Los indicadores persisten con datos negativos y el desempleo, aunado a una baja inversión, pegan al ingreso por persona y lo rebajan a niveles similares a los de la crisis de 1995.

Jueves 26 de noviembre de 2020 /Efraín Kleriga/MXPress. –La recuperación e la economía no ha sido en “V” con un rebote rápido como presumió el presidente Andrés Manuel López Obrador, y en septiembre, en su comparación anual, el producto bruto per cápita muestra una caída de (-)9.5 por ciento a pesos de 2013.

Varios estudios consideran que, si a escala nacional el producto interno bruto puede llegar a tener número positios a partir del segundo o tercer trimestre de 2021, el producto interno bruto per cápita o por persona se recuperará hasta 2028 o  2030 y eso en moneada mexicana.

“Los efectos conjuntos de esta crisis harán que el ingreso per cápita tenga una fuerte reducción que haría que hacia 2024 México observe el mismo valor que tuvo a principios de los años 80”, señala un estudio de Eduardo Loría Díaz, del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos, Facultad de Economía de la UNAM

En el último trimestre el PIB per cápita observa una fuerte  pérdida  de 13 mil 918 pesos anuales a precios de 2013 y se combina con alto número de desempleados, mientras que el  Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) ligó en septiembre 15 meses con datos anuales negativos.

La crisis económica a consecuencia del Covid-19 acentuó la caída de los principales indicadores macroeconómicos y sumergió al país e n una depresión económica nunca antes vista anota un estudio de Eduardo Loría Díaz, del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos, Facultad de Economía de la UNAM

El IGAE  registró en septiembre pasado una reducción real de (-)7 por ciento en el mes de referencia mientras el Producto Interno Bruto a precios de 2013, observó en su comparación anual en el tercer trimestre, un retroceso real de (-)8.6 por ciento.

En una videoconferencia con los líderes del G20, el pasado domingo, López presumió que: “se está cumpliendo el pronóstico que hicimos en el sentido de que la crisis tendría un comportamiento en forma de ‘V’, caeríamos hasta el fondo, como ocurrió en abril, pero saldríamos del hoyo, como de hecho ha venido sucediendo”, dijo.

La caída de (-)8.6 del tercer trimestre se compara también con un trimestre con un dato negativo de 2019, porque la Cuarta Transformación ha tenido en septiembre su sexto trimestre de decrecimiento seguido, de los siete completos que lleva al frente del gobierno de México.

El Banco de México advirtió que luego de la fuerte contracción de la actividad económica registrada en abril y mayo  la economía se ha recuperado desde junio, pero: No obstante, permanece por debajo de los niveles previos a la pandemia y persiste una marcada incertidumbre respecto de la evolución futura de la economía”.

“La recuperación dependerá de la evolución que presenten los distintos componentes de la demanda agregada y de los retos que enfrente cada sector productivo”, afirma el estudio de Banxico para el Tercer trimestre de este año.

“Bajo esta trayectoria, las previsiones del PIB para 2020, 2021 y 2022 se ubicarían en -8.7, 5.3 y 2.7% respectivamente”, dice el estudio.

Informe trimestral Banco de México (Vídeo)

informebanxico.JPG

Loría Díaz, considera que, “la crisis económica derivada del Covid19 ha opacado una realidad inherente de la estructura económica mexicana, que se vincula con su baja capacidad de consumo e inversión, y que restringe su crecimiento”,

Video del CEMPE

El estudio de Loría  del Cempe,advierte que el confinamiento ha generado cierres y quiebras masivas de empresas, enormes recortes de personal y disminuciones de salarios, lo que ha mermado el ingreso disponible de familias y empresas.

“A este escenario debemos sumar las medidas de austeridad del gobierno y su muy escasa y errática acción para aminorar los efectos provocados por la pandemia”, dice Loria.