La ventana populista comenzó a cerrarse y México y Brasil deberán replantear su política desde el respeto al medioambiente y los derechos humanos.

Sábado 7 de noviembre de 2020 /Efraín Kleriga/MXPress. –Horas después de hacerse oficial la victoria de Joe Biden y Kamala Harris en las elecciones presidenciales de estados Unidos, los populistas consentidos de Donald Trump, Andrés Manuel López Obrador y Jair Bolsonaro, se negaban a felicitar a los ganadores.

Las 13:15 horas, tiempo de México, 14:15 tiempo de Washington, el canciller Marcelo Ebrard tuiteó:

“Me consultan si el Presidente López Obrador fijará la posición de México respecto a las elecciones en EU  en cuanto arribe a Villahermosa, ciudad a la que está volando para encabezar la respuesta a la emergencia por las inundaciones. Es correcto, así será en las próximas horas”.

Sin embargo, López Obrador había arribado 15 minutos antes a Villahermosa, Tabasco, y de hecho para las 13:15 ya había en la Internet despachos avisando de la llegada del macuspano a su entidad natal.

Hasta el 31 de octubre, el presidente Donald Trump había extendido públicamente a López 53 felicitaciones, la mayor parte de estas relacionadas con el operativo de la Guardia Nacional para reprimir el flujo de indocumentados centroamericanos hacia Estados Unidos.

El populista mexicano tampoco fue parco en sus elogios a su homólogo estadounidense:

“También quise estar aquí para agradecerle al pueblo de Estados Unidos  a su gobierno y a usted presidente Trump, por ser cada vez más respetuosos con nuestros paisanos mexicanos», dijo López en el único viaje oficial al exterior que ha hecho en dos años de gobierno

felicita a luis arce

«Lo que más aprecio es que usted nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía», subrayó López, sentando un peligroso precedente y asumiendo una postura sin antecedente en las relaciones México Estados Unidos.

Trump también se había desecho en elogios a Jair Bolsonaro, el populista conservador brasileño, desde su discurso ultraconservador en su toma de posesión.

Para López extender la felicitación a los ganadores de una elección nunca había requerido de tantos requisitos como este sábado.

Con conteos preliminares Andrés Manuel López Obrador felicitó  la mañana del lunes 19 de octubre, cuando aun no terminaba el conteo oficial, al populista Luis Arce por su triunfo en las elecciones de Bolivia.

Lo mismo había hecho meses antes con el dictador Evo Morales Ayma a quien felicitó antes de que hubiera resultados oficiales, temprano el lunes 28 de octubre de 2019.

Antes de que los resultados en las elecciones de Argentina fueran oficiales, esa misma mañana del 28 de octubre de 2019, el presidente López felicitó al populista peronista, Alberto Fernández.

Posteriormente se ratificaría el triunfo de Fernández, pero no el de Evo, quien tendría que someterse a una segunda vuelta electoral, intentó no hacerlo lo que provocó una crisis constitucional que culminó en que el Ejército lo depusiera y lo expulsara de Bolivia.

López Obrador, tan fijado en sus gastos aéreos, mandó de inmediato un avión de la Fuerza Aérea mexicana para ofrecerle a Morales el asilo político, antes de que él boliviano lo solicitara, lo que en sí es una falta grave del tabasqueño.

2 comentarios en «Retrasan felicitaciones a Joe Biden, López y Bolsonaro, consentidos de Trump,»

Los comentarios están cerrados.