El rescate de la soberanía energética basado en Pemex y CFE, hundirá la economía, pero le dará a López Obrador otra arma para manipular al país.

Martes 2 de marzo de 2021 /Efraín Kleriga/MXPress. – En enero de 2021 los ingresos presupuestarios del Sector Público, muestran que Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos no pueden ser locomotora de crecimiento alguno, sino por contrario, son un lastre para el desarrollo.

La intención del presidente Andrés Manuel López Obrador de apuntalar al duopolio estatal de la energía, solamente sirven en el contexto político de instituir una dictadura estatista, estilo bolivariano, en el que la energía sea uno de los instrumentos de dominación de la economía, las empresas y las personas.

El falso discurso con verdades a medias  para hacer creer que la afectación que los apagones derivan solamente de los altos precios del gas y el corte del gas, se debe solamente a las empresas que lo venden y no a la baja productividad de la CFE, las vetustas plantas y a que el Gobierno Mexicano no pagó para 2021 las coberturas que resarcían a México de las crecientes en los precios, muestran que López no tiene la intención de pactar.

energiaproducidcfe.jpg

El presidente sonriente que le ronroneó a Joe Biden: «Ahora puedo decir que es maravilloso para México estar cerca de Dios y no tan lejos de los Estados Unidos», es en realidad un político taimado que busca suavizar el discurso mientras acumula poder.

Un día después de la reunión con Biden, López da por hecho su reforma eléctrica y dice: “ahora con la reforma eléctrica vamos a poder sentarnos con las empresas y, a ver, pongámonos de acuerdo, esto es lo justo ¿Por qué te voy a pagar más por la energía eléctrica de lo que se paga en otros países del mundo?”.

La realidad es que CFE es el productor caro y los independientes los baratos, y su ejemplo para decir que se puede pactar con los productores privados de electricidad, con la pésima revisión del contrato por el uso de gaseoductos, en el que el país sale pagando más, no parece seria.

El duopolio estatal es improductivo, está lleno de fallas, tiene grandes pasivos laborales y por bonos y otros créditos, pero además no producen.

En enero de 2021, antes de los apagones, los ingresos presupuestarios muestra que la economía no marcha, se observa una caída del (-)12.0 por ciento en el total de ingresos presupuestarios, respecto al de enero de 2020, pero los  de Pemex reportan un (-)16 por ciento y los de la CFE (-)11 por ciento.

El reporte de la caída en el impuesto sobre la renta (ISR) y en el impuesto al valor agregado (IVA) son anteriores a que se reflejen las pérdidas de los causantes físicos y morales en las declaraciones anuales en marzo y abril, por lo que estos impuesto van a reflejar una caída muy superior a los pronosticado por la Secretaría de Hacienda.

Comparando los datos descontada la inflación, de enero de  2018 con enero de 2021, los ingresos fiscales de Pemex han caído a menos de la cuarta parte (77.1 por ciento) y los de la CFE casi 10 por ciento, lo que claramente muestra que lejos de estarse rescatando el duopolio estatal de la energía hunde las finanzas públicas.

ingrepresupuestabla

En enero del 2020 supuestamente no había crisis y en enero de 2021 supuestamente no hay caída del crecimiento, al menos según los señalamientos del  presidente López, del pasado 4 de febrero de que la recaudación mostraba recuperación.

López. intenta con su Ley del Servicio Eléctrico, y luego de haber suspendido las Rondas de Pemex para asociaciones con empresas privadas, que un monopolio de la energía le permita manipular la economía del país la cual va ya en caída libre.

Es difícil saber en qué apoya el banco de México su pronóstico de crecimiento al alza desde  3.3 por ciento a 4.8 por ciento para 2021, y de 3.3 por ciento para 2022, pero quizá consideran que la inversión privada aumentará y la pandemia desaparecerá al mismo tiempos que  en Estados Unidos.,

En el primer bimestre del año, las dos empresas del duopolio estatal de la energía mostraron un déficit de poco más de 109 mil 404 millones de pesos, más de dos veces el déficit programado.

pemex producción.jpg
La producción de crudo a la baja es la más clara muestra de que  no hay ni rescate de la soberanía energética ni la intención de que Pemex genere valor.

Pemex y la Comisión Federal de Electricidad son empresas ineficientes que están técnicamente quebradas, pues su pasivos son más grandes que los activos, entre ambas empresas registraron un déficit en su balance financiero por más de 109 mil 404 millones de pesos, dos veces lo programado, debido a los apagones, pero también a la baja productividad.

A la petrolera estatal el capital que le urge dinero para pagar vencimientos de 12 mil millones de dólares en 2021, el apoyo solamente podrá venir de nuevas aportaciones desde el presupuesto federal, más descuentos fiscales  o de colocaciones de bonos que paguen intereses de más del seis por ciento anual real.

Y los actos son reveladores: Para evitarse malas noticias, Petróleos Mexicanos, dirigida por un agrónomo sin  experiencia en el mundo del petróleo, canceló el servicio de Fitch Ratings, la calificadora de riesgo que calificó los bonos de deuda que emita la paraestatal como inversiones altamente riesgosas o basura. Eso habla de que no can en buscar de la realidad sino de su proyecto político.

 

 

2 comentarios en «AMLO no rescata Pemex y CFE, las hunde»

Los comentarios están cerrados.