Crisis y medidas de AMLO golpean a clase media y trabajadores formales, mientras la conducción económica no es derecha ni de izquierda sino todo lo contrario, es decir, de chile, dulce y manteca.

Jueves 8 de octubre de 2020 /Efraín Kleriga/MXPress. -Andrés Manuel López Obrador parece a veces un conservador de clóset, reza casi todos los días con su pastor en Palacio Nacional tiene  pastores en cargos públicos, y ha impuesto medidas económicas y administrativas desde la óptica de un neoliberalismo salvaje.

Pero otros días resulta más socialista que Fidel Castro y más estatista que Luis Echeverría y  se ha decidido a centralizar las compras, le quita poder a estados, municipios, organismos autónomos, el Legislativo y el Judicial.

Lejos de atraer la inversión grande, promueve el  fracaso cuestionable, impugnable y absurdo de la economía al  mantener las pérdidas crecientes de Pemex,  las pérdidas reales que arroja la Comisión Federal de Electricidad y obra que no serán redituables.

Luego de intentar arrancarle a fideicomisos 60 mil millones, resulta que solamente hasta agosto pasado, Pemex tiene pérdidas del orden de los 196 mil millones de pesos, y la CFE, aunque su balance es positivo por 33 mil millones, debe más que eso a proveedores y a pensionados.

El dinero se gasta en una estructura electoral disfrazada, los Servidores de la Nación, y obras faraónicas  y sin viabilidad económica y que cada día cuestan más.

El Tren Maya tiene ya un costo mínimo de 350 mil millones de pesos, la refinería de Dos Bocas no costará menos de 195 mil millones de pesos y el aeropuerto de Santa Lucía que con las vías de comunicación necesarias, costará 120 mil Mdp, más 80 mil Mdp de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco.

Una estimación, nos dice que en 10 años el Tren Maya deberá transportar 600 millones de pasajeros, 60 millones por año, para pagar el mantenimiento y la inversión, pero se estima que transportará tres millones de turistas y a lo más 12  millones de pasajeros locales.

Hasta hoy se sabe solamente de tres personas que ven viabilidad a Dos Bocas, López, su secretaría de Energía, Rocío Nahle y el director de Pemex, el agrónomo Octavio Romero, mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó a México suspender la refinería y vender activos no básicos de Pemex y enfocarse sólo en campos rentables.

Al precio actual de la gasolina y con los costos de producción, 340 mil Barriles de gasolina por día, de  un proceso  mínimo de 500 mil a 600 mil  barriles diarios, más de la tercera parte de la producción de crudo de México, no bastarían para amortizar la inversión en menos de 30 años, cuando el 80 por ciento de los vehículos en el mundo sean eléctricos o de otras fuentes de energía.

LopezDosBocas.jpg
Supervisión de Dos Bocas

Medio consenso de Washington

La política económica  y de gasto público de López, parece arrancada en parte  del  denominado Consenso de Washington que fue una imposición de políticas neoliberales empujadas para América Latina por el presidente Ronald Reagan con apoyo del Fondo Monetario Internacional.

El gobierno ha recortado el aparato gubernamental, cuestión que no hace en ninguna parte del mundo un gobierno de izquierda, pero que sí está indicado en el llamado Consenso con el cual da inicio formal el neoliberalismo en México.

«Disciplina en la política fiscal, enfocándose en evitar grandes déficits fiscales con relación al Producto Interno Bruto”.

El Consenso, delineado por el economista conservador  John Williamson, del Instituto Peterson, promueve 10 medidas de la cuales AMLO se ajusta a seis, la más importante, la “disciplina en la política fiscal, enfocándose en evitar grandes déficits fiscales con relación al Producto Interno Bruto”.

También busca redirección el fomento social mediante subsidios indiscriminados y directos para los pobres y además considera una reforma tributaria, como la que se intenta hacer de forma subrepticia con modificaciones al Código Fiscal y aumento a tasas de algunos impuestos, como el IEPS para alimentos, al IEPS para gasolina y ahora la llamada “cuota compensatoria”.

«Se prevén cambios salvajes en la fiscalización de impuestos»

También se prevén cambios salvajes en la fiscalización de impuestos, con un régimen de terror sobre los causante que no paguen lo que el Sistema de Administración tributaria decida que deben pagar.

López ha exigido al Banco e México, sin lograrlo, que bajen las tasas de interés que ya bajaron al límite de la inflación, y el macuspano parece estar muy feliz con un tipo de cambio que no ha caído, el cual hace menos competitivas los bienes producidos en México.

Actualmente la inflación de alimentos ronda el siete por ciento, y los supermercados aceptan que están dejando de vender carne y productos importados, y cuando aumenten artificialmente los precios de los combustibles, l inflación podría comenzar a aumentar

Y el resto es estatista

La  otra parte de la receta política de la Economía Moral de López, va al revés del Consenso de Washington. No ha liberado barreras a la inversión extranjera directa (IED) sino ha puesto algunas y tampoco ha privatizado empresas estatales que, como Pemex, se comen una gran parte de los recursos públicos.

Tampoco ha empujado la desregulación y menos la  protección del medio ambiente y al consumidor, pero sí intenta una supervisión de entidades financieras y una política fiscal terrorista.

«Al menos 10 millones de personas que no estaban en pobreza en 2018  ya se sumaron a los 53 millones que padecían algún grado de pobreza»

País más injusto

A dos años de su administración hay al menos 10 millones de personas que no estaban en pobreza en 2018  ya se sumaron a los 53 millones que padecían algún grado de pobreza.

El porcentaje de mexicanos que no alcanzan actualmente los dos mil 13 pesos que cuesta la canasta Básica rural o los tres mil 108 que cuesta la canasta básica urbana, podría haber sobrepasado 39 por ciento de la población, 50.5 millones de personas, un millón más que en diciembre de 2018 y cuatro millones  más  que en el primer trimestre de 2020.

Algunos ricos como Carlos Slim hoy son menos ricos, pero otros como Ricardo Salinas Pliego parecer estar haciendo muy buenos negocios con el Gobierno.

A cambio la clase media ha perdido precisamente a los 10 millones de personas que ahora son pobres, y las políticas públicas, especialmente las fiscales, van dirigidas a empobrecer más a este sector de la población.

 

Buscan dinero electoral ahorcando a salud, cuentas bancarias y causantes cautivos

Perpetra Arturo Herrera y Morena enorme fraude al desaparecer fideicomisos sin auditarlos

López ataca a Frenaa y dice que tiene una gran aceptación

López aspira a convertirse en dictador continental y ya exporta su populismo.

Un comentario en «Recetas económicas de López entre neoliberales, estatistas y sin rumbo»

Los comentarios están cerrados.