Ir a la barra de herramientas
Importante

Y luego del Covid viene la pobreza y la violencia que mata más

El Covid  aumentara la inseguridad que no frenó la 4T, mientras aumenta la pobreza, y AMLO intenta imponer un socialismo estatista.

Sábado 30 de mayo de 2020/Efraín Kleriga/MXpress. –Entre los muchos efectos que tiende y tendrá la pandemia de coronavirus, está el de un muy predecible incremento en delitos como secuestro, extorsión, robo en todas sus modalidades y, por tanto, un aumento en el homicidio por enfrentamientos entre bandas para pelear territorios.

Empeñado en instituir un socialismo estatista, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador piensa que, con ajustes presupuestarios, aumento en los programas asistenciales y presuntos nuevos empleos y la inversión en obras sin viabilidad económica, amortiguarán la caída de la economía, México vive un escenario donde la pobreza empujara además de un gran malestar social, un incremento nunca visto de la delincuencia.

Al terminar el un año y medio del gobierno, se ve ya un aumento de la violencia contra las mujeres y los grupos vulnerables y falta de soluciones reales por parte del Ejecutivo federal que se ha centrado en culpar a los gobiernos anteriores, pero repite la misma estrategia de militarizar la seguridad pública.

violencia homicida.jpg

Cuando se prevé que viene un incremento en la violencia y en la delincuencia común derivado del desempleo que generará la crisis económica, es claro que México no tienen una estrategia para detener a la delincuencia y que el mismo esquema que no ha dado resultado en los dos sexenios anteriores, es la ´única respuesta de la Cuarta Transformación:

«Viene un incremento en la violencia, evidentemente», dijo el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de hacienda, Santiago Nieto.

El comisionado del Servicio de Protección Federal (SPF) Manuel Espino Barrientos, previó que, tras el confinamiento y la crisis económica, México vive una “etapa muy ruda de inseguridad”.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, conocido por su acrónimo Conalep, previó que, si la economía mexicana tiene una contracción del siete por ciento, aumentaría el número de pobres por ingreso en hasta 12 millones de personas.

6.4 millones de personas a la pobreza por ingreso  y a 18 millones en la pobreza extrema

Pero un escenario menos optimista como el previsto por el BBVA que piensa que el producto interno bruto (PIB) caerá hasta un menos 12 por ciento, mandaría a 16.4 millones de personas a la pobreza por ingreso  y a 18 millones en la pobreza extrema, un aumento del  48.8 por ciento de pobres a un 61.9 por ciento y del 16.8 por ciento en pobreza extrema a un 31.2 por ciento.

En 1982, tras la crisis que generó posteriormente la estatización de la banca, México vivió un aumento en los delitos de secuestro, asaltos bancarios, asalto en la vía púbica, robo domiciliario y una consolidación de los grupos delincuenciales que posteriormente sería llamados cárteles.

En 1995 luego de los “Errores de diciembre” y el “Efecto Tequila”, vuelve a ocurrir un aumento en la criminalidad, como también ocurriría tras la crisis de 2009, cuando comenzaron a enfrentarse los grupos delincuenciales y algunos territorios como Tamaulipas vivieron niveles de violencia nunca vista.

Percepción de inseguridad superior al promedio del gobierno  peñista

Promesas y ocurrencias

Actualmente la percepción de inseguridad de los mayores de 18 años, de acuerdo con al Encuesta de Seguridad Pública Urbana, se ubica en el mismo nivel que tenía en diciembre de 2018, al iniciar el gobierno.

El  promedio de la percepción de inseguridad en seis trimestres de la Cuarta Transformación es que el 73.3 por ciento de los ciudadanos consideren vivir en una ciudad peligrosa, promedio superior al 71.5 por ciento que promedian los 24 trimestres del gobierno de Peña.

INSEGURIDAD2013 20ch.jpg

En marzo de 2017, el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador prometió, “enfrentar la inseguridad y la violencia atendiendo las causas, no como lo han venido haciendo”, pero luego de 17 meses en el poder, el número de homicidios ha crecido y pese al confinamiento, Mayo cerrará con poco más de tres mil homicidios dolosos. Uno de los factores que indicó es la falta de fuentes de empleo. De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fueron 685,840 trabajos formales los que desaparecieron entre el mes de marzo y abril, lo cual equivale a 11,243 empleos al día o 7.8 plazas por minuto.

comparativopeñamalo.jpg

El 27 de marzo en Nuevo Laredo, Tamaulipas, López califica de “increíble que, a pesar del sufrimiento del pueblo, de que están destruyendo al país, insisten en mantener la misma política antipopular y entreguista. Quieren sostener a como dé lugar el régimen de corrupción. Parece que no tienen llenadera, no quieren dejar de robar, no aceptan que ha sido por eso que se desató la inseguridad y la violencia en nuestro país”, afirmó.

Pese a los plazos, las promesas, y luego de desaparecer a la Policía Federal, López sigue con la misma estrategia de hace 13 años, de sacar al Ejército a la calle sin darles suficientes facultades ni presupuesto.

Pero el pasado 11 de mayo López, mediante un decreto aparecido en el Diario Oficial de la Federación, ordenó a las Fuerzas Armadas participar de manera “extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria” con la Guardia Nacional en las funciones de seguridad pública, por un periodo máximo de cinco años”.

ejercitoseguridad.jpg

El Decreto fue una confesión tácita de que no han podido mejorar la inseguridad, lo cual confirman los datos de muertes por agresión, clasificadas como homicidios dolosos y feminicidio que no solamente no han cedido sino siguen creciendo.

Atrás han quedado promesas que al parecer no tenías detrás ninguna estrategia bien delineada, como la del 3 de enero de 2019 cuando prometió: “En 100 días de gobierno vamos a terminar de desatar toda la acción transformadora, y vamos a mejorar en este tema de la inseguridad que es complejo».

Pero 79 días después, en Veracruz, y luego de la primera de dos matanzas que han ocurrido en Minatitlán, promete garantizar la paz y que, en seis meses, «esto va a ir mejorando mucho, considerablemente, en la medida que se vayan consolidando teres acciones: Fortalecer los programas sociales, la Guardia nacional y cero corrupción en los gobierno.

El 15 de enero de 2020, con datos que revelaban que la inseguridad iba en aumento, López volvió a prometer que, “»año va a haber resultados en este que es el tema más difícil que hemos enfrentado (la seguridad y la violencia)», respondió el mandatario a pregunta del periodista Jorge Ramos.

Usuarios pagaran pleito López y Bartlett Vs energías renovables

Advierte Banxico incertidumbre y caída entre menos 4.6 y menos 8.4

La violencia contra mujeres y niñas es la segunda pandemia

 

A %d blogueros les gusta esto: