Nunca  ningún titular de la secretaría de Energía fue señalada en tantos escándalos, en los que se presume corrupción, compadrazgo, recursos ilícitos y peculado.

domingo 31 de mayo de 2020/Efraín Kleriga/MXpress. -El 10 de mayo de 2018 la exdiputada al Congreso de Veracruz por Morena increpó en un mitin de campaña en Tantoyuca a Andrés Manuel López Obrador, y le entregó un copia de su libro «La Traición», donde denuncia a Rocía Nahle, como la recaudadora de dinero sucio.

El escándalo de Eva Cadena no fue la primera denuncia videograbada en la cual gente al servicio de López Obrador son sorprendido mientras recaudan dinero sucio para el tabasqueño.

Tampoco fue la primera mancha en la reputación de la entonces líder de la fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados y ex compradora en Petróleos Mexicanos, donde el lema es: “No pedí que me dieran, sino que pusieran donde hay”.

En marzo de 2019 el portal Plumas Libres, denunció a Nahle por aceptar “la donación” de un Pent-house en Villahermosa, Tabasco, que tiene un precio de mercado de al menos 20 millones de pesos y que es propiedad del Grupo Ankor, Francisco Rubio Solís, contratista de Pemex y de la que es socio Arturo Quintanilla Hayek.

Francisco Rubio Solís, contratista de Pemex, fue uno de los contratistas señalados como mecenas en las campañas de Roberto Madrazo, junto con Manuel Santandreu Hernández, Ignacio y Francisco Rubio Solís, Humberto Bermúdez Requena, Ricardo Díaz Leal y Manuel Felipe Ordóñez Galán, todos ellos considerados la Mafia del Poder en Tabasco, hace años.

Santandreu Hernández, socio junto con Quintanilla  y otros socios de la Constructora Grupo Huerta Madre, obtuvieron el primero contrato  de Dos Bocas, de cinco mil millones de pesos y  por adjudicación directa en la construcción de la Refinería Dos Bocas.

La empresa fue fundada apenas ocho días antes de recibir el contrato y tiene como principales propietarios a Santandreu Hernández, pero también figuran Quintanilla Hayek y los Rubio Solís.

La empresa tuvo el primer problema en  septiembre pasado cuando las obras de compactación del terreno fueron bloqueadas por más de 300  choferes que le exigían el pago de cinco semanas de salarios.

En mayo pasado el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en  Ciudad de México asignó un pedido 100 de ventiladores a Bidcom Energy, por 114 millones 91 mil 800, que fue la primera venta de esa empresa de dos sobrinos de Quintanilla Hayek.

Tras la denuncia por la compra de ventiladores a 114 mil pesos por pieza a una empresa nueva, ahora se sabe que Nahle otorgó por adjudicación directa Grupo Huerta Madre un contrato de cinco mil millones de pesos, para el acondicionamiento de los terrenos para la refinería Dos Bocas.

Otras constructoras afirman que el costo de la obra no llega a mil 500 millones de pesos, por lo que pide a la Fiscalía General de la Nación y a la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP que investiguen por oficio.

Rodeado de corrupción, AMLO insiste en su santidad

Dan primer contrato de Dos Bocas a otros compadres de AMLO

De Plumas Libres: ¿Cuánto le costó a Rocio Nahle el exclusivo Pent-House ?