Skip to toolbar
Importante

López confiesa tácitamente que no tiene programa para frenar la caída

En un vídeo donde miente con soltura, muestra que su programa no llega al 2% el PIB ni contempla cómo frenar la desinversión, el desempleo y la fuga de capitales y dice que saldremos porque tiene fe. 

OPINIÓN

Domingo 2 de agosto de 2020 /Efraín Kleriga/MXPress. – Andrés Manuel López Obrador dio el sábado una nueva cátedra de demagogia y mostró cómo se pueden enredar los números para que la contracción de la economía mexicana, que ya lleva un año, parezca un daño colateral del Covid-19 y sus electores crean que efectivamente la Cuarta Transformación hace algo por ellos.

En su vídeo del cuento sabatino, López mostró una serie de tablas en las que mezcla  no peras sino ajos con  manzanas, para aparentar que se han dado millones de créditos dentro de un presunto programa anticrisis,

También nos dice que la caída económica es menor a la de España, Francia e Italia, y que su difuso programa económico  de ayuda es la salida a una crisis que según el es global, aunque pasa por alto que aquí la contracción inició hace cuatro trimestres,

“Pero nos pegó fuerte la crisis económica que precipitó la pandemia del Covid-19”, afirma y para mostrar su programa enseña datos de créditos del Fonacot, del Fovissste, Issste e Infonavit, que no son algo distinto a lo que ya existía.

“Se van a caer todas las economía, pero aquí lo importante es… A ver, cómo nos vamos a recuperar, quiénes se van a recuperar más pronto y mejor y quienes van a tener economías con crecimientos, pero al mismo tiempo, finanzas públicas sanas, sin deuda”, afirma.

López, quien le exigió en 2016 a Enrique Peña que renunciara porque ese año la economía creció sólo 1.6 por ciento, ahora cuenta que el rebote de la economía ya empezó y que saldremos antes que las otras economías del G20.

Pero no parece así, porque aquí no hay apoyos a fondo perdido como lo hubo en Alemania para todos los cesantes o a quienes les redujeron las horas de trabajo, que llegó al 60 por ciento del salario que cobraran.

Aquí López tampoco otorgó beneficio por desempleo de $600 dólares adicionales a la semana  los desempleados como en estados Unidos, ni se repartieron 100 mil millones de euros (2 billones 626 millones de pesos) para garantizar la liquidez de las empresas españolas, para que pudieran seguir pagando los salarios.

Apoyos similares lo hubo en Francia e Italia, mientras López lo que propone como “ayuda” son mini créditos de 25 mil pesos que deberán pagarse, y aunque  dicen que serán dos millones de créditos de 25 mil pesos, un paquetito de 50 mil millones de pesos, a finales de junio y según los datos mostrados por el macuspano, llevaban el 51 por ciento o poco más de un millón otorgado.

López dice que para salir de la crisis los países tienen estrategias distintas, “en el caso de nosotros, decidimos (sic) ante la crisis apoyar de abajo hacia arriba, no inyectar recursos de arriba para abajo y esa estrategia nos está dando resultados, el apoyar de abajo hacia arriba”.

A la fecha el único programa exitoso en México para sostener la liquidez de empresas ha venido del banco de México que ha colocado 300 mil millones de pesos en la banca para que se otorguen  en créditos a empresas, pero desde el gobierno solamente vienen recetas para hundir la economía.

lÓPEZEMBAUCADOR.jpg

Y prioriza lo que él llama finanzas públicas sanas, lo que no solamente es tener una buena relación entre ingresos vía impuestos y egresos vía gasto público, y no pedir más crédito del necesario, sino generar un retorno creando empleo y riqueza.

Además, las finanzas de López no están sanas, porque el balance en datos de la Secretaría de Hacienda, muestra un agujero de 293 mil millones de pesos y un crecimiento anual del déficit de 137 por ciento en el primer semestre de 2020, con respecto al año anterior, y la mayor parte del déficit proviene de las pérdidas de Petróleos Mexicanos que llegan a 161 mil millones de pesos.

