Ir a la barra de herramientas
Importante

Vamos a adoctrinarlos, advierte MALO en segundo informe

Además de que evitó hablar de la corrupción de su hermano, del subregistro en fallecimientos de Covid por lo que ha sido acusado internacionalmente, López se muestra convencido de que él es el camino.

Miércoles  2 de septiembre de 2020 /Efraín Kleriga/MXPress. –El que tenga oídos para oír que escuche: López Obrador considera que su gobierno es progreso, amenaza con aumentar el adoctrinamiento y muestra que, para él mentir, es una costumbre.

¿Cuánto tiempo más el “pueblo de abajo” se creerá  las mentiras de que la economía mejora, la pandemia cede, la inseguridad se controla, que se han hecho ahorros presupuestales, y se gobierna con el ejemplo de honestidad?

En su Segundo Informe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador advierte que seguirá con más de lo mismo: “Una vez que se tengan construidos los cimientos, sólo quedará la tarea de terminar la obra de transformación”, advirtió.

López se manifiesta convencido y se congracias de su gobierno que ha metido al país en la peor crisis histórica, es: “la mejor manera de evitar retrocesos en el futuro”, y amenaza con el adoctrinamiento: “continuar con la revolución de las consciencias para lograr a plenitud un cambio de mentalidad”.

López resulta patético y hasta cómico porque se dice de izquierda, pero la púnica cita es de Adam Smith, el padre del capitalismo moderno, y lo hace para apoyar su difusa teoría económica denominada economía moral.

Se olvidó hablar de Pío, de las perdidas de Pemex, del agujero en el presupuesto, de que su propuesta de producir toda la gasolina en México está más lejos que nunca.

Se olvidó hablar de Pío, de las perdidas de Pemex, del agujero en el presupuesto, de que su propuesta de producir toda la gasolina en México está más lejos que nunca.

Se olvidó hablar del ejército que dispuso para perseguir migrantes centroamericanos por instancias de Trump, de los insultos del republicano a nuestro país y nuestra nacionalidad, y cínicamente dijo:

“Donald Trump, quien nos trató con respeto y, lo más importante, elogió a nuestros paisanos que viven y trabajan honradamente en Estados Unidos de América”.

Malo con los números y peor para tener falacias, dijo: “La caída de la economía, a pesar del desastre mundial, fue de 10.4 por ciento en el semestre; pero, aun con la debacle, fue menor el daño que nos causó la crisis económica que nos está afectando que lo que se está registrando en otros países como Italia, España, Francia y Reino Unido”, afirmó.

La afirmación del presidente Andrés Manuel López Obrador (MALO, por el acrónimo que puede usarse sin implicaciones comerciales) es falaz, en los países europeos la caída semestral se compara con semestres en los que hubo crecimiento y en México se compara con un semestre de estancamiento.

De lo poco cierto es que: “Estamos enfrentando la crisis económica provocada por la pandemia con una fórmula distinta, peculiar, heterodoxa, diría única en el mundo”.

Es una forma entre liberalismo salvaje y maoísmo, que hizo que en lugar del menos 10 por ciento pronosticado en un principio, se convirtiera en casi un menos 20 por ciento, porque se ahorcó la liquidez, se pateo a los empresarios y en lugar de apoyar el empleo, se dieron limosnas o programas  de unos cuantos pesos en efectivo.

En su segundo informe, que en realidad fue como el quinto con formato similar y, en los hechos fue una mañanera más, pero con honores a la bandera y presencia de la no primera dama, dijo lo que nunca ha pasado y calló lo que sí ha pasado.

“Ya no hay lujos en el gobierno y todo lo que se ahorra se destina a conseguir el bienestar del pueblo”, dijo con aire triunfalista ¿Pero ¿qué se ahorra? Los ahorros deben verse en los balances, y ahí, no existen

El balance presupuestario publicado por la misma Secretaría de Hacienda y Crédito señala un déficit presupuestal de (-)440 mil 401.6 millones de pesos. Es decir, no hay ahorro, hay agujero.

El balance presupuestario publicado por la misma Secretaría de Hacienda y Crédito señala un déficit presupuestal de (-)440 mil 401.6 millones de pesos. Es decir, no hay ahorro, hay agujero.

Así que la afirmación de que: “por no permitir la corrupción y por hacer un gobierno austero, hemos podido ahorrar durante nuestra administración alrededor de 560 mil millones de pesos”, es mentira.

Tampoco es totalmente cierta la afirmación de que “estamos enfrentando dos crisis al mismo tiempo: la sanitaria y la económica, y vamos saliendo adelante”.

La pandemia vino cuando la economía mexicana había caído en la primera crisis económica provocada desde el gobierno en 25 años, desde  los errores de diciembre de 1994.  En 2019 no hubo crecimiento y tampoco lo hubo en el primer trimestre de 2020.

También es falso que “estamos saliendo adelante”, los 90 mil empleos registrados este mes ante el IMSS son recontrataciones de eventuales que fueron cesados durante el confinamiento y trabajos que han sido creados en los sectores como el transporte, la mensajería y el e commerce que han prosperado durante la pandemia y que pueden morir tras la apertura.

Entre lo poco cierto, es que quizá al terminar la pandemia hay mayor capacidad instalada en hospitales públicos y más profesionales de la salud, si sus Es indudable que saldremos de la pandemia con un mejor sistema de salud si su muy mediocre y maniobrero equipo de “profesionales con gran experiencia y capacidad”, no lo echa a perder con sus grillas.

Pero el haber reconvertido, 969 hospitales para atender pacientes con Covid-19; las  32 mil 203 camas y 10 mil 612 con ventiladores, no serán demasiado útiles para atenderlos principales padecimientos como obesidad, hipertensión, diabetes, accidente cerebrovasculares, cáncer, lesiones.

Para ello se requieren más clínicas, más capacidad en laboratorios, mayor surtido de medicamentos, y esto parece ser que no ha funcionado bien durante los 21 meses de gobierno.

Si bien es cierto que se entregan los subsidios de manera directa, también es cierto que esto se hace mediante una estructura de Morena  demás de 19 mil personeros que se trajo de la campaña electoral y que cuestan más de tres mil 600 millones de pesos por año.

Totalmente falso que a “siete de cada 10 familias está llegando cuando menos un beneficio o algo del presupuesto público, que es dinero de todos”.

El padrón de la Secretaría del Bienestar contabiliza a 37 millones 457 mil 265 personas, cantidad igual al 29 por ciento de la población, y esto en caso de que no hubiera personas u hogares con más de dos programas sociales. https://wp.me/p9Yuz1-3bQ

En México son 65 millones las personas que se ubican en el decil más bajo y actualmente son ya 20 millones las personas que se encuentran en pobreza alimentaria, por lo que los subsidios son insuficientes.

No será crisis prolongada, dice el presidente “segundo lugar mundial”

Violencia contra la mujer,»aterradora» en México

Presupuesto 2021 de Cuatrote será tiro de gracia a México

A %d blogueros les gusta esto: