* A la par de la campaña de vacunación contra el COVID-19, cuando sea una realidad, debe concientizarse a los vacunados que pueden seguir siendo foco de contagio y no deben relajar las medidas de protección.

mundo de endumdo

Edmundo Crespo Ruiz

«Por fin tenemos un gobierno que ve la salud como un derecho para todas y todos, y no como un privilegio para unos cuantos. En México ya se está aplicando la #VacunaUniversalYGratuita», tuit de Mario Delgado, presidente nacional de Morena, 24 de diciembre de 2020.

Ya arrancó el programa nacional de vacunación contra el COVID-19, en tiempo y forma, a lo mejor más lento de lo que muchos esperábamos, pero no hay peor inicio que el que no se tiene, más vale tarde y lento que nunca.

No quiero ser ave de mal agüero, pero hay muchas personas que relajaron las medidas de protección con tan sólo escuchar que ya había sido aprobada la vacuna, imagínese el día que se vacunen.

Previo a Navidad me encontré a un muy buen amigo en Hipermart Cumbres, me saludó aplicando la sana distancia, sin nunca quitarse el cubrebocas y, obviamente, no nos saludamos de mano y me dijo: «acabo de salir del COVID, hace 5 días me dio de alta el doctor y es mi primera salida, pero el médico me advirtió que aunque traigo anticuerpos puedo contagiar a otros porque el virus se muere hasta que entra en mi cuerpo».

Mi amigo sufrió las consecuencias del contagio, además de contar con la advertencia del doctor, y por eso mismo nos cuida para evitar que pasemos por lo que él pasó.

Ante esto me surgió la preocupación, ¿cuántos de los que se van a vacunar van a ser solidarios y mantener las medidas sanitarias como las están aplicando ahora?, suponiendo que actualmente nos cuidan y se cuidan.

Le pregunté a una doctora, para no cometer un error, si una persona vacunada puede contagiar a otra persona y a esto me respondió: «durante el tiempo que dure el virus en tu boca o en tus fosas nasales puedes contagiar a otra persona, mientras sea fácil de expulsar y no entre completamente a tu torrente sanguíneo, a tus células para que lo puedan eliminar, si lo traes en las manos es más fácil que lo contagies».

Ante esta situación creo que es clave que se concientice a la población que el riesgo de ser foco de contagio sigue activo cuando se está vacunado.

Por otro lado, el plan nacional de vacunación de COVID-19 fue realizado por expertos en salud, en mi ignorancia me surgió una pregunta: al vacunar a los mayores de 60 años, ¿se estará aumentando la posibilidad de contagio?, ya que al estar vacunados pueden relajar sus medidas y ahora sí reunirse con personas que no convivían de manera cotidiana con ellas y salir a la calle.

¿Y después a los que trabajan en cada uno de los lugares que hay que ir reactivando…?

¿No sería más prudente cortar la línea de contagio en las calles, es decir vacunar primero a las personas que tienen que salir por necesidad, claro poniendo primero a los más vulnerables al COVID y que tengan más contacto con otras personas, por ejemplo, los que trabajan en los mercados de abastos, sin relajar las medidas sanitarias que actualmente se aplican?

¿Y después a los que trabajan en cada uno de los lugares que hay que ir reactivando, como las escuelas, que ahí no sólo hay que vacunar a los maestros, sino también a los alumnos?

Aunque el Presidente López Obrador ha afirmado que no se va a hacer uso político de la vacunación, flaco favor le hace el líder de su partido, Mario Delgado, al presumir el inicio de la vacunación en un tuit, siguiendo el ejemplo del líder real de su partido, afirmando cosas no del todo ciertas. Que yo recuerde, las vacunas del cuadro básico desde gobiernos anteriores eran universales y gratuitas, el mismo Presidente lo dijo en la mañanera: se van a apoyar en «quienes se han dedicado a la vacunación durante muchos años».

Independientemente de mi opinión sobre qué grupo debe ser los segundos en vacunar, la estrategia ya está dictada y siguen los adultos mayores, sólo que, como dice el dicho, «no hagas cosas buenas que parezcan malas». Sin duda, buena parte este grupo ésta acudiendo a los 10 mil centros integradores, donde reciben los apoyos de los programas de bienestar y donde se les pondrá la vacuna, pero qué necesidad de involucrar a los siervos de la nación que han sido entrenados para ensalzar al actual gobierno, y ni mi ingenuidad me permite pensar que no van a aprovechar la vuelta, como Mario Delgado, y que de pasada les van a decir que sólo Morena les garantiza que sigan recibiendo sus apoyos, algo que no es cierto porque ya está en la Constitución.

Esto sin duda eliminaría el piso parejo en la elección.

Durante las campañas electorales no se debe de hacer ninguna promoción gubernamental ni de obras ni de programas sociales, basta recordar que muchos estados y municipios en periodos electorales adelantan la entrega de apoyos, sólo se permite la difusión de información relativa a los servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia. A lo mejor por eso nuestro líder quería los tiempos de los partidos en radio y televisión para promocionar la vacunación universal y gratuita, «no como antes que era un privilegio de unos cuantos».

Aunque intento no ser malpensado de las intenciones reales de AMLO, sólo como dato hay que tener en mente que ese grupo es al que se dirigen la mayor cantidad de recursos entregados de manera directa por el nuevo gobierno, y muchos esperamos (y más nuestro líder) que se refleje el agradecimiento en un apoyo en las urnas a Morena el próximo año, y, sólo como referencia, algunos analistas políticos señalan que una de la causas de las derrotas en Coahuila e Hidalgo fue la baja participación de los de la tercera edad por la pandemia.

En 158 días, usted tiene una cita con México, recuerde que aunque su voto a diputado federal no le dé el triunfo al candidato que apoyó en su distrito, sí ayuda al partido en el reparto de posiciones plurinominales. Es mejor votar por un candidato, aunque acabe perdiendo, a que su candidato pierda porque usted no votó.

Han pasado 16 días naturales desde que realicé tres solicitudes de información a la Lotenal, al Insabi y al Indep para conocer con más detalle el informe financiero de la mal llamada rifa del avión presidencial. Tienen 20 días hábiles para responder, sólo es para no olvidar el dato.

Deseo lo mejor para usted y todos sus seres queridos el próximo año, que Dios les dé paz en sus almas y salud en sus cuerpos para enfrentar de la mejor manera el año venidero.

¡Hasta el 2021!

ecrespo@mobilnews.mx

Artículos anteriores de Edmundo Crespo

http://mobilnews.mx/columnistas/edmundo-crespo-ruizteriores de Edmundo Crespo

¡Comparte con tus amigos y familiares!

3 comentarios en «La ilusión de la vacuna o la vacuna de la ilusión»

Los comentarios están cerrados.