cronicanal.JPG

La relpolitik no tiene secretos.

Por arriba la política y por abajo bolas… es un dicho que le cae como “anillo al cuello” al partido creado por el Presidente López Obrador. Seguramente el grupo del ex gobernador Jesús Aguilar Padilla y de los empresarios que le acompañan recibieron con alegría la “imposición”, de Rubén Rocha Moya, como candidato de Morena a la gubernatura. Empero. Habrá repercusiones en contra, porque el Senador está etiquetado como ‘empleado’ de las clases adineradas del Estado.

La mafia del poder existe, pero el poder está en quienes lo detentan, no en quienes lo desean.

Existe un grupúsculo que en este espacio hemos denominado inner circle. Son sus integrantes quienes instrumentan las formas más perversas para impulsar a los personajes de su conveniencia a los cargos de elección popular. La Gubernatura principalmente. El “dedazo” a favor del Senador Rocha Moya, fortalece la hipótesis de la existencia de un Aguilarato-Quirinato, y de los empresarios por todos conocidos que podría prolongarse, al menos, seis años más.

Como en toda democracia que se respete, prevalece el principio del derecho al pataleo.

Como era previsible, el dedazo a favor de Rubén Rocha Moya, cayó como balde de agua fría en las cabezas de Gerardo Vargas Landeros y de Luis ‘El Químico’ Benítez. El primero en retobar fue Vargas Landeros quien, en el tuit en donde manifestó su inconformidad puso copia a sus padrinos Julio Scherer, Marcelo Ebrad y Ricardo Monreal. Por su parte, El ‘Químico’ Benítez, advirtió que con abogados especializados impugnara la decisión de la dirigencia nacional de Morena.

Se hará justicia, pero en los bueyes de sus compadres.

Ante los fuertes cuestionamientos que hicieran el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez, y el exsecretario de Gobierno, Gerardo Vargas, que calificaron como “una traición” y “tramposa” la designación de Rubén Rocha Moya, en una entrevista, el Senador Rocha dijo que respeta las opiniones de Benítez y Vargas, y que buscará reunirse con ambos para poder entablar un diálogo que los lleve a buen puerto. Subrayó que la unidad del partido es lo que debe prevalecer.

Lampedusa, comendador.

Desde hace medio siglo existe una interesante figura literaria para describir la astucia de las mafias que detentan el poder ante los cambios. Lampedusa. Efectivamente. Un cambio lampedusiano es aquel que describe un círculo y vuelve a colocar las cosas en su punto de partida, al menos en apariencia. En los actuales momentos, como en el pasado, esa máxima de origen siciliano cobra vigencia y, sin dudarlo, tendrá que ser aplicada con destreza y profusión.

De lo que se trata en la cuarta transformación es que todo cambie, para que todo siga igual.

 

Lo más reciente en MXpress:
AMLO y HLG fueron por inmunidad del rebaño sin importar muertes
La ilusión de la vacuna o la vacuna de la ilusión
La Cuatro T sí se endeuda y la economía moral resulta inmoral
El verdadero apagón de CFE está en su productividad y operación
Así actúa la vacuna Pfizer anti Covid
2 comentarios en «Un cambio lampedusiano en Sinaloa con Rocha Moya»

Los comentarios están cerrados.