El aumento a básicos ya esfumó el incremento al mínimo

 

El combustible que más impacta el salario de los trabajadores que gana menos de dos salarios mínimos,  es el gas licuado de petroleo o gas LP, aún así se le carga 16 por ciento de IVA o impuesto al valor agregado respecto al precio final y 18 centavos por kilo por concepto de impuesto a los combustibles fósiles, y  los trabajadores no tienen forma de trasladar el IVA pagado ni deducir los impuestos.

El incremento actual del 22.6% ya supera por un 50 por ciento al incremento que tuvo el salario mínimo en enero pasado.

A la fecha, el índice de precios de la canasta de consumo mínimo, ya acumula a la primera quincena de mayo un
incremento anual de 7.08 por ciento.

 

 

https://campoyturismo.com/

 

El día que decidí salir a votar