López ha armado un entramado legal e institucional que le permite violar la ley o utilizarla para reprimir. Es un herramienta de una dictadura.

Martes 1 de diciembre de 2020 /Efraín Kleriga/MXPress. –El presidente Andrés Manuel López Obrador ha completado el entramado legal de un populismo punitivo, donde con la ley se puede desatar la represión del Estado porque  casi cualquier delito que se imputado puede merecer prisión oficiosa, congelamiento de cuentas y extinción de dominio afirmó Sergio López Ayllón, director del CIDE o Centro de. Investigación y Docencia Económica.

“La tendencia al Populismo punitivo, aquí estamos agrupando: Guardia Nacional, prisión preventiva oficiosa, extinción de dominio, que todas apuntan a un reforzamiento de las capacidades de control, de represión del Estado. Todas estas reformas en su conjunto dan una dimensión preocupante que tiene que ver con el uso de la fuerza del Estado, en condiciones en que no se respeta cabalmente el Estado de Derecho”, afirmó el también investigador del CIDE.

Al participar en el foro digital de la Feria Internacional del Libro, llamado El  Derecho y los Reveses, junto con: Leticia Bonifaz, José Ramón Cossío y  Pedro Salazar Ugarte, López Ayón, recordó que, aunque López prometió al comienzo de su sexenio que no reformaría la Constitución al menos de los tres primeros años de gobierno, al terminar el segundo año ha realizado 36 modificaciones a 28 artículos constitucionales.

filforo.JPG

Los cuatro participantes coinciden en que el presidente López muestra una compleja relación con el derecho, al cual ve como una herramienta para ejercer su poder, pero no como una limitante para frenarlo.

“Está generando un escenario donde casi cualquier delito puede ser objeto de prisión preventiva, de congelamiento de cuentas, de extinción de dominio, se vuelve un problema porque estás dándole al Estado un poder de ejercicio de la fuerza coactiva que no tiene un contrapeso”, puntualizó López Ayón.

Salazar Ugarte, investigador del Instituto de Ciencias Jurídicas de la UNAM, dijo que además en su actuación como presidente, López se ha mostrado como un personaje que no se siente cómodo con el derecho y que abre una brecha entre justicia y Derecho.

“En lo simbólico de lo jurídico para el Gobierno y para el Presidente, el Derecho es un estorbo, el Derecho es un obstáculo, las formas jurídicas retrasan la implementación de las decisiones políticas y dificultan el despliegue de la agenda presidencial”, dijo Salazar en el foro moderado por Nicolás Alvarado.

Conferencia Feria del Libro

Lo ha dicho el propio presidente, agregó Salazar, “en lo que él llama escindir la justicia del derecho y darle prioridad a la justicia, que puede tener cualquier contenido, que puede tener cualquier derrotero, que puede confundirse muy fácil con razones políticas.

Esta postura del derecho contra la política no es privativa de México, pero sí común en gobiernos populistas de América Latina, “es una contante con gobiernos similares en otras regiones y pienso en la región latinoamericana y a mí me recuerda en eso y muchas cosas más al kirchnerismo en Argentina, tanto con Néstor como con Cristina y a su muy difícil relación con el Derecho en aquel país y su tendencia y tentación al gobernar a través, precisamente con decretos”.

El ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío, dijo que López encuentra que 30 millones de personas le dieron un mandato y se asume legitimado para hacer del Derecho un instrumento de su decisión política, no un restricción de su actuar político, lo que ha tensado la vida pública del país.

“Podemos ver, podemos prever, que se van a tensar todavía más las cosas, por la necesidad de instrumentalizar al derecho”, dijo Cossío, y agregó que “si lo que se pretende es una nueva hegemonía, para una gran transformación, en tan sólo cuatro años, que le restan al gobierno, pues es previsible que el derecho y las instituciones jurídicas, incluyendo las jurisdiccionales, sean vista como un impedimento, como un obstáculo.

Leticia Bonifaz, miembro del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la ONU; dijo que la falta de una Comisión Nacional de los Derechos Humanos funcional, abre una mella en la contención al Estado, porque en los últimos años la comisión (…) fue un factor muy importante para promover acciones de inconstitucionalidad y que ahorita esa pieza no está cumpliendo con esa función de detectar que cuestiones tienen algún viso de inconstitucionalidad para ir hacia la corte”.

 

OMS pide a México seriedad con la pandemia y HLG responde con evasivas

Vea los números de AMLO de los que no habla la 4T o hace pasar por buenos

López intenta hacer caer al país es la inestabilidad política

De qué clase son sus mentiras ¿Nobles o verdaderas?