Ir a la barra de herramientas

Logra 4T agandallar órganos reguladores de energía

Con la renuncia del director ejecutivo de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, la Cuarta Transformación maneja ahora desde Palacio Nacional a los tres órganos reguladores del sector energético, los cuales dejaron de ser autónomos y ahora obedecen al Presidente.

29 de agosto de 2019/Efraín Klériga/MXpress. -Dos semanas después de que la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) expidió una autorización «condicionada para el Proyecto de Construcción de la Refinería Dos Bocas», el director ejecutivo, Luis Vera, fue presionado para que renunciara a su cargo. Según Forbes, el anuncio se harta oficial hasta mañana 30 de agosto

Trascendió que aunque este jueves 29 de agosto, se dijo que Vera presentó su renuncia voluntaria, y también que el ahora exfuncionario tuvo que soportar dos semanas de presiones y amenazas de la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, en caso de que siguiera la frente de la ASEA, debido a que se negó a darle carta blanca al proyecto de Dos Bocas cuya autorización fue condicionada al respeto de los manglares y cuerpos de agua.

Con Vera, el presidente Andrés López Obrador ha logrado quitar ya a los tres los directores de los órganos reguladores de energía, la ASEA, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión reguladora de Energía (CRE) organismos, que no aplaudieron la construcción de Dos Bocas y cuestionaronla estrategia energética de la Cuarta Transformación de regresar a los hidrocarburos y abandonar los proyectos de energía limpia.

La “autorización condicionada” que otorgó la ASEA el pasado 12 de agosto para la construcción de Dos Bocas, prohibía “interrumpir o desviar cualquier cauce o flujo de escurrimientos (temporales o permanentes), drenes, arroyos, canales, o cualquier otro tipo de cuerpos de agua”, de la zona de humedales que Petróleos Mexicanos quiere destruir para construir accesos y muelles de la Refinería.

También se prohibió interrumpir o desviar cualquier cauce o flujo de escurrimientos (temporales o permanentes), drenes, arroyos, canales, o cualquier otro tipo de cuerpos de agua; asimismo, deberá mantenerse a salvo la integridad del flujo hidrológico de la zona remanente del manglar que se localiza en las orillas del río Seco.

“Por lo que no podrá realizar ningún relleno, dejar bordos, ni construcción de infraestructura que pueda alterar o perturbar el libre flujo de agua o provoque la desecación de algún humedal”, dice el permiso.

Esta situación no se ha cumplido y el pasado 26 de agosto, luego de inspeccionar la zona de Dos Bocas, la ASEA se aprestaba para exigir cambios en el proyecto de construcción cuando el poder presidencial se le vino encima y lo presionaron para emitir su renuncia.

El 14 de noviembre de 2018  el presidente de la CNH,  Juan Carlos Zepeda renunció la presidencia del organismo encargado de regular la exploración y extracción de hidrocarburos en México y  propiciar la inversión y el crecimiento del sector petrolero, luego de que el partido del presidente López, Morena, intentó cambios legales para quitarle autonomía tanto a la CNH y  a la Comisión Reguladora de Energía.

En junio y luego de soportar una ofensiva política y una campaña de desprestigio en su contra y de su familia, encabezada por el mismo presidente López Obrador, renunció Guillermo García Alcocer, a su cargo de presidente de la Comisión Reguladora de Energía.

López no solamente criticó duramente a García Alcocer, sino que le inventó una averiguación por un conflicto de interés que jamás fue probado, hasta que el pasado 3 de junio, presentó su renuncia, luego de que gente cercana al Presidente, pero si capacidad para el cargo, Luis Linares Zapata, Norma Leticia Campos, José Alberto Celestino y Guadalupe Escalante fueron sido nombrados como comisionados, lo que dio a la 4T la mayoría dentro del consejo de la CRE.

A %d blogueros les gusta esto: