqueza el petróleo.

Al desaparecer fideicomisos laborales, para gastos emergentes y para la ciencia y la cultura, para incrementar los recursos de Petróleos Mexicanos, cuyos bonos ya no tienen una calificación y se venden a mejor postor, López ha socializado o impactado en la Hacienda Pública la deuda y las pérdidas gigantescas de la petrolera.

En plena contingencia López decide continuar con las obras condenadas de su sexenio y otorgar 339 mil pesos de fondos públicos para Pemex, reducir del 58 al 54 por ciento el Derecho sobre la Utilidad Compartida (DUC), impuesto con lo que libera otros 65 mil  millones de pesos de fondos públicos al monopolio petróleo.

lopezsoledad.jpgPese a la soberbia presidencial, la gestión de Pemex a partir del 1 de diciembre de 2018 ha sido pésima y en 2019  las perdidas del monopolio estatal crecieron 92 por ciento, y llegaron a  346 mil 135 millones de pesos.

Moody´s, una de las calificadoras que degrado a nivel especulativo la deuda de Pemex, dice que el apoyo del gobierno federal que reduce es 65 mil millones de pesos  el DUC, no evitará que la petrolera utilice este año las líneas de crédito disponible por ocho mil 900 millones de dólares (216 mil 500 MXN a 24.33 por dólar) con lo que ya no tendrá opciones para 2021.

Los pasivos por pensiones no financiados en Pemex aumentaron 34.8% el año pasado a casi 1.5 billones de pesos ($ 77.3 mil millones), según muestran las cuentas de la compañía. También tiene $ 105,2 mil millones en deuda financiera. (Reuters)

 

Pemex pierde dinero y aumenta su deuda con cada barril de crudo que extrae y ahora aumentará esas pérdidas al refinar ese crudo y convertirlo en gasolina barata, con lo que al final de este año la deuda del sector publico federal aumentará en más de un billón 100 mil millones de pesos  y llegará al 56 por ciento del producto interno bruto.

Para poderle dar los 339 mil millones a  Pemex, López extinguió unilateral e ilegalmente, 10  fondos de pensiones, que tenían en total una reserva actuarial de 75 mil millones de pesos que no era propiedad del Estado Mexicano sino de trabajadores del Sistema Banrural, del Fondo de Garantía y Fomento para la Agricultura, Ganadería y Avicultura; del  Fondo de Apoyo para la Reestructura de Pensiones, del  Plan de Pensiones de los Jubilados de Banobras, Fondo de Pensiones y Primas de Antigüedad de Nafin, Fondo de Pensiones Bancomext, Fondo Laboral Pemex y, Fondo de Retiro de los Trabajadores de la SEP.

La desaparición de estos fondos obliga a que sea el gobierno federal directamente el que atienda estos pasivos laborales, y con ello socializa estas deudas, que ahora no son de un Fondo sino de la hacienda pública federal.

También extinguió fideicomisos que dejan inerme a municipios y estados ante contingencias ambientales o desastres naturales, l Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) y también les quita a las entidades 45 mil millones del  Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud.

Además, López ha insistido que, en lugar de recortar el gasto de Pemex, para dejar de perder dinero en la extracción debido a los bajos precios del petróleo que seguramente durarán varios meses más, las refinerías aumenten la producción de gasolina, con lo cual las pérdidas de la petrolera se incrementarán.

López se decide por el suicidio económico, no apoya empleo formal

López sólo salva a Pemex y su electorado, los demás como puedan

México está gobernado por un narcisista que nos lleva al caos