El duopolio Pemex y CFE son barriles sin fondo pero el peligro son las bocas de la 4T y Morena, que ensordecen y muerden el futuro

Viernes 5 de marzo de 2021 /Efraín Kleriga/MXPress. –Por dos años Andrés Manuel López Obrador anduvo con rueditas en la bicicleta, estás eran fondos, fideicomisos y otros ahorros por más de un billón de pesos que le permitieron tapar el déficit del balance presupuestal dos años seguidos.

También eran rueditas que el paisanaje le creyera que no podía acabar con la delincuencia en dos años, aunque como candidato se mofaba que sería inmediato, que con su advenimiento los narcotraficantes cambiarían por tractores sus SUVs blindadas.

También que el sistema público de salud no funcionaba porque se le habían entregado desecho y éste, junto con el sistema educativo le dieron casi un año de vacaciones por la pandemia.

Ya en el tercer año de su gobierno, López Obrador no ha cumplido ninguna, ni una sola, de sus principales promesas de mejoría. Pésimo administrador que inventa números, nada celebrable ha logrado en términos de inclusión, prosperidad, paz pública, rendición de cuentas, transparencia.

Sus grandes obras han sido  tirar a machetazos, junto con su turba legislativa, las reformas Energética, Educativa, el Seguro Popular, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y encabezar la embestida, junto con su marabunta, contra los organismos que ponen límites al poder u obligan a la rendición de cuentas.

También lo ha sido empoderar como nunca al Ejército, en un México más militarizado que en los años 30 y reformas las leyes para poder acusar de delitos graves a casi cualquier persona, convirtiendo a la Unidad de Inteligencia de Hacienda, en la KGB de la Cuatrote.

La economía de México, la inversión en el riesgo empresarial, la creación de buenos empleos, la mejora regulatoria, la salud pública, la democracia, todo va ya en una espiral descendente al rebosadero que anhela su rencor a todo lo bueno y positivo.

El presidente tabasqueño no había completado los 60 días de gobierno cuando dio el primer golpe contra las instituciones: Le pidió la renuncia al director del Instituto Mexicano del Petróleo, Ernesto Ríos Patrón, por haber emitido un dictamen técnicamente impecable.

El dictamen señalaba que su obra acariciada desde niño, construir una refinería entre las marismas y los manglares de El Paraíso, era inservible, íes además de ser carísima el sitio era inviable, y la sociedad del conocimiento avanza rápido a un mundo sin petróleo.

“Tras entregar el estudio sobre viabilidad de la refinería, el director de la institución fue relevado de su cargo”, publicó Reforma, el  grupo informativo y editorial, por el que el pequeño beisbolista macuspano llegaría sentir más tanto odio como ha sido capaz de expresar.

Los razonamientos, los estudios técnicos rigurosos, las críticas centradas y equilibradas, solamente hacen que el abuelito sonriente se convierta en una roedor rabioso.

Como alimaña hambrienta, López hace uso de cualquier coyuntura para anular o al menos infamar y debilitar a todas las instituciones de control que pueden frenar su paso para imponer un Soviet Supremo.

También lanza o hordas de bots y espontáneos que en el mejor estilo priista de los 70, pero con redes digitales, lanzan lodo por la nube, vehículo fruto de la modernidad y la inteligencia creativa, conceptos que no entiende el macuspano.

La técnica de despertar el odio entre grupos de la población, es la técnica más vieja  para dividir e imponer un estado totalitario que sirva a un dictador, quien necesita de fuerzas armadas y policías feroces.

Antes de llegar a la mitad de su gobierno, cuando en otros sexenios los presidentes lograban aún conquistar cariños, ya hay millones de mexicanos dispuestos a quitarse la zozobra con su sufragio este 1 de junio, ese será el momento para que el sátrapa se quite la máscara.

lomasreciente

Inician campañas a gobernador en Nuevo León

SARS-CoV-2, caída económica y aeropuerto marcan agenda de AMLO

Permiso para robar es la Reforma Eléctica

2 comentarios en «Más de Dos Bocas hambrientas devoran al país»

Los comentarios están cerrados.