La política es la segunda profesión más antigua de la historia que se parece mucho a la primera.

Es sabido que la prostitución es uno de los oficios más antiguos del mundo.  Algún tipo de regulación fue incluida en el Código de Hammurabi para tratar la situación de las hieródulas y hieródulos, que se dedicaban a la prostitución. De igual manera. Estoy convencido de que la Prostitución Política también es un oficio con mucha antigüedad y vigencia. Las negociaciones, con otros nombres y otras formas, son comportamientos que nos acompañan desde siempre.

Manejar con oficio la prostitución política es un arte que no todos se les da.

Los proxenetas profesionales de la política son como las geishas. La palabra geisha significa artista; ser geisha, es ser apreciada como una obra de arte en movimiento. Las geishas no son cortesanas, ni tampoco esposas. Venden su destreza, no su cuerpo. Un proxeneta político tiene que demostrar que cuenta de una habilidad para posicionarse en la arena pública y ofrecer los votos de su partido para destrabar negociaciones, avanzar agendas y delimitar territorios.

En prostitución política, un partido no se compra, solo se emplea en caso de una necesidad.

De acuerdo con la Ley de la Gravedad. Todo lo que sube tiene que bajar.  Esta frase la podemos analizar desde un punto de vista más práctico. En política electoral, por ejemplo. Para un observador avezado no puede pasar desapercibido que, en realidad, en Sinaloa, Morena no ha funcionado como partido. Razón por la cual no ha estado arriba en las preferencias electorales. Que se haya creado la falsa percepción que Morena es una aplanadora electoral es otra cosa.

Desde el año pasado, Rubén Rocha Moya, supo que yendo solo con Morena no podría ganar.

A mediados de octubre de 2020. El presidente del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén Ojeda, confirmó que se reunió con el senador de Morena, Rubén Rocha Moya, para tomar un café y hablar de la situación de Morena, del PAS y los posibles escenarios electorales en Sinaloa. En esa ocasión, Cuén Ojeda concedió una entrevista en donde dejó entrever que seguramente se daría una alianza con Morena, misma que se formalizo ayer sábado en un hotel de Culiacán.

Morena, es solo un gigante con pies de barro, pero débil y vulnerable por naturaleza.

Tan débil y vulnerable se sabe Rubén Rocha Moya, que no tuvo el menor rubor de asociarse con Héctor Melesio Cuén Ojeda, a quien, en 2018, acusó de usar a la Universidad Autónoma de Sinaloa para su beneficio personal y para fortalecer al Partido Sinaloense. Hoy, en 2021, unidos por la sed de poder y por sobrevivencia política, ambos políticos le dieron “vuelta a la página”, y se pusieron de acuerdo en las negociaciones de candidaturas para Alcaldías y Diputaciones.

La alianza con el PAS le costara a Morena una tercera parte de las candidaturas.

Rubén Rocha Moya, aseguró que ya son menos los inconformes con la candidatura común con el PAS. Advirtió que hay muchos morenistas que no están de acuerdo, pero serán candidatos y tendrán el beneficio de la alianza pasista donde se espera que de esos más de 3 mil aspirantes a los diversos puestos de elección popular que hay registrados por Morena en Sinaloa se sumen en unidad al que resulte designado candidato para contender por las alcaldías y diputaciones.

El Partido Sinaloense buscará encabezar por lo menos 5 alcaldías y 8 diputaciones locales.

El dirigente del PAS, Héctor Melesio Cuén Ojeda, destacó que los municipios que le interesa al PAS encabezar son: Cósala, Badiraguato, Escuinapa, así como algunos en los cuales el Partido Sinaloense ya ha gobernado como Angostura, Sinaloa o Mocorito, este último en dos ocasiones. Lo que, por obvias razones no menciono, fueron los acuerdos inconfesables en torno a lo que sería el botín principal de Héctor Melesio Cuén Ojeda: Seguir manteniendo el control de la UAS.

Lo que menos interesa tanto en Palacio Nacional como en el PAS, es la gubernatura de Sinaloa.

El Presidente López Obrador, vivirá en 2021 una prueba de fuego con las elecciones más grandes de la historia del país, en las que está en juego el control de la Cámara de Diputados porque de ello depende el futuro de la agenda de reformas de la cuarta transformación. Toda proporción guardada. El dirigente del partido Sinaloense, se juega el futuro político de su partido desde el cual pueda seguir ejerciendo su “cacicazgo” (Rocha Moya, dixit), en sus “parcelas de poder”.

Lo que interesa a la coalición PRI, PAN, PRD, es que le vaya bien a Sinaloa.

Mario Zamora Gastélum, candidato por la coalición PRI, PRD y PAN al Gobierno de Sinaloa, presentó oficialmente a quienes formarán parte de su equipo de campaña; resaltando que son personas capaces, responsables, con talento y experiencia. Jesús Valdés Palazuelos será el Coordinador General de Campaña. Lo apoyaran Cinthia Valenzuela Langarica; Gloria Himelda Félix Niebla, Aarón Irízar López, Jair Flores, y la señora Wendy Ibarra, esposa del candidato. 

La diferencia entre la prostitución política y hacer política de la buena es clara y salta a la vista.

En su mensaje, Jesús Valdés Palazuelos, expresó que el equipo que se está formando, es con gente exitosa, experiencia, que sabe hacer campaña y sabe cómo sí ganar elecciones. Preciso que cada uno de los que ahí reunidos, tenían que ser Mario Zamora, en dónde estén, en dónde se pueda, no sólo con sus familias, con sus amigos, en sus equipos, sino, también desplazándose en todo el estado con estrategias y propuestas claras, pero, sobre todo, con un buen plan de acción.

Morena y sus aliados están condenados a perder. PRI, PAN y PRD están destinados a ganar.

Sector energético pierde 560 mil millones en 2020

AMLO se enreda y escupe al cielo

Da López y su 4T una puerta de salida a Cabeza de Vaca

Recuperación otro cuento obradorista: Cunde desempleo y fuga de divisas

 

 

 

2 comentarios en «Morena es un gigante con pies de barro,»

Los comentarios están cerrados.