Ir a la barra de herramientas
Importante

Tren maya es ampliación no obra nueva, dice Fonatur

La Cuarta Transformación acepta que comenzaron a construir sin manifestación de impacto ambiental, porque el Tren maya es una ampliación de una obra vieja.

Lunes 9 de juno de 2020/Efraín Kleriga/MXpress. –Las obras del Tren Maya no tienen manifestación e impacto ambiental ni la necesitan según el Fonatur, porque son una ampliación de las vías férreas del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) los cuales son la base de lo que se convertirá en los primeros tres tramos del Tren Maya, de Palenque a Izamal.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo, dijo en una respuesta a la columna “Templo Mayor” del periódico Reforma, que esta obra insignia del gobierno de la Cuarta transformación son simples adecuaciones de vías de ferrocarril ya existentes y la ampliación de una carretera

Fonatur, al parecer se enreda cuando afirma que se trata de un “mantenimiento para rehabilitación y mejoramiento a fin de cumplir con estándares internacionales en temas de servicio ferroviario, medio ambiente y seguridad.

“Por ello se solicitó y obtuvo una exención de impacto ambiental ante la Secretaría de Medio Ambiente. Se obtuvo exitosamente ya que esa vía de comunicación fue construida antes de la entrada en vigor de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, en 1988”, afirmó el Fonatur.

En cuanto al tramo que correrá en medio de la autopista 180-D (tramo 4) que va de Mérida a Cancún, se trata de un simple “mantenimiento carretero con que se inicia la habilitación del Tramo 4 también son acciones permitidas dentro del título de concesión que opera actualmente la empresa «Consorcio del Mayab, S.A. de C.V.».

Aunque el ancho de duplicará  obligando a construir una nueva parte de la carretera y hacer el tendido de durmientes y rieles para permitir la doble vía del tren en medio de la carretera, según Fonatur no se trata de “acción alguna distinta de las actividades expresamente establecidas por la autoridad ambiental y menos aún fuera de los derechos de vía respectivos.

“Es importante señalar que las obras y actividades iniciadas tanto en el FIT, de Palenque a Izamal (tramos 1, 2 y 3), como en están previstas y expresamente señaladas en la asignación ferroviaria y en el título de concesión carretera respectivamente.

El primer tramo del Tren Maya lo construirá un consorcio de dos empresas “con pasado”, la portuguesa Mota-Engil y la  China Comunication Construction Company, ambas con sanciones, castigos, inhabilitaciones hasta en México.

El pasado 23 de abril, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) anunció que otorgaron el contrato para la construcción del Tramo 1 del Proyecto Tren Maya, al consorcio Mota-Engil México en convenio con China Communications Construction Company LTD, Grupo Cosh S.A. de C.V. Eyasa S. de R.L de C.V y Gavil Ingeniería.

Empresas con el perfil de los contratistas de la Cuarta Transformación, como la estadounidense KBR, la cual pese al escándalo finalmente recibió dos de los seis contratos para desarrollar la ingeniería de la refinería de Dos Bocas, igualmente que Grupo Huerta Madre SAPI de C.V., creada el pasado 17 de mayo de 2019 cuando ya estaba en proceso la licitación.

Ahora se elige a una firma portuguesa que ha tenido problemas con el fisco de su país y que, acusada de  haber sido favorecida en forma no legal por la ministra de Agricultura de Portugal, por haber recibido un contrato para construir 248 escuelas en Colombia y entregar sólo 17; también se le señala como el contratista preferido del presidente de Malawi.

“El fundador de la empresa de ingeniería civil, António Mota, fue acusado por primera vez de fraude en 2009, pero la investigación sobre sus negocios poco fiables solo concluyó en mayo, lo que demuestra que había estado involucrado en una gran estafa fiscal”, afirma el periódico portugués, algarvedailynews.com/

En julio de 2016, Mota-Engil y a su fundador pagaron seis  millones de euros para que el gobierno portugués retirara cargos de «fraude fiscal calificado”, lo que  no significa que la empresa haya sido “inocente de fraude, es culpable y la Operación Furaçao lo ha demostrado, pero si se pagan los seis millones de euros, los cargos por fraude serán suspendidos y luego retirados después de dos años”, agrega el rotativo portugués

China Communications Construction (CCCC) ha sido señalada por haber conseguido extrañamente términos muy favorables para construir un ferrocarril en Malasia, el East Coast Rail Link y según el periódico de Burma/Myanmar, Irrawaddy, la empresa estatal china ha sido señalada por fraudes, corrupción y soborno en muchos países.

“CCCC y sus subsidiarias han dejado  un rastro de controversia  en Filipinas, Sri Lanka, Malasia, Bangladesh, Tailandia, Canadá, Australia y Kenia. La empresa fue sancionada por el Banco Mundial desde enero de 2009 hasta enero de 2017 debido a las prácticas de licitación fraudulentas en la Fase 1 del Proyecto de mejora y gestión de carreteras nacionales de Filipinas”, agrega el informativo con sede en Myanmar.

Según el sitio de internet Palabrasclaras.mx, Mota-Engil, “no ha terminado la totalidad de la construcción de los 128 kilómetros de la autopista Cardel-Poza Rica”, obra iniciada en 2015 con una inversión de 5 mil 982 millones 411 mil 322 pesos.

Mota -Engil tampoco ha terminado la autopista Siervo de la Nación en el Estado de México, obra que tiene tres años de retraso y un sobrecosto de cuatro mil millones de pesos, y la cual fue una de las consentidas de los gobernador Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila.

A %d blogueros les gusta esto: