MXPress

México ya es una economía a la deriva como Venezuela

Anuncios

¿Por qué Estados Unidos podrá apoyarse en el libre comercio para recuperar los empleos y México tardará años?  Porque la 4T  quebró las bases de la economía.

Miércoles 10 de junio de 2020/Efraín Klériga/MXpress. –En México la crisis del empleo por la pandemia del coronavirus es más grave que la que padece sus socios comerciales ¿y recuperar los 12 millones de empleos perdidos tardará muchos años más.

La deriva económica en la que ya se encuentra el País, sostenidos por los restos del estado neoliberal, impedirán incluso aprovechar los espacios que dejará China en la economía estadunidense y la inestabilidad social de los últimos días puede llegarse a convertir en un escenario diario mientras gobierno la Cuarta Transformación.

Al igual que lo hizo el chavismo en Venezuela, en México la Cuarta Transformación quiso supeditar un régimen de subvenciones institucionales derivado de los ingresos petroleros, pero a la fecha el monopolio estatal pierde cientos de millones de pesos por día en lugar de generar utilidades.

El dinero del Erario enviado a Petróleos Mexicanos, es dinero que dejó de utilizarse en proyectos productivos, lo que ocasionó la caída de la economía a partir de enero de 2019 y la crisis en sectores que empujan el crecimiento, como la construcción

La falta de apoyo gubernamental o  crédito de entes públicos o privados, para las micro, pequeñas y medianas empresas, y para quienes trabajan por cuenta propia, ahorcarán el consumo e impedirán el crecimiento.

Utilizando parámetros iguales, en Estados Unidos el  coronavirus  destruyó el empleo de 30 millones, el 19 por ciento de los 159 millones del total de población económicamente activa,  mientras en México destruyó 12 millones o el 21 por ciento de los 56 millones de mexicanos que conforman la PEA.

Mientras Estados Unidos se encontraba en un ciclo de crecimiento de su economía cuando comienza la pandemia a mediados de febrero; en México en marzo, la economía ya tenía cuatro trimestres en franca recesión e incluso, e incluso en un proceso de desinversión con huida de capitales.

En Estados Unidos la fuerza de trabajo es de 159 millones de personas, el empleo informal es mínimo; en México la fuerza de trabajo o población económicamente activa es de 56 millones de personas y 32 millones laboran en la informalidad y cuatro millones más dejaron de buscar empleo.

En Estados Unidos 22 millones de personas recibieron un apoyo económico entre 200 y 550 dólares por semana, en México el gobierno rechazó dar ese tipo de apoyo y consideró que deberían darlo las empresas.

“Nosotros no vamos a continuar con más de lo mismo, no van a haber rescates para potentados. Si hay una quiebra de una empresa, pues que sea el empresario el que asuma la responsabilidad o los socios o los accionistas, porque el Estado tiene que proteger a todos y no actuar otorgando privilegios para nadie”, dijo el 8 de mayo el presidente López Obrador.

Los pronósticos más optimistas prevén una caída de menos ocho por ciento para este año, y una recuperación hasta el tercer trimestre de 2021.

En Estados Unidos las estadísticas oficiosas califican de desempleado a todas las “personas sin trabajo, buscando un empleo y disponibles para trabajar”, sin importar cuánto tiempo lleven buscando empleo o si han cobrado ya o no las 13 semanas de Seguro por Desempleo, que refleja sólo a los que han perdido su trabajo por causas ajenas a su voluntad.

En México el Inegi  no cuenta en realidad el empleo como tal sino la  Tasa de Desocupación, y esta tasa  proviene de una encuesta no de una medición universal y, en ella aparecen como desocupados solamente aquellos que no trabajaron ni  siquiera una hora durante la semana en que se la encuesta “pero manifestó su disposición para hacerlo”.

En México hay cuatro millones de pequeñas y medianas empresas o Pymes, éstas generan el 78 por ciento de empleo formal e informal, y la mayoría la mayor parte de estas empresas no podrán tener acceso a financiamientos ni apoyos gubernamentales para reiniciar.

La Cuarta Transformación ha ofrecido un crédito de 25 mil pesos a un supuesto de dos millones de empresas, cantidad que solamente les serviría pagará pagar parte de los pasivos generados por el paro durante el confinamiento y no podrá apoyar el reinicio.

La mayor parte de las Pymes necesitarán del crédito, pero los dueños son  sujetos de crédito ara la banca comercial y no hay programas gubernamentales para suplir este financiamiento.

Hasta  14 millones de personas se quedarían sin ingresos

Tren maya es ampliación no obra nueva, dice Fonatur

Deuda de AMLO crece 3 mil 16 millones de pesos por día

Política energética de AMLO lleva a México al despeñadero

Ir a la barra de herramientas