México va directo a la quiebra, con un plan económico demagógico, sobre dos empresa obsoletas, ineficaces, corruptas, despreciando el capital privado y las nuevas tecnologías.

Jueves 10 de diciembre de 2020 /Efraín Kleriga/MXPress. – Empujar a Pemex y CFE, que tienen plantas obsoletas, sindicatos gansteriles, altos costos de producción, inmensas deudas, aparatos administrativos corruptos, directivas que desconocen el mercado, para hacerlos los motores del desarrollo económico del país como ocurrió en los años 70, además de anacrónico y absurdo, es suicida.

A dos años, la conducción económica de la llamada Cuarta transformación está definida por la llamada “Ley de Murphy”: Algo podía salir y todo salió mal. La deuda en niveles de los años 80, el desempleo más alto en 25 años, la mayor sobremortalidad desde la Revolución Mexicana y una dictadura militar en construcción.

Y como ocurrió en los años 70, vamos hacia una década pérdida para el desarrollo el país, mientras el único plan del presidente es hacerse de un control político hegemónico, como intentaron los gobiernos de Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo, y lo hace a costa de vidas y haciendas, mientras la paz social ha dejado de existir y la incipiente democracia está en artículo mortis.

“Los gobiernos latinoamericanos están aplicando muchas políticas ridículas, pero quizás ninguna sea más absurda que la apuesta del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por el monopolio estatal del petróleo de su país en un momento en que el mundo está adoptando cada vez más las energías limpias”, escribió Andrés Oppenheimer.

El periodista y escritor Premio Pulitzer, director del diario bilingüe, Miami Herald, agregó: “un populista nacionalista que celebró su segundo aniversario en el cargo la semana pasada, prometió gastar más de 24 mil millones de dólares en el ineficiente monopolio petrolero Pemex de su país y sus refinerías, incluidos ocho mil millones en la refinería de Dos Bocas, en un pantano en su estado natal, Tabasco”.

En Pemex no solamente hay corrupción sino una enorme ineficacia y el plan de gobierno  para capitalizarlo, que lleva ya dos años, solamente ha logrado aumentar el déficit del balance de las finanzas públicas, aumentar la deuda de la petrolera y la del Gobierno Federal, pero no ha frenado la caída en la producción de crudo y la disminución  en la de gasolina

Al final del décimo mes de este año el balance presupuestal del Gobierno Federal muestra un déficit de (-)327 mil 387 millones de pesos, de los cuales el 64 por ciento corresponde a los (-)-208 mil 742  millones de pesos que muestra el balance presupuesto de la Paraestatal Petróleos Mexicanos.

grafproducpemexoct20.jpg

En  la CFE las termoeléctricas contaminantes construidas con vigencia para 20 años en los años 80, dan por resultado la generación de electricidad a costos superiores al precio de venta, y ya en 2019 las pérdidas fueron del orden de 866 millones de pesos.

La electricidad que vende CFE a 1.4 pesos kilowatt hora (KwH) en promedio (y es la más cara en Norteamérica) le cuesta al monopolio eléctrico  generarla 2.05 pesos KwH, mientras que las empresas privadas se le venden a la CFE a 0.82 pesos/KwH y eso aminora las perdidas, pero estas empresas están en vías de ser extinguidas por la dupla de terroristas políticos: Manuel Bartlett, director de la eléctrica y Rocío Nahle, secretaria de Energía.

carbon-genera-electricidad2.jpg

Precisamente en  2019, la Cuatrote, como se le dice, sin que hubiera el pretexto de la crisis económica internacional, o de la pandemia no existía, y haciendo solamente política con los dos monopolios estatales de la energía, la economía decreció, hubo grandes pérdidas, cero progreso y un alto déficit  presupuestal que se cubrió con ahorros que le había heredado el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En 2021 se estima una caída que llegaría a (-) 9.2 por ciento del producto interno bruto nacional y hasta (-)12.4 por ciento del producto per cápita, gran parte del déficit presupuestal que rondará medio billón de pesos, se cubrirá con lo que resta del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP)que le dejó EPN, por la neoliberal costumbre de comprar coberturas para garantizar pérdidas entre el precio real del crudo y el precio estimado para cuestiones presupuestales.

Pero para 2021 ya no habrá ni FEIP, ni coberturas para el petróleo y hasta los fideicomisos que fueron extintos este año para sacarles el ahorro que tenían, en una maniobra tan torpe como ilegal, ya no estarán para poder financiar el déficit.

El octogenario Bartlett, conocido demagogo un abogado sin conocimiento del mercado eléctrico, aconseja no invertir en energía eólica ni solar, porque dice que esta no puede colectarse cuando no hay sol o cuando no sopla el viento.

Para conducir Pemex, la empresa más grande y corrupta del país, López Obrador tiene a un agrónomo que siempre se ha desempeñado como político y personero en partidos de izquierda, mientras su secretaria de Energía se convirtió en el hazmerreír de la OCDE, al exhibir ignorancia en la mundo del petróleo.

¿Y la corrupción?: Bien, gracias.

Al 31 de octubre pasado el balance presupuestal de Petróleos Mexicanos impactaba en las finanzas del Gobierno federal con (-)208 mil 742 millones de pesos, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y este año al 30 de septiembre se acumula una pérdida neta por  605 mil millones de pesos, igual a dos mil 212 millones de pesos perdidos cada días.

Pero esta caída y el aumento hasta 108 mil millones de dólares de la deuda externa de la petrolera, no fueron obstáculo para que el sindicato y la misma familia presidencia ordeñaran las finanza de Pemex.

A los escándalos de corrupción recientes, como el caso de los sobornos de Vitol y los contratos a la prima del presidente, Felipa Obrador Olán, el saldo de la deuda  del monopolio estatal, al tercer trimestre del año tuvo un incremento anual de 26.6 por ciento, el mayor desde 2016.

pio.png

En los primeros nueve meses del año, la deuda financiera de la petrolera del Estado tuvo un saldo de 2 billones 476 mil 116 millones de pesos, un aumento de 519 mil 819 millones de pesos, en un año.

Y algo podría salir mal y sale peor: En lo que va del año, el precio de la Mezcla Mexicana promedia 34.97 dólares por barril, lo que significa que está (-)28.63 por ciento por debajo de los estimado en el presupuesto y de los más de nueve mil millones de pesos perdidos, se cobrarán cinco mil millones

Oppenheimer en su investigación del Miami Herald nos dice: “He hablado con más de una docena de expertos en petróleo y no pude encontrar uno que diga que la apuesta de México por el petróleo tiene sentido.

“La mayoría de los (países) grandes productores de petróleo han estado reduciendo su dependencia del petróleo en los últimos años, y es probable que la tendencia se acelere después de la toma de posesión del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, el 20 de enero”.

Lo más reciente:

La huella del dinero sucio sigue a Monreal

Aprueba Senado que Banco de México colabore en lavado de dinero

Decretan gobernadores de Acción Nacional contra Covid, cubrebocas, pruebas y cero festejos,

Chihuahua espera nuevas órdenes de aprehensión por caso Duarte

Preocupa en el exterior dictadura militar y socialista que perfila López Obrador

3 comentarios en «La absurda apuesta de AMLO de monopolizar la energía asesina México»

Los comentarios están cerrados.