cronicanal

El concepto de militancia resulta complicado para quienes nunca han militado.

El término de militante designa a una categoría especial de personas. Un militante es el miembro activo que forma el núcleo de cada grupo de base del partido, sobre el cual descansa su actividad esencial. En la militancia se encuentra siempre un pequeño círculo de miembros claramente distinto de la masa. Son los que asisten regularmente a las reuniones, participan en la difusión de consignas, apoyan en la organización de la propaganda y preparan las campañas electorales.

La lealtad de la militancia va más allá de toda coyuntura electoral.

Los militantes se interesan todo el tiempo por lo que ocurre en el partido y sean cuales sean los resultados electorales se mantienen siempre leales a los principios que enarbola la ideología partidista. En un escenario con mediano o bajo alcance electoral, el partido necesita de la militancia en la medida que ésta representa votos, especialmente en periodos de escasez de sufragios, como es el caso de elecciones muy competidas o de baja participación electoral.

Es un hecho confirmado que de la militancia depende que el partido sobreviva y se recupere.

La militancia también significa legitimación, pues demuestra que el partido se preocupa por los intereses de la comunidad y la apoya a tal punto que sus integrantes se convierten en militantes. En la actual circunstancia, el Partido Revolucionario Institucional precisa de los militantes para legitimar internamente sus principios, pues es necesario crear un fórum en el que aquellos que se sienten atraídos por esa ideología puedan interactuar con militantes de otros partidos.

 El PRI es un partido que camina y trabaja permanentemente al lado de sus militantes.

 

Después de que la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral informó que el PRI, es el Instituto político que cuenta con el mayor número de afiliados en el país, con más de dos millones registrados, su Comité Ejecutivo Nacional, destacó que son sus militantes los que lo colocan en esa primera posición. Sin duda. La militancia es la que toca puertas para estar cerca de la gente, abanderar sus causas y volver a ganar la elección en Sinaloa.

Habla la experiencia.

A pregunta expresa al Licenciado Joaquín Vega Acuña que suma más de cincuenta años de lealtad y militancia priista, el ex dirigente estatal del PRI, sostuvo que solamente un militante “puro” del partido tricolor estará en condiciones de gobernar Sinaloa, porque será una oposición firme, clara, inteligente y estratégica, que sabrá gobernar como lo ha venido haciendo el Gobernador Quirino Ordaz Coppel, quien siempre ha ido de la mano de la gente y con la estructura del PRI.

Para ganar la gubernatura de Sinaloa, el candidato debe ser un militante cien por ciento puro.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.