“Lo otro fue no endeudarnos, es decir, va a haber crecimiento de deuda por la caída económica, por la depreciación del peso, pero no hemos solicitado nuevos créditos. Estamos ahorrando, hay austeridad, no se permite la corrupción y hemos sostenido hoy los programas de apoyo al pueblo, apoyo a la gente, garantizando el bienestar, afirma López.

poloco.jpg

Pero la afirmación es una mentira, el llamado “Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público”, que es la fuente más fidedigna para estimar la deuda, señala que de diciembre de 2018 a junio pasado la deuda aumentó  en 1.521 billones de pesos o un 14.4 por ciento, pero además los datos de los nuevos créditos han sido publicados por la prensa.

La austeridad a ultranza que ha impuesto el macuspano a toda la administración pública a excepción de Pemex y CFE, sería lo único cierto, pero sus programas están llenos de fallas y el bienestar no se encuentra por ninguna parte, porque, de hecho, datos del Inegi, muestran que los estados más favorecidos con sus programas como Tabasco, Chiapas, Oaxaca y Guerrero, han sufrido afectaciones en el empleo y su economía.

López mostró  una tabla sobre la cual afirma: “Hemos logrado apoyar abajo, a la gente, para que no padezca, que tengo para consumir lo básico y hemos otorgado crédito, dice, pero la realidad es triste, porque los apoyos son muy pequeños y que no tendrán efectos notorios para atajar la caída de la economía.

Muchos datos son notoriamente falaces y el  monto total otorgado hasta junio, de 92 mil 225 millones de pesos, cuando se cuantifica en pesos y centavos, muestra que son apenas el 2.87 por ciento de la caída del ingreso del producto interno bruto que acumula menos tres billones 218 mil millones de pesos.

La cantidad otorgada en crédito, no en apoyos a fondo perdido, alcanza apenas para pagar unos 50 días de salario mínimo a las 13.6 millones que están  disponibles para trabajar, pero no tienen empleo, pero en los números que muestra, solamente se han otorgado un millón 537 mil créditos, y algunos no son ningún programa especial sino programas ya establecidos hace décadas que incluso han disminuido sus montos.

Un ejemplo son  76 mil créditos de nómina otorgados por el Fonacot “durante la crisis”, que presume López, y que son un promedio menor al otorgado en años anteriores, y el total que se piensa otorgar, por “la crisis”, llega apenas a 900 millones de pesos, lo que equivale apenas al 5.4 por ciento del monto total de crédito otorgado por la institución en 2018.

Oro engaño grave, son los 672 mil 261 créditos personales con un máximo de 34 mil 340 pesos, que promete el Issste a trabajadores federales, porque se trata de un programa anual establecidos y que es menor incluso, que el total de 696 mil 968 créditos que otorgó el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) con un monto de 32 mil 340 millones de pesos, en 2019.

Más falso aún son los datos de créditos del Infonavit con los cuales también engrosa su programa de supuesto rescate, pues habla de otorgar casi 400 mil créditos en total, cuando en 2019 se otorga un promedio mensual de 351 mil créditos y en 2018 eran 376 mil por mes.

Por lo que el programa real de López son los dos millones de microcréditos de 25 mil pesos por empresa o persona que piensan otorgarse y las 508 mil “Tandas del Bienestar” de tres mil pesos cada una y de las cuales han otorgado sólo 108 mil.

El saldo del empleo desde que asumió el gobierno López, hasta el pasado junio, es totalmente negativo, pues en 2019 creo apenas la cuarta parte de empleos creados el año anterior y estos empleos se perdieron desde febrero pasado, antes de la crisis.

Tampoco es cierto que la demanda de bienes vaya a empujar la economía, porque la demanda  ha caído y aunque esto ha creado un superávit en la balanza comercial en lo interno ha significado muchos empleos menos.

La caída del producto interno bruto de (-)18.9 por ciento, no solamente muestra el tamaño de la crisis económica sino el completo fracaso de la política económica de la Cuarta Transformación.

La caída del producto interno bruto (PIB) desde que López asumió la presidencia de la República, no es ese (-)18.9 por ciento sino es un (-)22.23 por ciento y la caída del producto interno bruto por persona es del 23.45 por ciento o 35 mil 700 pesos por mexicano y ambos números, representan la mayor caída desde los tiempos de la Revolución Mexicana.

Cuesta el mal gobierno de la Cuatrote $33,577 a cada mexicano

Cae 18.9% PIB y 4T se niega a dar apoyo a trabajadores

Pérdidas de Pemex y CFE igual a 232 aviones o a $5,935 por mexicano

%d bloggers like this: