AMLO trabaja para su partido a costa de la vida y patrimonio de los mexicanos

López Obrador hace política para su partido, construye sus obras, continúa con su mesianismo, mientras manda el país al caos social y la pobreza.

OPINIÓN

Miércoles  8 de julio de 2020 /Efraín Kleriga/MXPress. –El gobierno del presidente Andrés Manuel López ha puesto México en el peor escenario histórico que ha vivido el país desde la Revolución Mexicana: Una pandemia mal atendida que proyecta 90 mil muertes, la peor contracción de la economía en 100 años, una crisis de inseguridad que se complica día con día, y el  incremento en la pobreza y el malestar social.

La situación sanitaria, económica, de paz social, de seguridad pública y de entendimiento entre los poderes de la Unión, se deteriora cada día, mientras el Presidente actúa con negligencia y atiende primero su programa de gobierno, usa tiempo y dinero para conservar la mayoría en la Cámara de Diputados para poder seguir votando leyes ilegales que lo empoderen.

Igualmente, deja sin apoyo el control de la pandemia de coronavirus, lejos de actuar contra la delincuencia organizada que es obligación del fuero federal, se dedica a hacer política satanizando a gobernadores opositores y responsabilizarlos por un combate que le compete a la Secretaría de Seguridad Pública federal.

Las proyecciones del tamaño de la caída del Producto Interno Bruto (PIB) México rondan entre el menos 10 y el menos 20 por ciento, y junto con la caída en la inversión, el empleo formal, el cierre de al menos 500 mil micros y pequeñas empresas (y algunas de gran tamaño) conforman ya lo que será la peor crisis de la economía mexicana, la cual con buena conducción requería de cinco a 10 años para superarla.

Lejos de asumir su responsabilidad de dirigir la estrategia para resolver los focos de malestar social, proteger el empleo, impedir que quiebren empresas que son parte de las cadenas que pueden aprovechar el libre comercio y atender la pandemia, el presidente utiliza la mentira, los datos falsos, y los medios oficiales para realizar propagan política y presionar a sus opositores.

La  pandemia por el nuevo coronavirus está ya  fuera de control, la violencia de los cárteles alcanzó a Ciudad de México, hay protestas sociales por carencias de servicios o medicamentos  en todo el país, 10 millones de personas más que en 2018 carecen ya de ingresos para comprar alimentos y hasta tres millones que tenían un empleo hace tres meses, lo han perdido.

Pese al escenario, López no parece estar dispuesto a variar su plan de gobierno para dar apoyo a los 20.4 millones de trabajadores formales que había en enero pasado, y se centra en continuar las obras publicas que él ha impuesto y que carecen de estudios de factibilidad y no tendrán repercusión ni para mejorar el empleo ni para aminorar la caída de la economía

Mientras se negó a aportar  95 mil millones de pesos para proteger el empleo de más de 20 millones de trabajadores formales, ha  trasferido 120 mil millones de fondos públicos, avalado endeudamiento por otros 172 mil 520 millones de pesos (7, 600 millones de dólares) para Petróleos Mexicanos, empresa  que ha tenido pérdidas históricas este año.

Para aumentar el poder de los monopolios estatales de la energía, ha abusado de su poder y emitido resoluciones ilegales para sacar de competencia económica a inversionistas privados, lo que tendrá otra repercusión en el empleo formal y la economía.

“Ante el nulo apoyo del Gobierno Federal, el panorama se ve complejo y el T-MEC por sí solo no podrá ser un salvavidas de esta debacle económica. Por ejemplo, en su último informe presentado el 2 de julio, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estimó el cierre de 500 mil empresas formales en México ante la falta de liquidez ocasionada por las medidas de confinamiento”, opinó la Coparmex.

En un comunicado la Confederación Patronal de la República Mexicana, consideró que el Gobierno Federal debe destinar recursos a implementar los #RemediosSolidarios para preservar empleos, proteger a los trabajadores desempleados y crear nuevas fuentes de ingreso para las familias mexicanas.

A la fecha el balance del sector Publico tiene un déficit de 148 mil millones de pesos y el Gobierno de la Cuarta Transformación ha incrementado en un billón 311 mil millones de pesos el saldo bruto de la deuda pública, con lo que ésta llegó a 12 billones 738 mil 971 millones de pesos, es decir, un billón 719 mil 759 millones de pesos más que lo que había el 1 de diciembre de 2018.

saldosdeudamayo.jpg

Con más de 1.2 millones de empleos formales perdidos, cifra histórica, y caídas sin precedentes del producto interno bruto, la actividad industrial y  la inversión privada, el gasto  público se desvía hacia obras sin impacto en la productividad de la economía como  Dos Bocas, el Aeropuerto de Santa Lucía, la red de sucursales del Banco del Bienestar y el Tren Maya.

Sólo este año el saldo histórico de la deuda pública bruta aumentó en más de un billón o un millón de millones de pesos y el porcentaje de la deuda publica bruta contra el producto interno bruto ha crecido en cinco puntos porcentuales debido a la combinación de la contracción del PIB y la diferencia del tipo de cambio.

De esta deuda, la 4T  ha colocado en mercados internacionales este año unos 440 mil millones de pesos o 19 mil 497 millones de dólares de los cuales el 39 por ciento ha sido para Pemex, y sólo el 10 por ciento para atender la pandemia provocada por el nuevo coronavirus.

Los cuatro populistas han causado el 51% de las muertes por Covid en el mundo

En zona de desastre la economía, sólo López ve recuperación

AMLO busca show con  Lozoya y Mochomo para ocultar crisis Covid

Ya eran muchas crisis y ahora viene la electoral, la pobreza y la inseguridad

Plan energético de López deja a las finanzas perforadas y con corto circuito

Advertisements

2 comments

Comments are closed.