Ir a la barra de herramientas
Importante

México  vive la tormenta perfecta entre el Covid-19, petróleo y AMLO

Malos tiempos. La peor situación en nuestra historia: Mal gobierno, delincuencia creciente, caída de la economía de EUA, debacle mundial del petróleo y la peor pandemia en un siglo.

Martes 21 de abril de 2020/Efraín Kleriga/MXpress. -Los pronósticos para la economía mexicana son cada día más graves y advierten que si el gobierno mexicano no lleva a cabo medidas extraordinarias reales, la caída puede ser gigantesca.

La ausencia de un programa para enfrentar la crisis y la terquedad del presidente Andrés Manuel López Obrador de no pedir créditos y continuar con obras que no generan mucho empleo, no tienen un futuro económico, pero si consumen muchos ingresos, vana cobrar una cuota muy cara.

La pandemia de Coronavirus que el gobierno federal ha intentado enfrentar negando muertes evidentes y un incremento exponencial de los infectados, traerá una mayor desconfianza en el gobierno que en lo económico se traducirá en más pobreza, caída en la inversión fija bruta, huida de capitales y aumento en la delincuencia.

Las medidas tomadas por el Banco de México (Banxico) para garantizar el crédito, como recortar la tasa de referencia en 50 puntos hasta 6.0 por ciento y  el anunció la adopción de 10 medidas adicionales para fortalecer la operación del sistema financiero, no servirán si se toman como la sordera presidencial.

Haz clic para acceder a %7B1E8E5322-7086-9563-570C-412659ECB292%7D.pdf

Ante el evidente hundimiento de la economía, la anarquía, el vacío de poder yt el desempleo, el presidente Andrés Manuel López Obrador garantiza “las necesidades básicas” de los pobres, lo que eso signifique.

: “Aquí va a haber protección porque ya estamos avanzados en el establecimiento del Estado de bienestar, que significa proteger al ser humano desde la cuna hasta la tumba, desde el nacimiento hasta la muerte”, dijo en su homilía de este martes,

“A pesar de la crisis, de la caída en el precio del petróleo, de la depreciación de nuestra moneda, de los pronósticos de recesión económica, a pesar de todo eso tenemos recursos para distribuirlos, entregarlos a los mexicanos y que tengan ingresos para satisfacer sus necesidades básicas”, agregó.

En tobogán

El Banco Mundial advirtió que México tendrá una recesión económica significativa en 2020 por efecto de la epidemia de Covid-19, la demanda agregada sufrirá un caídas significativa, las exportaciones aumentarán con lentitud y “la recuperación en 2021 y 2022 en México se basa en la suposición de un rápido repunte de la economía estadounidense”.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) las exportaciones de México registrarán una un (-) 11.6% en 2020, y  es muy posible que la contracción de seis puntos del producto interno bruto que vaticina el Banco Mundial en abril sea mucho más para mayo cuando habrá explotado la crisis mundial que pronostica JP Morgan.

Ya en marzo JP Morgan estimaba que México viviría una contracción de (-)7.0 por ciento, pero esto si logra recuperación en el tercero y cuarto trimestres, luego del  desplome de (-) 15.5 por ciento del PIB anual para el segundo trimestre, lo que en la situación actual parece que no ocurrirá.

La baja en las calificaciones crediticias de la Deuda Soberna de México y en la de Pemex, reducida a grado especulativo y sus bonos ya sin posibilidad de formar parte de fondos de ahorro, urgen a México a bajar sus líneas de crédito y a solicitar financiamientos antes de que el mercado no pueda y no quiera prestarle a un gobierno como el de Andrés Manuel López Obrador, que carece de un proyecto económico real.

Del promedio de finales de marzo cuando se estimaba una contracción de menos cuatro por ciento en promedio, los pronósticos son ahora de van del (-)6.6 por ciento que pronostica el Fondo Monetario Internacional

“El PIB en 2020 se contraerá en 9%: Tiempos extraordinarios requieren reacciones de política extraordinarias”, subtitula Citibanamex su último informe sobre la perspectiva económica de México.

cajacitibanamex.jpg

“Anticipamos un crecimiento del PIB en 2020 de (- )9.0% desde el -5.1% anterior y argumentamos que los ajustes cuantitativos que implica una recesión tan severa por los choques asociados al COVID-19 probablemente resulten en cambios cualitativos”, dice Citibanamex

“En resumen, una fuerte contracción del PIB derivará en menores presiones sobre los precios del INPC, incluso ante un peso más débil, lo que a su vez debería conducir a mayores recortes en la tasa de política”, señala el Banco  con presencia internacional.

Los últimos indicadores publicados sobre la economía mexicana, que corresponden a febrero y pocos a marzo, y la debacle petrolera, muestran que el empleo en el sector manufacturero ya iba en caída antes de la emergencia del Covid-19, la producción industrial había disminuido (-)0.6 por ciento, y as ventas de las tiendas departamentales de (-)2.08 por ciento.

Fin de la era del petróleo

La caída histórica de los precios del petróleo, a una situación desconocida debida al más grande desfase entre la oferta y la demanda de que se tenga memoria, provocó que las petroleras en Estados Unidos y México tuvieran que pagarles a los clientes para que sacaran el petróleo de sus muelles.

La OPEP tendrá que bajar su producción, México incluido, más de los 9.7 millones de barriles diarios comprometidos, porque la demanda cayó en 29 millones de barriles.

La noticia del mercado petrolero colapsado, donde los más optimistas vaticinan que los precios nunca regresarán a un nivel superior a los 40 dólares por barril, es una mala noticia para México, porque el presidente López Obrador ha empeñado el patrimonio publico en hacer producir más a Pemex y construir una refinería.

Las estimaciones señalan que el mercado mundial de la gasolina caerá casi un 20 por ciento para 2025 y a la mitad de la demanda actual para 2030 y los precios del petróleo a un año rondan los 25 dólares por barril.

A %d blogueros les gusta esto: