López no ha calculado la fuerza política de las grandes petroleras y sus inversionistas, que han impulsado guerras e invasiones y han doblado económicamente a naciones.

Jueves 6 de mayo de 2021 /Efraín Kleriga/MXPress. –Mientras Rocío Nahle, la secretaria de Energía menos preparada de que se tenga memoria, defiende la construcción de una refinería destinada a convertirse en elefante blanco, los petroleros de Estados Unidos impulsan una protesta que culminará en sanciones si precedente para México.

Si se negaran a vender gas, gasolina o productos derivados del petróleo a México, podrían paralizar la economía mexicana como sucedió con el incidente con el gas natural debido a las heladas en febrero pasado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador que tan bien ha calculado usar dinero del presupuestos para apuntalar al bloque de dictadores fascistas del llamado Socialismo del Siglo XXI y convertirse en la figura de los, parece no haber entendido la fuerza política y económica de las grandes petroleras a las que ha golpeado con sus cambios inconstitucionales a la ley.

“El TMEC se negoció para fortalecer la asociación comercial entre los EUA, México y Canadá mediante la creación de un entorno positivo para el comercio, la inversión y las operaciones para todas las partes involucradas, brindando inmensos beneficios a los consumidores de energía en los Estados Unidos y México”, subraya el principal grupo de presión o lobby petrolero estadounidense en una carta a Joe Biden.

El bloque urgió al presidente de Estados Unidos a exigir por vía diplomática al presidente López, respetar los acuerdos para las inversiones foráneas en energía en México, porque los cambios unilaterales a la ley, socavan  la confianza de los inversores y violan el Tratado Comercial entre Estados Unidos, México y Canadá.

— Las leyes de AMLO en caso de que logren zanjar los amparos, harán corto circuito y empobrecerán, aún más, al país—

“Hemos visto esfuerzos continuos por parte de la administración del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para socavar ese acuerdo y discriminar a los inversionistas estadounidenses en violación de los compromisos asumidos por México tanto en el TLCAN como en la Uscma”.

El bloque representado por Instituto Americano del Petróleo (API) denunció la parcialidad legal y la intención de crear un monopolio estatal de energía de las recientes reformas a la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Hidrocarburos, “para cambiar las reglas del mercado a favor de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y en contra de las empresas privadas”, señala la petición firmada por Mike Sommers, líder de los petroleros de EUA

«El denominador común de ambas leyes es obstaculizar la nueva inversión privada en el sector energético, así como destruir el valor de los activos privados que ya están operando en violación de los compromisos de México» bajo el nuevo Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (Uscma, siglas en inglés), señala la API.

“Lo alentamos a que continúe interactuando diplomáticamente con el presidente López Obrador (…) Además, le pedimos que incluya estas infracciones como un tema principal de discusión para la próxima reunión de la Comisión de Libre Comercio que acordaron el Embajador Tai y la Secretaria de Economía de México Tatiana Clouthier cuando hablaron en marzo”.

López Obrador no ha calculado que un boicot de estas grandes empresas paralizaría económicamente a México y lo dejaría a oscuras, tanto tiempo como quisieran. O tal vez es lo que busca para poder dar un autogolpe y desaparecer al Poder Judicial y los gobiernos estatales.

UNA REFINERÍA SIN DESTINO

Aunque Rocío Nahle, la misma que llegó al cargo como recaudadora de dinero sucio al igual que Pío López Obrador, salió a defender a la refinería Dos Bocas, la cual dijo costaría solamente ocho mil millones de dólares y estaría lista en 2020, técnicos y expertos en construir refinerías, los que sí saben del asunto, pues, señalan que costará el doble y estaría lista en 2025.

Dos Bocas no será la refinería más avanzada del mundo ni la que genere mayor valor; tampoco será la más grande, pero si se llegara a terminar algún día, cuestión que se duda, será la más cara y menos rentable, de hecho, las estimaciones son de que nunca recuperará la inversión.

En Enero de 2019, antes de ser el primer funcionario forzado a renunciar, el director general del Instituto Mexicano del Petróleo, Ernesto Ríos Patrón, subrayó que Dos Bocas,  además del ecocidio ya cometido, resultaría en un inmenso quebranto para las finanzas públicas y nunca recuperaría la inversión, costaría 12 mil millones de dólares y tardaría cinco años en realizarse.

BNAmericas, una empresa dedicada a analizar grandes proyectos de infraestructura, dijo  Dos Bocas, volvió a sobrepasar las estimaciones presupuestarias en cerca de mil  millones de dólares, lo que suman mil 900 millones de dólares  adicionales al costo original del proyecto que ahora se estima en 9,900 millones de dólares.

Todas las estimaciones señalan que la refinería no será terminada antes de 2025, año en el que se estima comience a caer la demanda mundial por petróleo y cuando los países desarrollados tengan entre el 30 por ciento y el 50 por ciento se su parque vehicular impulsado por energía limpia.

Es tu derecho

https://campoyturismo.com/