Ir a la barra de herramientas
Importante

Cómo utiliza el crimen organizado a iglesias para negocios turbios: MMCI

Esta investigación de casi un año de medios periodísticos de nueve países encontró que, amparados en las leyes de libertad de culto, algunas iglesias y/o sus líderes en las Américas abusan de la confianza de sus fieles, cometiendo crímenes como el lavado de dinero y la estafa.

16 AGOSTO, 2020
Publicado por MMCI

Por Rebekah Ward, Beatriz Muylaert, Matthew Albasi y Giannina Segnini.

Con la colaboración de Asier Andrés, Mariel Fitz Patrick, Rute Pina, Raúl Olmos, Flávio Ferreira, Romina Mella, Joseph Zárate, Mercedes Agüero R, María Teresa Ronderos, Nathan Jaccard, Andrés Bermúdez Liévano, Lucas Silva y Emiliana García.

«Ya estoy cansada de droga, de terapia y todo lo que me han hecho», dijo una mujer morena apoyándose en dos muletas. El pastor Jorge estaba acurrucado en el borde del escenario, mientras le sostenía el micrófono. Y luego, se lo acercó a él mismo: “Pero hoy vino Cristo con su mano poderosa, solamente con respirar soltó las muletas, ¡Déle gloria a Dios! Coge tus muletas, coge tu lecho y anda”, tronó el pastor en el auditorio.

El video que documentó el culto de sanación fue subido a YouTube en 2012 y muestra luego a otro feligrés quien, señalando su brazo izquierdo, toma el micrófono y dice. “Tenía un dolor intenso así, aquí, cuando el pastor comenzó a orar, pues yo sentí un calor tremendo y comencé a sacudir”, y movía su brazo.

El ‘Pastor Jorge’ que tanta devoción despertaba en la gente es Jorge Mercedes Cedeño, quien tenía su propia ministerio al este de la República Dominicana: «El Rugido del León». Ésta también tenía presencia en Colombia y el dominicano visitó ese país en varias ocasiones como predicador invitado, según relatos noticiosos de la época. Quien lo recibía era un colega colombiano, Orlando Arce Ortiz, quien decía ser obispo anglicano. Ambos pertenecían además a la ONG Organización de Paz Colombiana.

Los dos fueron capturados por la policía colombiana en mayo de 2015, como sospechosos de lavado de dinero a través de las iglesias y de la ONG. La Fiscalía General de la Nación de Colombia acusó luego al ‘Pastor Jorge’ de “haber utilizado su papel de líder religioso para adquirir bienes en el extranjero a cambio de grandes sumas de dinero que fueron enviadas a su país como supuestas ofrendas de los feligreses». A Arce Ortiz, los fiscales lo acusaron de administrar la logística, el papeleo y las conexiones políticas en las operaciones de lavado.

Ambos se declararon culpables de manejar las finanzas y comprar propiedades para lo que entonces se conocía como Los Urabeños, un grupo liderado por Dairo Antonio Úsuga David u «Otoniel». Hoy llamado Clan del Golfo por el gobierno colombiano, se trata de uno de los grupos criminales más peligrosos del país, responsable de cientos de secuestros y asesinatos de civiles inocentes, y con una tropa de unos 1600 hombres, según información de la policía.

Crearon una religión y engañaron a los feligreses que honestamente creían en sus pastores. Normas laxas o inexistentes que protegen a las religiones le permitieron a esta red internacional salirse con la suya por varios años.

El Rugido del León es solo uno de numerosos casos en las Américas que reflejan la forma en la que iglesias de barrio y algunas grandes congregaciones religiosas se han servido de refugios seguros para ocultar dineros de origen ilícito y amasar fortunas, usando como frente las donaciones de sus seguidores. Son paraísos de dinero y fe.

En una investigación transfronteriza de un año, Columbia Journalism Investigations (CJI), el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), OCCRP y nueve medios de comunicación de la región encontraron otros casos –algunos comprobados y otros en investigación – que sugieren que habría conexiones entre iglesias o líderes religiosos con actividades financieras ilícitas.

Información completa en: https://contralacorrupcion.mx/crimen-organizado-iglesias-grupos-religiosos/

A %d blogueros les gusta esto: