La vacuna contra Covid-19 mexicana retomó tecnología  desarrollada por científicos en el extranjero

La actual pandemia, en nuestro país, que hasta hoy ha dejado, según datos oficiales, 217,168 personas fallecidas. México ocupa el cuarto lugar mundial en defunciones. Se han reportado hasta el momento dos millones 347 mil 780 contagios. 

Autora
Dra. María del Carmen Portillo

Es imperante la necesidad de frenar la enfermedad que ha parecido incontrolable  los últimos 13 meses. Finalmente, en diciembre de 2020, llegaron las primeras vacunas a nuestro país y comenzamos a vislumbrar una esperanza, aunque ya es mayo y no se han cubierto las necesidades de vacunación del grueso de la población mexicana. Para lograr esto, es necesario contar con una vacuna de tecnología mexicana, así podremos combatir enfermedades infecciosas emergentes, en más corto tiempo, puesto que se prevé que este virus siga haciendo de las suyas y tal vez se vengan más padecimientos de este tipo.

Realmente, la distribución de las vacunas es compleja.  Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en  2019 la población mundial se cuantificaba en 7,700 millones de personas, de estos 49.5 somos mujeres y el 50.5, son hombres. La ONU se califica como la fuente más confiable en este tipo de datos.

Imaginen, en alrededor de un año, crear una vacuna contra un virus emergente, desconocido en su totalidad, que trae efectos de letalidad y catastróficos a un cuerpo humano, además está contagiando a todos alrededor del planeta Tierra.

Y si, en corto tiempo se investigó la estructura genética del virus, grupos de científicos comenzaron a trabajar para lograr la vacuna, a 17 meses del avistamiento del virus tenemos un gran avance, logrado con la cooperación internacional de científicos y gobiernos, además de colaboración multidisciplinar al servicio de la salud, que han creído en la tecnología y han aportado su conocimiento por el bien de la humanidad.

Sumemos a esto que la estrepitosa cantidad de dosis necesarias para contener el covid-19, supera la capacidad de cualquier fabricante o nación.

Ahora bien, en México, se cuenta con el apoyo para crear una vacuna, la directora del Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) María Elena Álvarez-Buylla Roces, informó recientemente que está apoyando diversos propósitos para el desarrollo de vacunas nacionales, aseveró que: “Esta proeza no sólo implica un gran ahorro, sino que permite recuperar la soberanía e independencia de México”.

Se ha anunciado la vacuna Patria, se dice que lleva un progreso de cerca de 60%, se aseveró que: “si todo sale como esperamos, tendríamos a final de este año una vacuna mexicana”. Aunque, corrigió el MVZ Bernardo Lozano Dubernard, quien es el Director General de Laboratorios Avimex, el laboratorio encargado de los procesos científicos en México, dijo que en realidad  se retomó tecnología que ya había sido desarrollada por científicos en el extranjero, la realidad, es que se retomó tecnología que ya había sido desarrollada por científicos en el extranjero,

Lo cierto es que, somos afortunados de contar con los científicos y la ciencia a favor de la humanidad, en esto no se discrimina a nadie, de cualquier país, religión, color, nivel social, gustos, etc, somos de la misma especie, nosotros como unidad para salvaguardar nuestra existencia con bien común de los que estamos ahora y los que están por venir.

Hasta nuestro siguiente momento de con-ciencia.

Si tienes dudas o preguntas, puedes escribir a dracarmen.cienciahoy@gmail.com

Otros artículos de la Dra. Portillo:

ADN, el código de la vida

CanSino Biologic Inc, la vacuna del los maestros

Parkinson, discapacidad con impacto emocional

Sólo 1.84 millones tiene en México vacunación completa

 

https://campoyturismo.com/

 

Padrón biométrico, un daño irreversible

Un comentario en «La vacuna mexicana que nació en el extranjero»

Los comentarios están cerrados.